domingo, 14 de abril de 2024

FELIX PASCUAL ESCRIBANO (1893-1985). PINTOR PORTUGALUJO




En el libro Portugalete y su gente (1991), se dice que “de todos los pintores nacidos en la Villa es el que mayor consideración ha recibido en los tratados de arte”. Sin embargo no es hasta ahora, en la época de Internet, cuando empezamos a conocer su obra, a través de exposiciones, subastas, o páginas de arte.
La revista gráfica La esfera del 19/6/1920, enviada por Daniel Docampo, recoge su cuadro La verbena de San Antonio, propiedad del Círculo de Bellas Artes de Madrid, encabezando un artículo dedicado a los Artistas jóvenes.
Félix Pascual, se dice, ha marchado hace pocas semanas a la República Argentina con sus lienzos, sus cartones y sus dibujos. Félix es vasco. Nació en Portugalete y su firma empieza a asomarse en las Exposiciones bilbainas hace ocho o nueve años. En 1913, cuando él tenía 20 años, se presenta a una oposición para una beca de la Diputación consistente en pintar un lienzo sobre un tema estipulado. Concurrieron además de Pascual, tres afamados pintores, Nieto, bien conocido, Ramón de Zubiaurre, con el aval de las medallas conseguidas en varias exposiciones españolas y extranjeras, y el prestigio que da la adquisición de obras por los museos de diferentes países; y el célebre caricaturista vasco José Arrue, cuyo ingenio y humorismo alcanzaba ya muy justa fama. La Diputación premió la obra de Félix Pascual titulada Un bautizo en una aldea.
Con esta beca recorre Italia y Francia, se adentra en Florencia y París en aquellas horas de triunfo de Marinetti y los Picasso… es la época de su bohemia por estudios y museos, por mesones y bulevares… Regresa a España … Ya destacado, ya con derecho a la estimación de la crítica y el público, expone retratos normales, paisajes de una emocionada sensibilidad y momentos de la vida cotidiana…
Sobre estas líneas hemos recogido algunos de sus cuadros. Arriba junto a una foto suya de juventud, el citado cuadro de La verbena de San Nicolás, y debajo Feria de pueblo en Galicia y Joven señorita con paisaje.
En el segundo grupo con una foto de El Imparcial del 27 de noviembre de 1929 en la inauguración de una Exposición (está con bigote), algunos otros de sus cuadros: un desnudo de 1930, Mujer estudio, cinco cuadros de temas marinos: En Algorta, Astilleros de ribera, Puerto de Bermeo y Pescadores.
Esperamos recibir más información para presentarla con estos cuadros en un próximo número de Cuadernos Portugalujos, al igual que hicimos con otro pintor portugalujo: Higinio Polo.

Publicado el 25 de noviembre del 2010

sábado, 13 de abril de 2024

EL MERCADO DE LAS ALDEANAS EN EL SIGLO XIX



Entre el material facilitado por nuestro colaborador Dani Docampo existe una serie de cuadros de importantes pintores, algunos de Regoyos ya adelantamos la semana pasada, de los cuales recogemos hoy este cuadro del que nos dice lo siguiente:

En La Ilustración Española y Americana, del 30 de Diciembre de 1898 Nº. XLVIII. Pág. 376, encontramos un cuadro del estupendo pintor cordobés Tomás Muñoz Lucena (1860-1943) titulado Un mercado en Vizcaya.

En el Inventario de la Colección de dibujos originales para "La Ilustración Española y Americana" de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Mª del Carmen Utande Ramiro, se matiza que en el reverso pone "Bilbao-Un mercado en Portugalete"; Así viene señalado: Cacharrería y otros puestos en el mercado, al aire libre. Al agua. 0,31 x 0,46. Firmado: «T. Muñoz Lucena». Reverso a lápiz rojo: «30 Diciembre 98/ 1899 (tachado).


En la citada revista se aludía a él en estos términos: "En las pintorescas costumbres populares del país vascongado, sintió el asunto Muñoz Lucena para el agradable dibujo cuya copia publicamos. Quien haya visto en aquella comarca la playa de una aldea el día de mercado, recordará seguramente la escena ante el dibujo, que con tanta verdad reproduce los tipos, los trajes y los detalles todos del cuadro".


Tomás Muñoz Lucena se distinguió por el colorido de sus composiciones. Fue discípulo de Federico Madrazo. Trabajó como profesor de dibujo y como ilustrador de Blanco y Negro.

Publicado el 28 de diciembre 2011

viernes, 12 de abril de 2024

LOS CAMINILLOS DE BAJADA AL MUELLE VIEJO HACE 80 AÑOS

 


De las fotos de Gerardo López de Guereñu sacadas en torno a 1943, ofrecemos hoy dos detalles que nos recuerdan el caminillo que desde la torre de Salazar descendía hasta el Muelle Viejo, saliendo al mismo, junto al edificio del Siglo XX y que las generaciones actuales no han llegado a conocer.

Hay que recordar que la casa junto al Siglo XX estaba derribada para levantar una nueva tras los destrozos ocasionados en toda la hilera durante los años anteriores de la guerra, con lo que dejaban ver mejor toda la bajada.

En la iglesia todavía se conservaba el trozo trasero del pórtico que se había hundido en 1942 y que se quitaría totalmente en 1944.

UN DIA PARA EL RECUERDO




 

miércoles, 10 de abril de 2024

LA GABARRA EN PORTUGALETE

 


Ante la llegada de la “gabarra” Athletic por la Ría camino de Bilbao, traemos hoy la fotografía que Andoni  nos ofreció en su día cuando ésta, todavía en activo y sin jubilar,7 estaba en el dique portugalujo.

Recordemos que “la gabarra”, que nació en los Astilleros Celaya en Erandio allá por los años 60,  no es una gabarra de las que se usaban en la ría para el trasporte de mineral, sino una pontona de esas que arrastrada siempre por un remolcador, porque no tienen motor ni gobierno, se utilizaban como puentes provisionales o para llevar grúas. 

Y esa fue su vida laboral hasta que en 1983 cambió totalmente de la mano del futbol y del Athletic en su horas altas. Lo de pontona no sonaba bien así que recordando la vieja canción de que por el rio Nervión bajaba una gabarra con 11 jugadores del Club Atxuritarra… se le cambió a gabarra y así la seguiremos llamando cada vez que pase bajo el Puente Colgante, que esperemos que no espere otros 40 años.

Al margen de que su forma sea de pontona o de gabarra, es como para la gente que hoy va a llenar las orillas de la Ría, una forma de sentir o de soñar y ser feliz durante unos días, que no se repiten tan a menudo a lo largo del año. 

Con este espíritu festivo añadimos la segunda imagen recordando a un infatigable seguidor del Athletic como fue Don Celes, y el recorrido definitivo de la gabarra que ante la petición de la extensa red de Peñas rojiblancas abarcará todo el extrarradio de Bilbao.

 


GIGANTES Y CABEZUDOS HACIA 1940

 


Foto de los gigantes y cabezudos por la calle General Castaños, en la esquina de bajada a la calle Nueva en los años posteriores a 1940. Según nos observa Jose Luis Garaizabal, experto en el tema, se aprecia que la sardinera lleva colgadas unas alpargatas atadas a la cintura, mientras la aldeana no lleva ya el copo de lana.

Los cabezudos usaban las vejigas reglamentarias, mientras los chavales iban con pantalones cortos y las chicas con faldas.

En la fachada de la tienda en esquina estaba situada la señal hacia Las Arenas y en el portal de la derecha el rotulo de TELEGRAFOS.

martes, 9 de abril de 2024

150 AÑOS DEL SITIO CARLISTA. LOS MESES DE 1874 EN PODER CARLISTA

 


Seguimos recordamos los 150 años del sitio carlista a la Villa, recurriendo al Diario de los sucesos de Portugalete. Sitio y bombardeo desde julio de 1873 hasta mayo de 1874, de Marcos Escorihuela, y a la entrada de Aurelio Gutiérrez en su blog LA VIDA PASA con los muertos que figuran en los registros de difuntos de la iglesia.

Nos centramos hoy en los meses que la Villa estuvo en manos carlista desde su rendición el 21 de enero hasta su liberación el 2 de mayo.

El día 14 de marzo de 1874 nos dice que el numero de enfermos es tan considerable que la Asociación titulada La Caridad, ha habilitado un gran hospital tomando para ello toda la casa de la Sra. Viuda de Epalza, las ultimas cinco casas que constituyen una manzana del Muelle Nuevo y la casa de Moronati, habilitándolas con las camas y utensilios de los hallados en la gran fonda de los Srs. Aguirre situada en Las Arenas.

El día 17 vuelve Carlos VII a la Villa y visitó uno por uno a todos los enfermos sin excluir las salas de tifoideos y de variolosos: dirigió la palabra a cada uno de por sí, dejando al despedirse 2400 reales, para que fueran repartidos entre los asilados.

En los registros de difuntos en estos meses todos son soldados muertos en el hospital militar y enterrados en el camposanto de la Villa:

El 1 de enero. Manuel Manterola, soltero, natural de Fuenterrabía, voluntario del ejército de D. Carlos, de la sexta Compañía del batallón S. José octavo de Guipúzcoa, falleció a causa de una fiebre tifoidea.

3 de marzo. Juan José Idoyaga, natural de Ermua, soldado voluntario del Batallón Guernica del ejército de D. Carlos, falleció a causa de una viruela.

5 de marzo. Benito Sugasti, natural de Barambio, soldado voluntario del Batallón Guernica del ejército de D. Carlos, falleció a causa de una gastroenteritis.

Como excepción encontramos que el 25 de marzo falleció Melchor Palacios Zubiaga, médico cirujano de Portugalete, natural de Espinosa de los Monteros, hijo de Rosendo y de María natural de Valmaseda, que falleció de disentería a los 50 años.