martes, 7 de julio de 2020

RICARDO ADÁN GARRIDO, (1901-1970) PRACTICANTE, enportugalete.com


La última ficha del periódico enportugalete.com, nos trae este mes la figura de este practicante muy conocido y querido en la Villa.
     Nacido en Azeta, donde uno de sus hermanos Cándido sería alcalde de barrio durante la República, se quedó huérfano muy joven siendo recogido en el Hospital Asilo de San Juan Bautista convirtiéndose la superiora Mª Aurora, en su verdadera madre, y viviendo en dicho lugar toda su vida.
    Tras realizar sus estudios primarios en la escuela de Ruperto Medina le enviaron por recomendación del Dr. Zaldúa, del que sería su ayudante, a estudiar a Valladolid donde permaneció durante tres años regresando en 1927 con el título oficial de Practicante en Medicina, Cirugía y Partos. Se convirtió así en el primer practicante titulado que tuvo la Villa.
    Trabajó en 1935, con el doctor Zaldúa, en el servicio médico de la Mutualidad Solidaridad de Trabajadores Vascos. Hizo la guerra en el bando nacional, al contrario que sus hermanos Cándido y Ruperto que tras pasar por campos de concentración murieron de tuberculosis al ser liberados, y al finalizar la misma fue readmitido como practicante junto a Florentino Grijalba.
    Murió tras haber ejercido durante 42 años con una dedicación de las 24 horas diarias durante los siete días de la semana, al igual que los sanitarios antiguos y que le granjeó el reconocimiento de la totalidad del vecindario. En el Hospital Asilo del que era Patrono atendía gratuitamente en las visitas diarias que realizaban los doctores Gurruchaga y Zaldúa.
    Florentino Grijalba por su parte había nacido en Laguardia en 1891, estableciéndose en la Villa como barbero y tras ejercer como ayudante sanitario de la mano del médico municipal Joaquín Nogales, este le reconoció el titulo de practicante. Murió en 1.977 siete años después que Adán y en 1976 una calle se rotuló con el nombre de Practicantes Adán y Grijalba.


 


lunes, 6 de julio de 2020

LA OBRA DE TELLAETXE DURANTE EL CONFINAMIENTO


Los artistas no han estado inactivos durante los días del confinamiento forzado, como es el caso de Joseba Tellaetxe.
Ocho de sus obras las ha puesto a nuestra disposición por lo que queremos agradecérselo públicamente.
Mostramos cuatro de ellas. Las dos superiores que han venido acompañándonos a nuestro destino veraniego de Bakio, las recogemos arriba y las inferiores recordando a nuestros palangreros se las trasladaremos al Ayuntamiento al que ya en su día le donó la escultura que está en la entrada de RIALIA.




viernes, 3 de julio de 2020

REPELEGA, todo esto eran campas. HISTORIA DE UN BARRIO CON IDENTIDAD PROPIA.

La bibliografía portugaluja, se vuelve a enriquecer con otra publicación dedicada, en este caso, al barrio de REPELEGA, cuyo título lo dice todo. 
Primero fue el libro de la calle SANTA MARÍA, ahora es REPELEGA, Pedro Llinares anda tras el del OJILLO, lo mismo que Iñaki Solaetxe pensaba en el “del candil” de LA FLORIDA, y es que la suma de la historia de todas sus calles, de todos sus barrios y de su gente, es la verdadera historia completa de esta VILLA JARRILLERA.

En el caso que ahora tenemos en la mano, se trata de un libro de bonita presentación, de casi 300 páginas profusamente ilustrado, donde se repasa la historia del barrio y su trasformación desde el momento en que sintiéndose extraños en el concejo marinero pasaron a ser colonos en la Villa, transformándose luego de barrio rural en zona industrial y posteriormente en pulmón comercial.
Capítulos aparte merecen las escuelas de Rivas, la iglesia de San Cristóbal y las romerías en su entorno, así como el dedicado al grupo de danzas Ikusgarri, o el titulado Repélega Rock City.
Publicado por la Comisión de Fiestas de Repélega, estamos convencidos de que no tendrá dificultades en su venta y pronto se agotará dado que recoge muy bien los recuerdos y vivencias de una parte importante de la gente del barrio.


jueves, 2 de julio de 2020

FOTO DE LA GUIA 2020 DE ANDONI MASEDA


LA VIRGEN DE LA GUÍA AL DICCIONARIO BIOGRÁFICO PORTUGALUJO

Tras la fiesta de ayer con mascarilla que disfrutamos con toda “normalidad” por la mañana, quedándonos por la tarde en casa pues ni el tiempo acompañaba, se nos ocurrió que esta advocación religiosa bien podía adquirir la condición de personaje portugalujo con derecho a ser incluido en el Diccionario Biográfico Portugalujo, que va camino de contar con 300 fichas. 

Su contenido que puede ir mejorándose hasta el día de su publicación en un libro de la Colección El

Mareómetro, es el siguiente:

Virgen de la Guía 
Siglo XVII 
Patrona de la gente de mar 

Dentro de esta recopilación de personajes portugalujos, no podía faltar esta advocación mariana de tanto arraigo en la Villa y cuya festividad se celebra el día 1 de julio.
Se desconoce la fecha en que llegó y cómo lo hizo. Lo cierto es que nuestros antepasados ya desde el siglo XVI ponían su nombre a muchas de sus embarcaciones y la entronizaron en la desaparecida ermita del Cristo de los Hoyos en la muga con Santurtzi.
A finales del siglo XIX, con diversas hipótesis al respecto, su imagen de madera aparece en la Villa, y es colocada en la calle Coscojales en la vieja casa junto al lavadero frente al cantón de Salcedo y al desaparecer para construir el edificio del Mercado a este se le dotó de una hornacina con la misma. Una vecina de la calle, Generosa Ortiz y Sarachaga (n.1858) fue la encargada durante años de cuidarla, incluso durante los años de la república en que el consistorio eliminó de las calles las referencias religiosas.
Tras la guerra con la destrucción del edificio se construyó el nuevo Mercado y en 1940 se restableció la pequeña imagen de madera de 42 centímetros de altura a su ubicación actual.
Patrona de la gente de mar, no solo fueron barcos dedicados al comercio, o a la pesca los que llevaron su nombre sino desde 1925 diversas traineras de regatas.
Su fiesta en la calle Coscojales, pasó a ser organizada por el grupo Berriztasuna al crearse en 1970 y en 1978 la Cofradía de Mareantes de San Nicolás la nombran también como patrona y empieza la costumbre de hacer una bajadilla al son del txistu hasta la hornacina donde entonar su popular canción.
Finalmente en 1998 el Berriztasuna incluye en sus actos festivos la procesión marítima de la imagen por la Ría que pronto tuvo gran repercusión.

 

 


martes, 30 de junio de 2020

EL GRAN PREMIO NERVIÓN EN 1968


Esta foto de una tarjeta postal corresponde a la tercera edición del Gran Premio Nervión que como ya dijimos en este mismo blog tanta importancia tuvo en el resurgir de nuestras regatas.

En ella participó por primera vez la tripulación jarrillera, formada por los mismos componentes que había bogado en La Concha, con Felipe Arlucea de patrón, Avelino Larrea, José Luis Gonzalez (Txeli), Javier Darquistade (Petache), Miguel Tobar, Alfredo Cobos, Iñaki Axpe y Pablo de Val (Proel), Juan Llanos, Lejarreta, Román Murga, Txomin Hermosilla, Echaniz y Javier Antuñano (Pastelitos).

El resultado de la misma fue, 1º Fuenterrabía, 2º Michelín de Lasarte, 3º Pedreña, 4º Astillero, 5º Kaiku, 6º Portugalete, y 7º Luchana.

A pesar de este resultado, la valoración de la temporada que la directiva del club dirigida por Miguel López del Campo hizo fue muy positiva, pues consolidaba un proyecto con su propio pabellón deportivo que décadas después al ser derribado propiciaría unas instalaciones más modernas municipales al proyectar la Casa del Mar, actualmente RIALIA.

Sobre esta temporada dedicamos tres entradas con el título Echando un vistazo 50 años atrás.