martes, 1 de diciembre de 2020

NOTICIAS SOBRE LAS PRIMERAS PRUEBAS DEL TRANSBORDADOR ANTES DE SU INAUGURACION EL 28 DE JULIO DE 1893.

 


El Puente Colgante, como figura en su historia, fue inaugurado oficialmente el 28 de julio de 1893, con una misa en la barquilla con las autoridades de Portugalete y Getxo así como otras provinciales, y fue tras la bendición del puente, cuando Palacio dio la orden de ponerlo en marcha con todos los que estaban dentro. Tras abandonar las autoridades se dio paso al público que se agolpaba a la espera.

Hoy es Karla Llanos quien nos ofrece noticias de los primeros viajes de prueba recogidas de la prensa de entonces.


Previamente en la edición del domingo 23, del NOTICIERO BILBAÍNO, nos enteramos de que la inauguración estaba prevista para ese domingo  retrasandose hasta el martes 25, día de Santiago, y curiosamente recogía un anuncio: 

En el Muelle nuevo de Portugalete, piso 2º de la casa número 8, se arriendan dos balcones para ver cómodamente la inauguración del magnífico puente construido sobre la ría de dicha villa.

En la edición del día siguiente, lunes 24 de julio de 1893, nos relata las primeras pruebas a las que se le sometió:

Ayer tarde se hicieron las pruebas de resistencia del puente de hierro construido entre Portugalete y Las Arenas. A las tres y siete minutos hizo su primer viaje la plataforma conduciendo a un individuo y cargada de sacos de arena. Tardó en el viaje 80 segundos. Después hizo ocho o nueve viajes más conduciendo a varias personas, entre ellas al señor gobernador civil de la provincia.

En cada uno de estos viajes tardó la plataforma en hacer el recorrido de 60 a 65 segundos. En la plataforma se colocó primeramente una carga de 40 toneladas y no se sintió ni el menor movimiento. Las pruebas dieron excelentes resultados.

El puente, más que puente, parece un sencillo aparato que funciona con admirable precisión.

Probablemente hoy se verificarán las pruebas oficiales por el ingeniero jefe Sr. Lequerica. Las de ayer solo fueron provisionales. Entre otras distinguidas personas las presenciaron la Sra. Viuda de Epalza y las familias de los Srs. Ibarra, Zubiría, Gana y Jacquet. El distinguido arquitecto señor Palacio, autor y director del puente, fue muy felicitado.

Créese que la inauguración podrá verificarse el martes, aunque el puente no se abrirá al público tal vez hasta dentro de unos días.

Los primeros que pasaron ayer por el puente fueron varios súbditos ingleses. También pasaron algunas personas de las respetables familias que hemos citado.

Las pruebas fueron acogidas en las Arenas y Portugalete con vivas muestras de entusiasmo. 

Para ilustrar esta entrada hemos recurrido a la foto de Juan Antonio Cortés, que aparece en el último libro de la Colección El Mareómetro, CRONICA DE LA HISTORIA DE PORTUGALETE. SIGLO XIX, con el puente sin terminar.

lunes, 30 de noviembre de 2020

RECOGIDO DE LA PRENSA: LA BASÍLICA SACA BRILLO A SU TESORO, EL RETABLO MAYOR

  


En el diario DEIA del día de ayer, con la foto de Borja Guerrero, MIGUEL A. PORTO recogía esta noticia anunciando que los trabajos se centrarán sobre todo en la limpieza de la obra y finalizarán a principios de año: 

La basílica de Santa María es una de las grandes joyas de Portugalete, de hecho, ella fue la primera en brillar tras la Torre Salazar. Este templo cuya construcción se inició en 1492 y se finalizó en 1580 destaca por muchos detalles tanto en su imponente fachada exterior como en su espectacular interior. Uno de los elementos que más miradas atrae entre quienes visitan la basílica jarrillera es el retablo mayor, una obra creada entre 1533 y 1555 por varios artistas entre los que destacan los escultores lorenses afincados en Bilbao Guiot y Juan de Beaugrant y que eran grandes firmas en aquella época. El paso del tiempo, como es lógico, va ensuciando y deteriorando ligeramente la obra, por lo que se han comenzado una serie de trabajos de restauración y limpieza del retablo, labores que se extenderán hasta principios del próximo año.

En esta ocasión, la parte nuclear de los trabajos será la limpieza de los diversos elementos que componen el retablo. Y es que desde que se llevase a cabo la última restauración de la obra allá por 1988, se ha ido acumulando polvo y demás impurezas en el retablo. Ahora, con estos trabajos se procederá a limpiar la obra para que vuelva a mostrar su imagen original, sin impureza alguna. "Las labores a realizar son, fundamentalmente, de limpieza del retablo. También se hará alguna pequeña restauración de algún punto de la obra, pero el aspecto más importante de los trabajos es la limpieza. Estas labores son muy necesarias y esperamos que para principios del próximo año esté todo acabado", explica José María Arieta-Arauñabeña, párroco de la basílica de Santa María.

Al igual que ha ocurrido con otros muchos proyectos, esta limpieza y restauración del retablo mayor de la basílica portugaluja se ha retrasado por la pandemia pero, finalmente, ya se han podido iniciar las labores. Así las cosas, las obras dejan también una imagen impactante en Santa María. Y es que se ha montado un altísimo andamio para que los operarios puedan llegar hasta el lugar más recóndito del retablo para que en unos meses vuelva a lucir impecable.

La obra que tiene casi 500 años de vida es un retablo renacentista espectacular y destaca en un templo cuyos interiores cuentan con infinidades de detalles, de pequeñas obras de arte que, muchas de ellas, pasan desapercibidas para el público por estar ubicadas en espacios recónditos del templo o a gran altura. Así, el retablo se organiza en una máquina de tres calles verticales con sus respectivas entrecalles. Asimismo, en altura la obra se organiza en banco, tres cuerpos y ático y, quizá, lo que más llame la atención del espectador sea la parte central de la obra. En ese punto, la policromía de las composiciones hace más espectacular si cabe este retablo cuyos laterales están en madera vista. A lo largo de la obra se puede contemplar un gran número de escenas de la vida de Cristo, además de varias esculturas de evangelistas, apóstoles y santos. Entre todas las esculturas y composiciones que dan vida a este retablo destaca la imagen de Andra Mari en la casa central. 

LISTO PARA EL 700 ANIVERSARIO 

La historia de Portugalete sería difícilmente explicable sin la basílica de Santa María. No en vano, desde su construcción los aledaños del templo han sido uno de los grandes epicentros de actividad de esta villa fundada en 1322. Por todo ello, la basílica no iba a ser ajena, ni mucho menos, a la conmemoración del 700 aniversario de Portugalete que se celebrará en poco más de un año. En este sentido, estos trabajos de limpieza y restauración del retablo mayor de Santa María servirán para que esta obra central luzca en toda su inmensidad cuando Portugalete sople las 700 velas.

"Los trabajos no se hacen porque en 2022 la villa vaya a cumplir 700 años, pero sí es importante para nosotros ese aniversario. Digamos que esta restauración es un anticipo de la celebración del 700 aniversario de la fundación de la villa", señala el párroco de Santa María. A la espera de que llegue ese momento tan especial para la ciudadanía jarrillera, los operarios siguen trabajando en el retablo para quitar del mismo lo que el paso del tiempo ha ido dejando. Será una labor a desarrollar con mimo, muy minuciosa, pero cuyo resultado, a buen seguro, será muy satisfactorio. Así se verá a principios del próximo año, cuando el retablo mayor de la basílica de Santa María de Portugalete vuelva a brillar con todo su esplendor.

 

viernes, 27 de noviembre de 2020

LAS NUEVE FUENTES PÚBLICAS DE FINAL DEL SIGLO XIX

 


Veíamos en una entrada anterior, el proyecto de traída de aguas a la Villa desde los manantiales de Hiedal, Durañona y Chávarri sitos en San Salvador del Valle, así como la nueva captación de los llamados Mora, Tejeda, Cabaña del Tuerto y Bacillao también del mismo ayuntamiento.

Decíamos, que el proyecto se culminaba en 1889 con la instalación de nueve fuentes, encargando al Maestro de Obras Francisco de Berriozabal su compra. Aunque no tenemos completos los datos (maldita pandemia), sí sabemos que Berriozabal encargó una fuente metálica a Hamburgo y que en Junio de 1889 le llegó la letra de 225 ptas. como mitad del importe de la fuente para el servicio público, “con la circunstancia de satisfacer la otra mitad cuando dicha fuente funcione en debida forma”.

En Septiembre, se aprobó el pago de las otras 225 ptas. de la fuente “que se había colocado en la parte superior de la calle Santa María” y cuya imagen se aprecia en la fotografía fechada en 29-4-1929 que forma parte de los fondos de la Colección El Mareómetro. La fuente, toda ella metálica se componía de una parte inferior prismática cuadrangular, con molduras, que tenía adosada una taza circular con reja superior y que se apoyaba en el suelo mediante dos patas metálicas. En la zona del grifo lucía en sus cuatro caras unos grabados florales de bella factura, quedando rematada por un capitel corintio sobre el que coronaba una copa con tapa y asa de bola.

Y aquí viene la curiosidad de la fuente, ya que todos los datos nos llevan a pensar que sirvió como modelo para que Altos Hornos la “fusilara” y realizara los otras ocho del pedido. Así vemos como el 19-10-1889 se aprobó el pago de la conducción de NUEVE fuentes desde el Desierto (la original alemana y las ocho vascas) y el pago del traslado desde la estación de un “aparato construido para la colocación de las mismas”.

Para Noviembre, ya estaban instaladas, ya que se acordó “que se arreglen los pavimentos de las fuentes públicas por cuenta de los contratistas…” y en Diciembre, se acordó igualmente el pago de “otra partida de 2.800 ptas. producida por el Administrador de la fábrica de Altos Hornos para la construcción de OCHO fuentes de hierro destinadas al servicio público a respecto de 350 ptas. c/u., incluso cuatro llaves de metal y tubos galvanizados a 20 ptas. c/u.”.Como se puede apreciar el ahorro era de 100 ptas. por fuente. Igualmente se acordó el pago de 397,87 ptas. a Andrés Azpeitia “por los trabajos y materiales invertidos en la apertura y preparación de huecos para la colocación de las fuentes en las calles General Castaños, Muelle de Vallecilla y barrio de Aceta o calle de Mier”. Da la sensación, por el número de grifos, que inicialmente solo se instalaron CUATRO, la del Campo y estas tres.

Como ya expusimos en la entrada sobre la conducción de aguas, el proyecto contemplaba NUEVE fuentes: Aceta, Colegio del Carmen, Muelle Viejo (antiguo puerto), Campo de la Iglesia, Ojillo, General Castaños, junto a Santa Clara, Plaza y María Díaz de Haro.

Ya en Abril de 1890, se acordó la adquisición de 42 piezas de piedra labrada en curva para nivelar la base de cada fuente, encargo que realizó el cantero de Durango, Benito Garamendi, a 13 ptas. el metro lineal. Este bordillo se aprecia en las dos fotos que han llegado hasta nuestros días. La del Campo de la Iglesia (1929) y la del Muelle Viejo (1949) junto a los bares Rovira y Siglo XX.

Se podría pensar que la fuente alemana fuera distinta a la del Muelle Viejo, pero si la observamos con detenimiento, vemos que eran idénticas. Queda la duda de si la del Campo fuera trasladada en 1931 al Muelle Viejo (junto al Siglo XX) al alinear el muro de la finca de Chapa con la Escuela del Campo, pero lo que sí está claro, es que Altos Hornos utilizó aquel modelo para seguir fabricándolas, no sabemos si con permiso, ya que en Barakaldo hubo una idéntica en Lasesarre o Murrieta, y otra en la Plaza Zaballa, que ha sobrevivido a las portugalujas y se encuentra hoy (sin taza) en el Parque de San Vicente tal y como podemos apreciar en estas fotos de 2016, en la que posa junto a ella mi nieto Peio, y en esta otra de Antonio Merilla Ramos de 2020 publicada en Facebook, en la que se aprecia muy bien la filigrana. Según me cuenta mi amigo barakaldés, Manu Orbe, Barakaldo contaba y cuenta con un modelo propio de fuente metálica, con su escudo municipal, fechadas en 1888 en recuerdo de la llegada del agua a la anteiglesia. De las fuentes portugalujas, ni rastro. 

JOSE LUIS GARAIZABAL FLAÑO

Fotografías:
Colección El mareómetro, Koldo Rovira,
Jose Luis Garaizabal, Antonio
Merilla
y Colección Manu Orbe




 

jueves, 26 de noviembre de 2020

PORTUGALETE EN LOS FONDOS FOTOGRAFICOS DE LA AUTORIDAD PORTUARIA: VISTA DESDE EL MUELLE DE LA BENEDICTA

 


Con el título de Portugalete en los fondos fotográficos de la Autoridad Portuaria hemos abierto un proyecto de recopilación de fotografías de la Villa y sus muelles, existente en dicha Institución, muchas de las cuales ya hemos utilizado en nuestras publicaciones y que se completan con nuevas aportaciones que va encontrando José Antonio Soto.
Si el otro día mostrábamos una bajo el título Portugalete desde su enclave en la Benedicta hace un siglo, hoy volvemos sobre el lugar con otra a la que José Luis Garaizabal nos realiza el siguiente examen, tras superponer una actual para darnos cuenta exacta del cambio: 

Al comenzar el examen de esta fotografía, lo primero que pensé es que se trataba de las obras de apertura del pequeño paso que comunica la Ría con la Dársena, y que mediante un pequeño puente, permite llegar hasta el morro.

Tras una inspección visual y fotográfica desde la margen derecha, ventajas e inconvenientes de vivir en Leioa y estar de confinamiento perimetral, deseché rápidamente la primera impresión ya que consiguiendo una alineación en la que se viese el fondo a través del campanario de Santa María e intentando ver las escaleras de subida


desde la estación de la Canilla (según la JOP se llamaba San Rafael), no es posible estar junto al paso citado.

Analizando la foto, vemos que tuvo que ser realizada entre 1928 (año de la construcción de las escaleras desde la Canilla a Mier) y 1934 (estaban aún en pie la Torre y palacio de Salazar).

En segundo plano, podemos ver con claridad, de izquierda a derecha, la rampa de subida al Colegio del Carmen con los muros de contención y sobre uno de ellos, las antiguas casas de la zona de La Atalaya. Más a la derecha, las canteras de Salaberri, el edificio del matadero y las casas circundantes en la zona del actual Miralrío. Continuando en lo alto, las dos casas del frontón con el edificio del trinquete asomando a su izquierda.

No nos vamos a repetir con la descripción del resto de casas, ya detalladas en la entrada anterior sobre el morro del Muelle de la Benedicta, pero si hay que destacar la alineación que permite ver perfectamente a través del campanario y linterna, así como los arbotantes. Hoy, el telón de fondo lo forman decenas de casas y el mamotreto de Aspaldiko. Los tupidos tilos solo permiten ver una esquina del pórtico. Una vista exclusiva de los vecinos de la margen derecha a los que no nos dejan pasar a “pisar rebollos”.

Lo más interesante de la fotografía, en mi opinión, está en primer plano. Centrándonos en el muelle, además del destrozo, podemos destacar su iluminación a base de farolas colocadas sobre unos promontorios con escaleras de sube y baja que eran alimentadas mediante un tendido aéreo anclado a postes de madera que permitían salvar las inundaciones que periódicamente se producían durante las pleamares en épocas de mareas vivas, que llegaban a cubrir totalmente el muelle, como se ve en la foto inferior del año 1930.

Estas escaleras fueron inicialmente cinco sobre el muelle que en su día midió 610 metros y que después quedó reducido a los actuales 360. En la foto, se aprecian los dos más cercanos al morro, lo que elimina la posible hipótesis de que se tratara de las obras del paso, ya que este se encuentra al comienzo de dicho muelle. Si nos fijamos en el primer promontorio, está inclinado hacia la ría, así que hemos encaminado la investigación hacia algún accidente por choque desde la dársena, ocurrido entre 1929 y 1934.

Ha habido suerte. LA VANGUARDIA del 6 de Diciembre de 1929 nos informa del gran temporal que sufrió Bizkaia durante la noche del 4 y mañana del 5, con vientos huracanados que provocaron que “A causa del huracán, el vapor norteamericano ‘Driden’ varó contra el muelle de la Benedicta”. Al día siguiente, nos informaba que “El vapor ‘Yaukidriden’ ha salido de su embarrancamiento del muelle de la Benedicta y ha marchado a Pasajes”.

EL LIBERAL, de la misma fecha, nos narró que “El vapor norteamericano “Dryden”, que se encontraba fondeado en la dársena de la Benedicta, fue arrastrado por el viento hasta la escollera, donde quedó varado, aunque no en situación de peligro. Se está procediendo a su descarga, confiando que a la hora de la marea podrá ser puesto a flote”.

Sin tener la certeza de que la rotura se produjese durante la colisión del Driden, ya que lo hubiesen citado los periodistas, nos quedamos con el suceso como probable, ya qué viendo imágenes antiguas del muelle, se puede pensar que habría sufrido a lo largo de los años varios “toques” de los muchos barcos y gabarras que fondeaban en la dársena, como ese cuyos palos con un gallardete al viento asoman por encima del muelle destrozado.





martes, 24 de noviembre de 2020

VIDEO SOBRE EL PORTUGALETE 700 Y LA COMPOSICION DE SU CONSEJO

 

Desde el Ayuntamiento, según había prometido el Alcalde al anunciar la puesta en marcha de los actos conmemorativos del 700 aniversario de la fundación de Portugalete como Villa, nos han hecho llegar a todas las asociaciones y grupos, la composición y normas de funcionamiento del Consejo PORTUGALETE 700, con un video realizado por las personas que están trabajando ya, donde se reflexiona sobre el sentido de esta conmemoración y se informa sobre los diferentes grupos de trabajo que se van a crear para preparar todas las actividades en torno a esta efeméride.

Nosotros que hemos sido elegidos para formar parte de dicho órgano nos sentimos orgullosos de ello y de poder colaborar aportando nuestra experiencia en todo aquello que sea posible y representa un reconocimiento explicito de la labor que nuestros colaboradores han realizado a través de este blog y de las publicaciones de la Fundación El Abra y a la gran cantidad de gente que lo ha apoyado.

Queremos recordar que la Colección El Mareómetro lleva ya 25 años (23 libros editados), los Cuadernos Portugalujos 15 años (29 ejemplares) y que este blog empezó su trayectoria en junio de 2007.

Ya entonces siguiendo el ejemplo de los bilbaínos que la organización de su BILBAO 700, que tanta repercusión tuvo y que continuaba todavía con las actividades de su FUNDACION BILBAO 700, la habían iniciado 20 años antes, empezamos a intentar concienciar tanto a personas del tejido asociativo como a miembros de la corporación municipal con verdaderamente escaso éxito.

En enero de 2009 encargamos por nuestra cuenta un logotipo que sirviera para recordar y concienciar a la gente del importante evento que representaba y que incluimos en nuestra página web y en cuantas ocasiones se han ido presentando.

El Ayuntamiento hizo un primer gesto encargándonos que anunciáramos el evento en el Programa de Fiestas de 2016 asumiendo el citado logotipo.

Sin embargo por distintas circunstancias la organización se fue postergando hasta que en 2019 cuando faltaban ya tres años, un grupo de entidades del municipio y personas a título individual, encabezados por la asociación más antigua de la Villa la "Cofradía de Mareantes y Navegantes" empezaron a reunirse para dar los primeros pasos. Aunque declinamos el ofrecimiento de formar parte de dicho Grupo motor del Portugalete 700, les ofrecimos toda nuestra colaboración y pusimos a su disposición nuestros medios.

De esta manera el 11 de noviembre de 2019  recogimos en una entrada su manifiesto de comienzo de la marcha atrás del 700 aniversario, y por nuestra parte nos comprometimos a, como acicate, recordarlo todos los meses poniendo sobre el logotipo los meses que faltaban.

Y finalmente el mes pasado pudimos comunicar la noticia de que el alcalde notificaba que había comenzado la cuenta atrás ya oficialmente  y ahora se nos comunica también la composición del Consejo del 700 aniversario y se nos envía el video explicativo para contextualizar esta celebración, e invitar a participar en los diferentes espacios a las entidades y a la ciudadanía.

El video, del que hemos extraído la foto de doña María Díaz de Haro y la estatua de Carlos VII recortada de una bonita foto de Borja Fernández para el encabezamiento de esta entrada, es el siguiente: 

 


  


 

AYER Y HOY: SOTERA DE LA MIER

 


En una entrada anterior presentábamos dos comparaciones de la entrada por Sotera de la Mier, ayer y hoy, y ahora al encontrarnos con la foto de la izquierda de aquellos años hemos querido buscar el mismo encuadre para poder mostrar las diferencias.

La existencia de arbolado no nos permitía nuestro deseo y solamente caminado hacia el mirador al salir del arbolado conseguimos la foto de la derecha.

Cada uno puede hacer sus comentarios.

lunes, 23 de noviembre de 2020

PROYECTO DE CONDUCCIÓN DE AGUAS POTABLES A PORTUGALETE EN 1884

 


Dadas las penurias que, año tras año, sufría la Villa para suministrar agua a la creciente población, se encargó al arquitecto Casto de Zavala la realización de un proyecto para la reunión y aprovechamiento por parte de la Villa de las aguas de los manantiales llamados Hiedal, Durañona y Chávarri, sitos en San Salvador del Valle.

Los planos los firmó el 22 de Marzo de 1884 y contienen un detallado recorrido en el que se especifican los propietarios y características de todas las fincas por las que debería conducirse la tubería y que vamos a narrar dada su novedad e interés.

Las aguas se consiguieron gracias a una Real Orden de 19-10-1886 que dictaba la enajenación forzosa de los manantiales, ante la que Agustín Soto en nombre de Baracaldo, municipio que se aprovechaba de las aguas, solicitó la suspensión de los efectos fundándose en que, contra la R.O. había presentado demanda contencioso administrativa y que de ejecutarse la R.O. inmediatamente, se causarían perjuicios notorios e irreparables tanto para Baracaldo como para Portugalete. La demanda fue desestimada.

Las aguas, una vez cruzado el río Ballonti, entrarían hacia la Villa junto a los antiguos viñedos, huertas y heredades de Cástor Andéchaga, en Galindo, dirigiéndose al mojón de la antigua Poza de Abácholo paralelamente al túnel del FC de Galdames. Atravesaría las heredades (Hd), viñedos (Vñ) y terrenos incultos (Ti) siguientes, situados a la izquierda del camino: Hd. de Juan de Durañona, Hd. de San Jinés, Vñ. de Ramón de Durañona, Ti. Herederos de Menchaca, Ti. de Antonio Zaballa, Vñ. de Manuel Villanueva, Vñ. de Juan de Durañona, Hd. de Antonio Zaballa, Hd. de Juan Durañona, Hd. de Pedro Arteche, Vñ. de Juan Durañona, Hd. de Pedro Arteche, Hd. de Timoteo Otaduy, Hd. de Antonio Zaballa, Hd. de Claudio Sopelana y Hd. de Benigno Galarza.

Una vez llegado al mojón de Abácholo, recorrería el lado derecho del camino (hoy calle Abatxolo) a través de la Hd. de Felipe Corral y Hormaechea, el Vñ. de Juan Bautista Echevarría, terrenos de Sotera de la Mier en los que se indica que se estaba construyendo un gran colegio. Al otro lado de estos terrenos, estaba la “casa de Abacholo”, llegando después al punto donde se construiría el Depósito General en un terreno de Benigno Salazar, lindante con una heredad de Laureana Menchaca. En frente, estaba el gran viñedo de Antonio López, abarcando desde la parte izquierda del camino a Repélega (hoy Avda. Repélega) hasta, al menos, la parte superior del Colegio del Carmen (poblado B&W).

A partir de este depósito, un ramal cruzaría los terrenos de Dª Sotera suministrando agua al colegio y barrio de Acetas (sic) e instalando en ellos dos fuentes públicas. Mientras, otra rama cruzaría la huerta de Andrés Salaberri (barranco o caño del Marqués) para continuar hacia el Cristo a través de la carretera general bajo la huerta de Máximo Castet (Grupo Miramar), surgiendo desde allí, un ramal hasta el Muelle Viejo con otra fuente a la altura del antiguo puerto de mareantes y, un poco más adelante, otro bajaría hasta el Campo de la Iglesia, junto a su torre, donde iría otra fuente que será la protagonista de una próxima entrada.

En el Cristo, un ramal ascendería por el Ojillo finalizando en una fuente situada en su parte superior, más o menos donde en 1945 se construyó bajo los árboles la cuarta ermita donde “vivió” San Roque. Otro, seguiría la actual General Castaños con una fuente a la altura del antiguo Cine Ideal.

Desde el Cristo, un ramal abastecería al Casco Viejo, surgiendo una derivación hacia Santa Clara donde iría otra fuente. Por la calle del Medio y Salcedo llegaría a la Plaza, con otra fuente más, antes de continuar por María Díaz de Haro hasta la trasera de la casa de Casilda Iturrizar lugar en que se instalaría la novena fuente.

La traída de aguas hubo de ser demorada al tener que realizar en Agosto de 1888 un replanteo de parte de los terrenos por donde habían de conducirse las tuberías, trabajo que realizaron Casto de Zavala y Francisco de Berriozabal.

Entre los acuerdos compensatorios con San Salvador del Valle, Portugalete se comprometió a construirle varias fuentes, abrevaderos y lavaderos, autorizando, en Marzo de 1889, a Francisco de Berriozabal para representar a la Villa en esos asuntos.

También se autorizó, el mismo mes, al Alcalde para que incoara dos expedientes de ampliación de toma de aguas. Uno, captando los manantiales denominados Mora, Tejeda, Cabaña del Tuerto y Bacillao, situados en el Valle, aprovechando tres litros por segundo y otro, sin nombre, situado a 50 metros de el de Hiedal, aprovechando dos litros y medio por segundo.

En Diciembre de 1889, se instalarían las 9 nuevas fuentes de la Villa, de las que hablaremos en una nueva entrada porque tienen su historia curiosa.

La recepción definitiva de las obras de reunión de manantiales, depósito de aguas y distribución, correspondiente a los contratistas Miguel Armona y Sotero Gorostiza, se realizó el 13-9-1890, seis años después del plano objeto de esta entrada.
  

JOSE LUIS GARAIZABAL