domingo, 5 de abril de 2020

DOMINGOS DE RAMOS, AÑOS 50



Como este año no habrá procesión del Domingo de Ramos en ningún sitio, sirvan estas líneas como recuerdo de las celebraciones de antaño.
El nombre de la celebración proviene del recibimiento que hicieron a Jesús a las puertas de Jerusalén, con ramos de olivo y palmas mientras paseaba a lomos de un burrito. Esta cabalgadura dio motivo, para que al menos en Portugalete, se la conociese como “La procesión del borriquillo”. Esta celebración marca el comienzo de la Semana Santa.
El Ayuntamiento compraba anualmente las palmas más grandes, con las que desfilaba el Clero y la Corporación, y el resto de los fieles portaban, sobre todo los chavales, unas palmas de menor tamaño. Estas podían ser de primera, o de segunda con un simple lazo.
Los de tercera, portaban ramos de laurel, que normalmente en la época de Semana Santa están en flor. Algún amigo nos ha contado que sus aitas colgaban de las ramas caramelos que solo se podían comer después de la procesión y la misa.
Una vez bendecidos los ramos y palmas al llegar a la Basílica y finalizada la misa, se colocaban atadas en las barandillas de los balcones o de los miradores de los domicilios y allí permanecían todo el año bendiciendo la casa, si no venía algún “turbón” que se lo llevaba volando.
En las fotos superiores vemos la procesión con “cruzados” del Colegio Santa María con sus palmas subiendo hacia la calle Santa María, con otras dos del 11 de abril de 1954 en el Campo de la Iglesia tras terminar la procesión que había salido de las Siervas de María del Ojillo, la primera de mi álbum familiar con mi hermana Bego y yo, con mi madre Serena Flaño.
En la otra, cedida por Maritxu Uría y Begoña Aroma, aparecen Ana Mari Agirre, Mari Ángeles Urioste, Martiñe Arana, Maritxu Uria, Marivi Gutiérrez y abajo, Ricar Pérez, Mª Elena Martínez Larrañaga (con una palma de segunda con un simple lazo), Iñaki Elías (con una palma de primera con sus hojas trenzadas) y Pilu Pérez.
Bajo estas líneas otra fotografía de 1958, de los fondos de El Mareómetro, nos muestra la llegada de la procesión con Ángel Chopitea con su palma al hombro acompañados de los monaguillos, Enrique Etxeandía, y Gurutz Iza, y detrás de éste, su padre “el paragüero” de la calle del Medio y su hermano. Al fondo la corporación presidida por Julián Bayo, con sus palmas tras el abanderado. 
JOSE LUIS GARAIZABAL



sábado, 4 de abril de 2020

LAS AYUDAS POPULARES AL HOSPITAL ASILO Y UNA PETICIÓN ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL



La semana pasada dedicamos una entrada al oficialmente llamado Santo Hospital del Glorioso San Juan Bautista, para los mayores el Asilo portugalujo por antonomasia, y que para los jóvenes voluntarios que colaboran con él es la Resi, como cariñosamente se refieren a nuestra Residencia de San Juan Bautista.
De una manera u otra lo que está claro es el cariño que en Portugalete goza esta Institución, y que pudimos observar cuando al publicar dicha entrada de EL HOSPITAL ASILO Y LA EPIDEMIA vimos, como se puede observar a la derecha del blog donde aparecen las entradas más visitadas, que era la más leída en el último año.
Ha pasado una semana, no se baja la guardia pues nadie está libre del peligro y ayer mismo los bomberos volvieron a desinfectar totalmente las instalaciones, pudiendo constatar que seguimos sin que ningún residente haya tenido síntomas, pensando que de algo habrá servido que se cerrara la entrada antes de que el gobierno lo ordenase.
El personal que atiende todos los servicios de la Residencia y que sigue allí dando la cara con más dedicación si cabe, nos envía su agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas y aprovecha para hacernos una PETICION.
Se trata, como ya están haciendo algunos particulares, de facilitarles medios de protección de los que están escasos como son mascarillas, guantes, etc. Y es que paradójicamente las autoridades sanitarias no les pueden facilitar dado que todavía no se ha producido ningún contagio en esta Residencia y hay que seguir los protocolos.
Esto nos hace echar la vista atrás con las dos fotografías que ofrecemos, cuando en los años 50 del siglo pasado ante las serias dificultades económicas por las que estaba pasando la Institución, la sociedad portugaluja se lanzó a la calle a organizar tómbolas o partidos de fútbol benéficos para recaudar fondos como ayuda.
 Mientras la tómbola benéfica la situaron en la Plaza, las viejas glorias del Club Portugalete llenaron el Campo de San Roque como se ve en la foto inferior con los dos equipos hermanados, procedente del archivo familiar de Martín Aroma y que nos muestra a éste con su peculiar pañuelo en la frente.



viernes, 3 de abril de 2020

NOTICIAS DE PORTUGALETE EN 1892



Karla Llanos nos envía un ejemplar de EL NOTICIERO BILBAINO con noticias de la Villa ante la temporada de verano.
El artículo del 25 de junio, dice que nuestra playa era sitio de reunión de lo más selecto de la villa bilbaína y de “la del Oso y del Madroño”.
Si ya se empezaba a alquilar varias casas del magnífico muelle de Churruca, el ayuntamiento “tampoco se duerme en sus laureles” y había abierto “la nueva calle que da acceso a la parte posterior del citado muelle y que permite  que lleguen los carruajes hasta las puertas de las casas”.
Nos da pues la noticia de que la calle Mª Diaz de Haro, bautizada así en 1878, tras construir las casas de muelle Nuevo, y que se formó en el paraje arenoso que desde antiguo se conocía como “sitio de las Arenas”, se asfaltaría o similar en ese año de 1892.
También nos informa de que la Villa contaba ya “en la calle del General Castaños con un taller de vapor para aserrar madera, obra del inteligente industrial D. Hermenegildo Landáburu y otro taller con los adelantos modernos de herrería, propiedad de D. Manuel Alcalde, cuyos talleres pueden en su clase competir con lo primeros de España”.
La siguiente noticia se refería a la próxima inauguración el 20 de julio de la nueva plaza de toros, sita en Vista Alegre, que la estaba realizando el contratista D. Antonio Abad para sus propietarios los señores Manteca y sobrino.
Finaliza con otra noticia que completaría que “Portugalete será este verano el punto de cita de lo mas selecto y elegante de nuestra península” como era que el ferrocarril desde Bilbao inaugurado en 1884 y que disponía de una sola vía estaba a punto de inaugurar una doble vía aumentando así el servicio.



jueves, 2 de abril de 2020

RECUERDOS DEL BARRIO DEL ALTO DE LA PASTORA (2)



Para subir andando al Alto de la Pastora desde el centro de la Villa se hacía desde el comienzo de la estrada de Zomillo, actualmente Libertador Bolibar, por un estrecho sendero que bordeaba el corte de la cantera, donde sobresalía arriba la casa conocida como de la Pastora.
Pedro Heredia suponía que este nombre del alto de la antigua Torre de Castet, se debía a que allí vivía en arrendamiento José Irasola, conocido por “El Pastor”, y su mujer sería, naturalmente, “La Pastora”. En su época, antes de llegar arriba, como a mitad de camino, se hallaba situada la casa de Olabarría, por lo que la Pastora no podía ser otra que Silvina Martínez y Martínez, esposa de Pedro de Olabarría y Olabarría. Al ser devorada la casa por un incendio al entrar en el siglo XX, la Villa entera se volcó en una suscripción pública que permitió su reconstrucción.
En la foto inferior de las dos que abren esta entrada se nos recuerda la vista desde abajo, mientras en la superior aparece ya la casa nº 3 de Mª Carmen Ranero, con el cortijo de los cerdos delante y detrás asoman las casas que llevaban el nº 1 y 2.
Las fotos inferiores con gente delante de las casas, nos recuerdan el ambiente de buena relación existente entre los vecinos que habitaban aquellos años, a la izquierda vecinos del Grupo La Florida y del Alto de la Pastora, y a la derecha, hacia 1959 o 60, Isidro León, Antonio Castro y Gabriel Soldevilla.





miércoles, 1 de abril de 2020

PORTUGALETE EN LOS FONDOS FOTOGRÁFICOS DE TELEFÓNICA (2)



Siguiendo con las fotografías de la Fundación Telefónica, la que encabeza esta entrada fechada el 8 de marzo de 1928, lleva por título, CALLE SAN ROQUE, PORTUGALETE, MOTOCOMPRESOR 420 DE LA C.N.T.E. ABRIENDO UNA ZANJA PARA ENTERRAR CABLE ARMADO DE 900 PARES A DESIERTO BARACALDO.
La foto es muy curiosa, con un operario con el motocompresor y una docena detrás con el pico y la pala, en una calle todavía de piedra apisonada sin asfaltar que ha cambiado muy poco salvo que en el lugar de la zanja ahora está una escalera mecánica.
La camioneta era de arranque a manivela y con matricula de Lekeitio, como decíamos de críos de un coche de esa matricula en el Ojillo, y en la fachada de la casa que está detrás, se aprecia el tendido eléctrico de entonces sujeto con jícaras. Una palabra portugaluja como nos recuerda José Luis Garaizabal que no recoge la RAE (taza pequeña, generalmente con el fondo más grueso que las paredes, que se usa para tomar chocolate).
En la foto inferior fechada el 1 de enero, lleva por título RED AEREA Y POSTES ATRAVESANDO EL PARQUE DE PORTUGALETE, y en ella destaca el desaparecido palacio de El Salto, con el del Saltillo detrás.




martes, 31 de marzo de 2020

PORTUGALETE EN LOS FONDOS FOTOGRÁFICOS DE TELEFÓNICA (1)




Las fotos que vamos a ofrecer hoy y mañana pertenecen al Archivo fotográfico de la Fundación Telefónica y están fechadas en los primeros meses de 1928. Según indica la Compañía Telefónica en sus Memorias anuales de aquellos años, Portugalete contaba con una Centralita desde el 1 de setiembre de 1924 y al final de 1927 tenía 325 estaciones.
La superior tomada en la entrada de Coscojales, donde destaca su suelo de rebollos, indica claramente que era la compañía Standard Eléctrica S.A.  la subcontratada por Telefónica para el tendido que atravesaría las calles de la Villa viniendo de Santurtzi camino de Desierto, Barakaldo.
En este tramo aprovechaban las canalizaciones como se ve al utilizar una arqueta sobre la que colocaban la bobina con un gato para que girase.
Detrás de la bobina tenía Gregorio Bazán su tienda de ultramarinos y enfrente Vicente Ibinaga su taberna restaurante, Casa Vicente, donde aparece la última letra de su anuncio.
En la calle llaman la atención las construcciones que había, hoy totalmente desaparecidas, tras el edificio del batzoki.
Un anuncio  de los JARDINES CAMPOS ELISEOS de Bilbao, en la esquina del mercado, que nos resulta ilegible completa la foto.
De todas maneras lo más interesante es el paisaje humano, desde los operarios, el tipo con su gabardina y sombrero, la niña observando la operación, el hombre con su boina calada, los tocados de las mujeres, y un personaje con la chaquetilla blanca de algún establecimiento del entorno.
También se aprecia tras el operario un carro, que por estar desenfocado nos impide ver lo que llevaba. Serían bacaladas?
La foto inferior que corresponde también a esa serie de fotografías, está fechada ese mismo día, el 1 de marzo, aunque no reconocemos el paraje.



lunes, 30 de marzo de 2020

LA HISTORIA DE LOS GIGANTES Y CABEZUDOS EN PORTUGALETE (1): ANTES DE LA GUERRA



Con motivo de una foto de 1933 que encontró José Luis Garaizabal con los cabezudos por Zubeldia, según recogimos en este blog, le entró el gusanillo de conocer la historia de los gigantes y cabezudos en la Villa, que actualmente ya no existen, así como la idea de proponer su recuperación con motivo de la celebración del 700 aniversario que se celebrará dentro de dos años.
Prácticamente finalizado su trabajo, que se podrá consultar en la Biblioteca Digital Portugaluja, vamos a adelantar algunos fragmentos del mismo empezando hoy por los primeros cabezudos que adquirió el Ayuntamiento en 1926.
No obstante nos apunta que cuando en 1885 el Ayuntamiento de Bilbao retiró los suyos y los sacó a subasta, Casilda Iturrizar adquirió los gigantes y se los trajo a su casa de Portugalete, sin que tengamos más noticias de su uso aquí.
Como decíamos fue en 1926 cuando se adquirieron a la casa barcelonesa “El Ingenio” los primeros cabezudos que aparecen en la conocida foto con los txistularis  dirigidos por Benito Ocariz y que representaban a una vieja desdentada, a un señor con peluca tipo juez, al diablo con cuernos, a un negro sonriente y a una chavala rubia sonriente.
En el Programa de Fiestas de 1926 se les anunciaba así:
«El día 24 (San Juan), a las 8 ½ de la noche un ensordecedor disparo de chupinazos y torpedos, congregará en la Plazuela del Cristo, a la gente menuda de la población. La banda de música, asistirá también, y en medio del natural griterío, harán solemnemente su salida del cuartel, LOS CABEZUDOS.
Primero, aparecerá El Negro con su novia La Tuerta; y después Mefistófeles con su prometida La Vieja. Como a los novios no se les puede dejar solos, saldrán a continuación Don Simeón y Don Pascual, en calidad de personas de respeto. Tras el saludo de ritual a sus amigos los niños, los cabezudos visitarán la Villa y sus monumentos, seguidos de la chiquillería y de la Música. Vejigazos, carreras infantiles, bullicio. ¡ALEGRIA!.
La fotografía superior nos los muestra junto a las Escuelas de Maestro Zubeldia. Los cabezudos “vivían” en el habitáculo sito en los bajos de la escuela, donde Heliodoro Palacios tenía su pequeño taller de carpintería y que luego había servido de vivienda a Petra Fernández y familia. Él y algún otro empleado municipal se encargaban de asignar los “escogidos” que se iban a pegar la gran paliza por una peseta en los años de bonanza.
A estos cabezudos les sustituyeron en 1935 otros que representaban al Gordo y al Delgado, un mofletudo repeinado, el viejo de la barbilla, el tuerto o tuerta y el negro y a los que acompañaban por primera vez dos gigantes como veremos en la siguiente entrada.