martes, 17 de mayo de 2022

BENITO OCARIZ ALCORTA (1874-1956) MUSICO Y TAMBORILERO, ENPORTUGALETE.COM

 


Nació en Zumarraga, donde aprendió los secretos del txistu de la mano de Martin Elola, luego famoso txistulari de Begoña, confirmando ya su valía con 19 años al ganar el primer premio en las Fiestas Eúskaras de Donostia

En 1895 ganó la oposición para proveer en propiedad la plaza de Portugalete, al incorporarse al servicio militar Guillermo Arizaga, el ultimo tamborilero que ejerció también de alguacil. Su primer atabalero aquí fue un sordomudo natural de Munguía, Victorio Fano "Manguengo", que trabajaba con él de zapatero en el taller de Pedro Langara y con el que estaba muy compenetrado.

Aficionado a los concursos, en 1897, ganó en las Fiestas Eúskaras de Villaro el segundo premio de txistularis y en 1902, con Benito Albeniz, Joaquín Vergara, y Gregorio Uriona, el primer premio en Bilbao. Un mes después, en Bergara, en el organizado por la Diputación de Gipuzkoa, obtuvieron nuevamente el máximo galardón, tocando además de la pieza obligada, el zortziko "Beti aurrerá", de libre elección, que les había dedicado Gerardo Butrón. Estos triunfos le dieron un merecido renombre siendo invitado a tocar en capitales como Zaragoza o Logroño.

Además de su actividad de txitulari, Ocariz fue también músico, empezando de profesor y miembro de la banda Euterpe con el maestro Melendez y cuando en 1906 se constituyó la primera Banda Municipal, pasó a formar parte de ella tocando el bajo. Con el maestro Amenábar, participó en éxitos como el concurso de San Fermin de 1918 y bajo la dirección de Luis Fernández éste al constituir en 1927 la Banda de Txistularis Municipal lo puso al frente de ella.

A su muerte su féretro fue llevado hasta el cementerio a hombros de músicos portugalujos.

 

lunes, 16 de mayo de 2022

DESCUBRIMOS LA VERDADERA IMAGEN DE JOSEFA AROSTEGUI, LA COMADRONA

 


Tras la entrada anterior solicitando ayuda para encontrar la verdadera imagen de la última comadrona municipal portugaluja, Josefa Aróstegui Ecenarro, se ha dirigido a nosotros Javier Aróstegui, diciendo que estamos hablando de su tía.

Nos nuestra dos fotografías que recogemos: la de la izquierda fechada en 1923, con Francisca Ecenarro y Vicente Aróstegui sentados junto a sus hijas, Teresa, Segundo, Josefa, Jacinta, Sabina y Jenaro, en la que se especifica que faltan Santos y Francisco que están en EEUU. En la foto de la derecha según nos señala Javier, están su madre Belén con Josefa.

La primera foto está sacada en la popular “Posadilla” de General Castaños, por lo que la biografía de nuestra comadrona se enlaza con la de su madre Francisca Ecenarro, que regentó casi medio siglo dicha posada. Aunque en la foto de la derecha es mucho más reconocible para los que conocieron a Josefa, nos decidimos por incluir la de la izquierda, con 22 años, cuando realizaba sus estudios para comadrona.

La ficha queda de esta manera: 

Aróstegui Ecenarro, Josefa
1901-1989
La última comadrona municipal


Nacida en Sestao en 1901 era hija de Vicente Aróstegui, un gipuzkoano de Segura que trabajaba en AHV y de Francisca Ecenarro, de Markina, que cuando ella tenía algo más de 3 años se afincaron en la Villa.

Aquí existía en la calle General Castaños una posada, “La Posadilla”, utilizada por los arrieros que llegaban de Castilla, que además de vivienda, disponía de taberna, con su patio trasero con una palmera datilera bajo la cual se jugaba a “la rana”, así como a los bolos. Tras un sonado delito de sangre, fue cogido en arriendo por el matrimonio  conociéndose desde entonces como “la posada de la Markinesa” y que regentarían durante casi medio siglo.

Con cuatro hijos y cuatro hijas, una de ellas, Josefa, tras realizar sus estudios, en 1927 colocó en la fachada de su domicilio el rótulo de Profesora en Partos, empezando a ejercer de comadrona, aunque la población en aquellos años no daba para poder vivir con su dedicación exclusiva.

Así que en 1926 al inaugurase las escuelas de Zubeldia trabajó allí de conserje, consiguiendo en 1929 la plaza por concurso y al año siguiente, 1930, se presentó también para la plaza de matrona, que había dejado vacante Marcelina Pérez, consiguiéndola en propiedad, simultaneando las dos ocupaciones. Además de ser comadrona municipal, cubría la Mutualidad Obrera, Seguro Maternal, Montepío y Altos Hornos.

Tras su jubilación el Ayuntamiento amortizó su puesto.

 

 

viernes, 13 de mayo de 2022

LA FOTOGRAFIA DE JOSEFA AROSTEQUI ECENARRO EN TEMAS JARRILLEROS Nº 5

 


Nuestra última publicación de TEMAS JARRILLEROS Nº 5 con más de tres centenares de personas portugalujas de los últimos siete siglos de nuestra historia, ha tenido una gran acogida.

Pero como toda publicación de este estilo no está exenta de fallos, según nos están poniendo algunos de manifiesto. Y no se trata de los que faltan, que admitimos de entrada que tienen que ser muchos, ni de los “méritos” que deban tener para ser incluidos en esta publicación, sino como en el caso que nos pone en evidencia Itziar Aróstegui, de la foto que acompaña a la figura de la comadrona municipal Josefa Aróstegui Ecenarro.

Hace cinco años una entrada nuestra titulada JOSEFA  AROSTEGUI Y COLABORADORAS EN LAS ESCUELAS DEZUBELDIA EN 1927 ofrecía la foto que nos había facilitado el director de las Escuelas de Maestro Zubeldia, con el correspondiente pie de foto señalando la fecha de 1927, con Josefa Aróstegui, conserje con sus colaboradoras entre las que estaban sus hermanas Juliana y Margarita Gaviña. Como no se nos sabía señalar quien era nuestra protagonista, hicimos un llamamiento en busca de alguien que nos pudiera ayudar. Al final tras nuestras averiguaciones decidimos que la comadrona era la que estaba en el centro de pie.

Así mismo la utilizamos en la ficha de enportugalete.com del mes de abril de 2019

Ahora como hemos adelantado, nuestra amiga Itziar, revisando sus álbumes fotográficos familiares con las tías de su padre, Aróstegui Imaz, que no Aróstegui Ecenarro, nos han señalado a estas sobre la citada foto que reproducimos de nuevo.

Volvemos a solicitar ayuda, suponiendo por nuestra parte que Josefa “la comadrona” que entonces tendría 21 años será la que está sentada a la izquierda.

 

 


jueves, 12 de mayo de 2022

FOTOS DE A. ZORRAQUIN EN EL COLEGIO DEL CARMEN

 


Dentro de los fondos de A. Zorraquin que se han puesto a nuestra disposición, y en la carpeta de vida escolar, encontramos esta estupenda foto de una representación teatral en los jardines del colegio del Carmen, en pleno mes de las flores, mayo 1946, con numerosas alumnas entre las que no dudamos que se puedan reconocer a muchas.

También ofrecemos la foto inferior, por si alguien también la reconoce.



miércoles, 11 de mayo de 2022

UNA CARTA QUE QUIZÁS CAMBIÓ EL DESTINO Y EL MODELO DE LA EUROPA QUE HOY CONOCEMOS

 


QUERIDO LECTOR

Permíteme que esta vez te cuente una historia. Una historia en la que intervino una carta, y por ella, se produjeron unos acontecimientos que quizás cambiaron el modelo de la Europa que hoy conocemos.

Este año se cumple el setecientos aniversario de la constitución de la villa de Portugalete, y es precisamente en esta villa donde se desarrolla esta historia.

Todo empieza en una tarde de junio de 1585, en la que el barco mercante británico Primrose de Londres cargado con ciento cincuenta toneladas de grano, estaba anclado en la bahía del Abra de Bilbao frente a la villa de Portugalete. Durante los días anteriores, la tripulación había estado descargando el cargamento del mercante Primrose, llevando sacos de grano a una embarcación más pequeña y con menos calado, que le permitía salvar la temida barra de arena del fondo de la entrada a la ría de Bilbao, y a la zona de atraque del puerto de Portugalete. Ya se habían conseguido descargar varias toneladas de grano del Primrose.

En aquella época, los barcos ingleses no entraban con frecuencia en los puertos españoles. Desde la muerte de María de Tudor en 1558, reina de Inglaterra y esposa de Felipe 11, y la subida al trono de su hermana Isabel I de Inglaterra, las tensiones entre España y Gran Bretaña fueron creciendo gradualmente, y el catolicismo frente al protestantismo crearon una brecha insalvable. Los ataques de barcos y corsarios británicos a navíos españoles iban en aumento, y el comercio entre ambos países había prácticamente cesado.

Pero al parecer en esos años, la cosecha de trigo en España había sido mala, y hubo un acuerdo especial entre ambas potencias para traer grano a la península. El mercante Primrose junto a otras dos embarcaciones, habían venido a Vizcaya por un acuerdo especial entre el rey de España y la reina de Inglaterra para traer grano.

Durante la tarde, una pinaza del puerto de Portugalete se acercó al Primrose. Abordo había siete hombres aparentemente comerciantes, y que ofreciendo frutas frescas a los tripulantes del navío inglés. El capitán del Primrose los recibió abordo, e igualmente ofreció a los españoles comida que traían en el buque, y conversaron en general sobre naves y cargamentos.

Según dicen las crónicas británicas, uno de los españoles intentó negociar con los cañones pesados y unas culebrinas que llevaba el Primrose, para la defensa contra corsarios y piratas, sin acuerdo alguno. Sin terminar las cervezas, los invitados se levantaron de la mesa y regresaron apresuradamente a Portugalete.

Los armadores del Támesis, habían tenido noticias de algunos apresamientos de barcos ingleses en puertos españoles, y el capitán del Primrose era conocedor de ello. A pesar de que la nave llevaba un salvoconducto especial para la entrega del grano, el capitán del barco había avisado a su tripulación para que estuvieran alerta.

A las pocas horas, dos embarcaciones regresaron al Primrose. Una pinaza con veinticuatro hombres, y una segunda llevando más hombres aún. La pinaza se colocó junto al Primrose, y desembarcaron parte de los hombres que venían en las naves.

El oficial al mando se acercó a Foster, capitán del barco, que estaba junto al palo mayor. Foster alarmado, ordenó a los españoles que permanecieran en las embarcaciones. Ellos le ignoraron, y le increparon de forma hostil: "Ríndete ahora mismo. Eres prisionero del rey''.

Al parecer la tripulación alertada, se había reunido en la bodega, armada con puñales, lanzas y mosquetes de pequeño calibre. En ese momento se inició una refriega sobre la cubierta, pero varios hombres de la tripulación inglesa permanecieron abajo, y comenzaron a disparar a través de las rendijas de la bodega hacia los atacantes.

El fuego desde debajo de la bodega cogió a los españoles por sorpresa. Aunque los atacantes venían bien protegidos con sus jubones, no tenían protección alguna por debajo. Según cuentan las crónicas, las balas provenientes de la bodega causaron un gran daño, y la sangre corría sobre la nave en gran cantidad.

Un buen número de los atacantes supervivientes saltaron a sus barcos o intentaron alcanzar la orilla a nado, algunos heridos perecieron también en el intento. En mitad de la refriega, el Primrose levó anclas y se hizo a la vela. Pero cuatro de los atacantes fueron rescatados del agua y hechos prisioneros.

Pero la casualidad de la vida, hizo que uno de los prisioneros era quien estaba al mando de la expedición atacante, y se trataba de Francisco de Guevara, gobernador de la provincia de Vizcaya (1). Al ser interrogado en el barco y preguntarle por qué había tratado de confiscar el barco, el funcionario pidió sus ropas que se estaban secando. De un bolsillo tomó una carta empapada. Se trataba de una orden real que decretaba hacerse con cualquier navío británico que recalara en sus puertos (2).

El Primrose tuvo suerte, ya que fue la única nave británica que escapó. Al parecer, todos los otros mercantes ingleses que habían recalado en algún puerto español esa primera semana de junio fueron incautados y se detuvo a sus tripulaciones. Pero además de ser la única nave que pudo escapar, llevaba una carta de un valor trascendental firmada por su Católica Majestad el Rey Felipe 11, y que quizás pudo cambiar el destino y modelo de la Europa que hoy conocemos.

El Primrose llegó al Támesis el 18 de junio, trece días después de su partida de Portugalete (3). A su llegada fue inmediatamente avisado Sir Francis Walsingham, secretario principal de la Reina Isabel y jefe de su servicio de inteligencia, quien convocó con urgencia una sesión del Consejo.

Los cuatro prisioneros españoles fueron sacados de la Torre de Londres donde estaban presos para ser interrogados de cuales eran los motivos de apoderarse de los navíos británicos, y sus respuestas fueron enviadas al consejo el mismo día.

En esa carta con la orden real del rey Felipe 11, aparecían meticulosas instrucciones de las razones y de como apoderarse de las naves británicas. Los necesitaba, para una armada masiva que ahora se estaba preparando en Lisboa y Sevilla, con soldados, provisiones y armamento.

En un principio, nadie en Inglaterra imaginaba para qué se podría utilizar esa flota. ¿Quizás para crear una gran escuadra contra los musulmanes, que esporádicamente habían invadido algunos territorios españoles? ¿Podría tratarse de crear un gran escolta para el envío anual de oro y plata desde América a Sevilla? ¿O tal vez como un apoyo para los ejércitos españoles que luchaban contra los rebeldes en Flandes?

Pero había otra posibilidad, una posibilidad que también barajaron en aquel consejo. Una gran armada española que pretendiera una invasión a Inglaterra.

 Carlos CELLES ANIBARRO

Publicado en la
 Revista de Filatelia
Nº 602 Abril 2022

(1) En algún trabajo se le cita como "Teniente del corregidor de Vizcaya"
otros al "Gobernador interino de la provincia de Vizcaya':

(2) Esta carta del rey Felipe II se encuentra en el Public Record Office de
 Londres. Papeles de estado 94/2/78 (Información facilitada por Simon
Adams en Lapo­lítica isabelina ye/ principio de la Guerra Naval contra el
 Imperio español.1584-1585

(3) Unos trabajos informan de la llegada del Primrose a Londres
el 9 de Junio y otros el 18 del mismo mes.

martes, 10 de mayo de 2022

PROYECTO DE FRONTÓN EN SAN CRISTÓBAL (1946)

 

Dentro de una carpeta, aun sin catalogar, del Archivo Histórico Municipal de Portugalete correspondiente a los años 1945-1946 (Hacienda, Obras, Varios) hemos encontrado de “chiripa” este proyecto de frontón que propuso el Capellán Coadjutor de San Cristóbal de Repélega, D. Epifanio Mezo Zubirementeria.

El plano con el PROYECTO DE FRONTÓN PARA LA CATEQUESIS DE REPELEGA EN PORTUGALETE está firmado por él y fechado el día de la Epifanía del Señor, 6 de Enero 1946, acompañando a un escrito dirigido al Sr. Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Portugalete. Decía así:

 “Que ante la demanda insistente de lugares de recreo por parte de los niños y jóvenes de la Catequesis, creyendo ser de justicia la propuesta y queriendo resolver en la medida que las exigencias actuales aconsejan, el que este suscribe ha considerado oportuna la construcción de un amplio frontón para cuyo emplazamiento ha sido fijado el terreno que a partir del paredón sur-este del pórtico de la Capilla de Repélega media en una extensión de 40 metros de longitud, 35 metros de profundidad por un lado y 12 metros por el opuesto de profundidad.

Y como en el susodicho terreno que es propiedad de la Capilla, se halla enclavado el camino que conduce al Barrio de la Sierra propone la desviación del referido camino unos pocos metros, cediendo para ello un terreno más amplio propiedad de la Capilla como puede apreciarse en el plano adjunto y que derivará en bien del mismo camino ya que el actual está sometido a todo género de inundaciones a causa de la proyección de los canalones del pórtico que no tiene otro desagüe que el terreno que limita con la cimentación del paredón que por estar en declive necesariamente desemboca en el camino.

Por otra parte, no es de despreciar el peligro de desprendimiento de tejas en días de grandes vientos, tan frecuentes en estas alturas constituyendo no pocas veces un serio peligro al transeúnte desaprensivo.

 Por lo que el infrascrito a V. Suplica tenga a bien aprobar la expuesta desviación del camino y ordene la construcción del nuevo por el terreno que en permuta cede la Junta del Patronato de la Capilla.

Gracia que el recurrente espera conseguir de Ud. cuya vida guarde Dios muchos años.

Portugalete 22 de Enero 1946“.

Observando el plano, podemos ver las medidas del frontón proyectado: 37 metros de largo por 10 de ancho en la zona del frontis y éste, de 7,50 metros de altura. También se aprecia que se mantenía, tras el frontis, la fuente pública y bebedero que existía al comienzo del paredón. Hasta aquí, todo bien.

Pasada la documentación al Arquitecto Municipal, José M. Gorostiza, éste emitió el siguiente informe: “Los planos que se presentan son insuficientes y poco detallados para la autorización que solicita, debiendo venir firmados por facultativo competente y visados por el Colegio de Arquitectos.

La desviación del camino puede ser aconsejable en atención a la mejora que se solicita, debiendo formularse un proyecto completo si las obras son aprobadas.

No obstante, Vd. resolverá

Portugalete 30 de Enero de 1946” 

El 19 de Febrero, se le entregó la resolución a D. Epifanio que vería como su sueño se lo llevaba el viento al igual que las tejas de la ermita, ya que su frontón no llegó a construirse ni el camino a desviarse.

No figura en la solicitud, a cargo de quien correría la construcción del frontón, aunque suponemos que se trataría de construirlo a base de la colaboración de los vecinos, ya fuese monetaria o como mano de obra.

La campa de San Cristóbal donde estuvo la primitiva ermita y los árboles que daban sombra durante la romería cayeron por efecto de la mano del hombre 26 años después. La decisión municipal de 1946 solo fue una prórroga para ellos. El recordado José Benito López-Okariz escribió un bonito artículo en el número del mes de Abril de 1972 de la Revista El Abra, dedicado al pequeño bosquecillo de apenas dos docenas de árboles, recordando como su madre le había contado como eran las Fiestas del Árbol en su niñez y aquella canción, compuesta por D. Ruperto Medina, que cantaban los escolares acompañados por la Banda Municipal de Música mientras se dirigían a plantar cada arbolito que llevaban con cariño en sus manos: “Respeta el árbol, niño; no le declares guerra; que es el más bello adorno; que Dios puso en la Tierra”.

Acababa José Benito con estas palabras: “Habrá sido necesario, no digo que no, pero qué pena me ha dado verles morir asfixiados entre piedras y escombros ¡pero eso sí! Pasaron tan duro trance con toda dignidad ¡MURIERON DE PIE!.  

JOSE LUIS GARAIZABAL FLAÑO




lunes, 9 de mayo de 2022

DESCRIPCION DE LA VILLA Y SU IGLESIA EN 1660

 


Aitor González Gato nos envía una descripción de la Villa en 1660, realizada por el canónigo Pellegrino Zuller, en un Memorial “sobre la erección de nuevo obispado en la villa de Santander”, tras su viaje desde Burgos entre octubre y diciembre de dicho año. Lo ha encontrado en el libro de José Luis Casado Soto, "Cantabria vista por viajeros de los siglos XVI y XVII", (2000) (Pág. 309-311).

PORTUGALETE

Llaman villa a este puerto de mar, porque está completamente amurallado; es de 200 fuegos y en el pasado debió haber tenido muchos más. Hay algunos caballeros de hábito y cinco mayorazgos; en lo restante el lugar está conceptuado de pobre y mezquino, no encontrándose apenas para comer.

La iglesia parroquial está situada sobre una colina y es casi nueva y muy bella, de tres naves, con la sacristía muy capaz y luminosa, con ricos ornamentos y el Santísimo custodiado con mucho decoro; muchos altares bien adornados y algunas pinturas que dicen ser de San Lucas y en particular he visto una sobre tabla, que está situada sobre el altar colateral, con la efigie de la Santísima Trinidad, con las tres personas tan iguales y parecidas una a otra, que no se distinguen en absoluto.

Tiene la iglesia una pila de bautismo muy grande y hermosa, toda de una pieza, y con la invención de poder derramarse (el agua) hasta la mar desde la pila.

El campanario es muy alto y con escalera de caracol, cada escalón de una sola pieza de bellísima factura.

La iglesia tiene buena cantidad de platería, en particular una custodia de bellísima factura, hecha en Sevilla, que pesa dos mil ducados de plata.

En dicha parroquial asisten siete beneficiados, entre los que está el vicario que ejerce la jurisdicción en todo aquel valle, que pasa de cinco leguas de aquí.

Los beneficios son muy cómodos y ascienden a 250 ducados cada uno. También la fábrica tiene su entrada separada, que alcanza anualmente sobre 120 ducados, por lo que mantienen la iglesia con mucho esplender.

Se suele hacer la visita general cada cinco años por el vicario general y con comisión particular, por el vicario local cada año.

Los dichos beneficiados no están en muy buen concepto, especialmente los que son más jóvenes, habiendo oído contar algunos sucesos de poca continencia, aunque no parece que hayan sido tales como para dar escándalo manifiesto a los habitantes.

La doctrina cristiana no se enseña en la iglesia, pero si en la escuela.

Hay también dos conventos de San Francisco cercanos, a dos leguas de la villa, que suelen predicar la Cuaresma y fiestas principales; y un convento de monjas de la misma religión en el mismo lugar.