martes, 11 de diciembre de 2018

FELIX IRIONDO ECHEANDIA (1928-1994), UNO DE LOS "NIÑOS DE LA GUERRA” PORTUGALUJOS.





Un articulo en EL CORREO del 1 de noviembre firmado por Javier Ortiz de Lazcano con el título “Antonio Iriondo, hijo de niños de la guerra, ha aupado al Rayo Majadahonda desde Tercera a Segunda A”, nos trae de nuevo el tema de los niños de la guerra portugalujos.

Una de las familias portugalujas que tuvo que enviar a sus hijos a Rusia durante la guerra fue la de Antonio Iriondo Echevarria y Juana Echeandia Zuazo que vivían en el nº 31 de la barriada de Villa Nueva en “la república independiente de Repélega”. Antonio Iriondo había sido uno de los promotores de la Cooperativa de Casas Baratas que construyó el grupo Villa Nueva.
Tenían cinco vástagos, Antonio (n.1922), Juanjo (n.1923), Julio (n.1925), Félix (n. 1928), y Mª Jesús (n. 1930) y con la caída de Bizkaia en poder de las tropas franquistas tuvieron que evacuar a los tres pequeños en uno de aquellos contingentes de los que se llamó “niños de la guerra” en el barco Havana que saliera el 12 de junio de 1937 rumbo a la URSS. A última hora camino del puerto a la cuarta Mª Jesús, le brotó la varicela y para evitar contagios la devolvieron a casa. Con ellos iba también su vecino del nº 32, Víctor Escolar Ahumada. 
Al principio de su vida allí los niños gozaron de un buen trato, pero 5 años después con el ataque alemán a Rusia son dispersados y su vida pasó a ser miserable.
Una historia parecida a la que ya recogimos en este blog de Eugenio Soto, y luego en el nº 20 de CUADERNOS PORTUGALUJOS de la mano de su hijo José Antonio quien ahora nos ha facilitado los carnet de evacuados de los tres hermanos.
Con la guerra, Juanjo se alistó en el ejército rojo muriendo degollado en el cerco de Leningrado por soldados de la Wehrmacht alemana en una emboscada.
Tras la misma el más pequeño Félix llegó a jugar al futbol en al equipo filial del Torpedo de Moscú, y se casó con otra “niña de la guerra”, Hermenegilda Ortega, que había llegado en otro de los barcos que partieron de Gijón.
Instalados en Moscú donde trabajaba en la fábrica de coches Torpedo, su dedicación al futbol le permitiría ahorrase horas de trabajo para entrenar y allí nació su hijo Antonio en 1953.
En 1957, cuatro años después de la muerte de Stalin tras la intervención de la Cruz Roja regresaron de nuevo a Portugalete. En Repelega su madre Juana Echeandía, que trabajaba de cocinera para una familia de Neguri les acogió hasta que el encontró trabajo en Tarabusi y se traslada a vivir a Basauri. 
 Aquí jugó al balón volea en Basauri, en un equipo en el cual jugaban bastantes repatriados entre los cuales se encontraba otro portugalujo como era Eugenio Soto.
Como recuerda su hijo Antonio, desde allí sus padres tenían que presentarse una vez al mes en Madrid para dar fe de que se encontraban y de que mantenían buena conducta. En el barrio de San Blas le surgió la oportunidad de hacerse con el kiosko de un familiar y se trasladaron a vivir allí.
Antonio que siempre mantuvo la frustración de no poder llegar a jugar en el Athletic, por haber nacido en Moscú, hizo su carrera deportiva en Madrid donde actualmente es entrenador.





lunes, 10 de diciembre de 2018

LA ESCUELA DE D. RUPERTO EN EL RECUERDO DE SU ALUMNO ANGEL ALDAY




Javier Fernández nos ha cedido unos recuerdos que Angel Alday Ortiz de Zarate escribió ante la petición que le hizo su nieto Javier, para unas jornadas culturales de la escuela Gabriel Celaya: Aitite, cómo era la escuela cuando tu eras pequeño?



Voy a contaros como íbamos a la escuela cuando nosotros éramos niños, allá por el periodo comprendido entre los años 1928 al 1932.

Acudíamos a una escuela Pública de Portugalete que se llamaba "Escuela del Campo de la Iglesia”, ubicada donde actualmente se encuentra el edificio de la Casa Parroquial.

Teníamos un Maestro que se llamaba D. Ruperto Medina Alonso, que dirigía a un total de 80 alumnos, impartiendo toda clase de disciplinas escolares intentando conseguir hombres cultos y laboriosos para el futuro de la Sociedad.

Respetábamos al Maestro como si fuera nuestro padre por considerar su entrega a nuestro bien personal.

Y ahora os relato la distribución del local a donde acudíamos de 9 a 12 de la mañana y de 2,30 a 4,30 de la tarde.

El espacio métrico era amplio para albergar a tantos niños. En la zona frontal se encontraba en situación algo más elevada que la nuestra, la mesa del Maestro y sobre la pared se leía una frase pintada que decía textualmente "De tus hijos sólo esperes lo que con tus padres hicieres".

Lo primero que hacíamos al entrar en clase era anotar en nuestros cuadernos lo que se llamaba "Observaciones Atmosféricas", para lo cual  escribíamos la temperatura que apreciábamos en un termómetro colocado en la pared y la presión atmosférica que señalaba el correspondiente barómetro situado allí mismo.

Había distribuidas tres secciones de niños en relación con las edades de cada uno. Nos sentábamos ocupando la mesa o atril que nos correspondía y se procedía a estudiar la asignatura que nos señalaban según el horario correspondiente. El material escolar (libros, lápices, cuadernos etc.) era propiedad de la escuela.

Para facilitar la labor del Maestro, se organizaba lo que se llamaba "el pasante", que era un alumno de los mayores que atendía a los de menor edad, a veces con una enseñanza de "viva voz"

En la escuela existían departamentos para aprender una profesión y allí ocupaba su espacio la sección de Carpintería con su correspondiente banco de trabajo y toda clase de herramientas para estos menesteres, así como el material de madera. Teníamos también dos máquinas de marquetería donde se realizaban trabajos muy originales.

Para completar nuestra formación existía también una sección de Comunicaciones por el sistema Morse, por lo que debían conocer todos los alumnos de la clase éste abecedario, y un pequeño departamento que llamábamos de Física donde nos enseñaban objetos de esta profesión.

Junto a los anteriores teníamos un departamento llamado "del barro", (pero con arcilla), donde hacíamos labores de cerámica.

Ocupando una pared existía un armario de aproximadamente 6 metros de frontal donde había una zona para colocar mariposas, insectos y animales, plantas etc., que disecábamos y clasificábamos según manual que utilizábamos para ello.

En el aula había un armonium que utilizaba el Maestro para que cantásemos canciones que componía, con letra y música, él mismo.

Para indicar la finalización de las clases se usaba un timbre que al sonar hacía que nos levantásemos del asiento y desfilábamos en orden sin tropiezo alguno.

En la escuela no había calefacción en todo el local, y nos ayudaba a producir calor dos estufas que consumían madera y carbón. Posteriormente fueron reemplazadas por dos eléctricas. No existía por entonces el ropaje que hoy se utiliza para la vestimenta de los niños, y nos vestían con un jersey de lana de cuello alto, alpargatas y solamente con zapatos cuando llovía.

Siempre fuimos respetuosos con nuestro Maestro, con el que nuestras familias colaboraban estrechamente y era proverbial el concepto de '' MAGISTER DIXIT "



Angel Alday Ortiz de Zarate

En Portugalete a 3 de Marzo de 2003




domingo, 9 de diciembre de 2018

RECOGIDO DE LA PRENSA: FAUSTI, UNO DE LOS NUESTROS





Tras el éxito del homenaje de que fue objeto FAUSTI con motivo de la presentación del último número de CUADERNOS PORTUGALUJOS, hoy la edición dominical de EL CORREO de la Margen Izquierda, en la pluma de la periodista Ane Ontoso le dedica una página de reconocimiento.


ACUSE DE RECIBO: EL AUTENTICO PASSEPARTOUT DE J.A. PASTOR SAEZ




No hay mejor regalo de navidad que un libro. A nosotros nos acaba de llegar procedente de Madrid, de un gran portugalujo y seguidor de las páginas de este blog, como es José A. Pastor Saez y se titula El auténtico passepartout, relatando las aventuras del portugalujo Antón de Ibieta.

Nuestro escritor amigo, tiene sobre todo una larga carrera como guionista, ya que por esas cosas de buscarse las alubias trabajando en lo que le gustaba, en vez de lo que sus padres deseaban para él con la mejor intención, se fue a Madrid en 1991, para trabajar en el cine, televisión y en casi todos los departamentos de ese bohemio mundillo, según sus palabras.

Su auténtica vocación fue siempre contar historias y con esa esperanza (y mucha cabezonería) vive y pervive, como dijo aquel. El caso es que ha escrito esta novela y como le pasa al jarrillero protagonista de la misma, pese a sus viajes y distancia, nunca ha abandonado Portu, ni la calle Coscojales, ni a su cuadrilla, a la que una vez al mes y en fiestas visita.

Nosotros además de recomendarlo a nuestros seguidores le agradecemos que nuestras páginas tanto de la Colección El Maréometro, Cuadernos Portugalujos, o Biblioteca Digital Portugaluja, le hayan servido como consulta según dice en su apartado de Bibliografía, junto a nombres como Julio Verne, Herman Melville, Charles Dickens, o los portugalujos, Areilza, Saavedra, Escorihuela, Pérez de la Peña o Hernández Gallejones.

Si más nos adentramos en la lectura de la novela.




sábado, 8 de diciembre de 2018

COLABORANDO: XX GABONETAKO KROSA Y V MEMORIAL JAVI MENDOZA





Ya estamos ante la XX Edición de la GABONETAKO KROSA DE PORTUGALETE y V MEMORIAL JAVI MENDOZA organizada por el Club Atletismo Portugalete, que se celebrará mañana domingo con salida a las 10 h de la mañana.

Como siempre que se nos solicita hemos colaborado con ellos facilitándoles la imagen que lucirán sus dorsales y diplomas que según su costumbre quiere recordar el paisaje antiguo de nuestra Villa.

Si el año pasado fue el parque del doctor Areilza con el palacio de Chávarri de hace un siglo, en esta ocasión hemos utilizado la fotografía utilizada en una postal de los primeros años del siglo pasado, hacia 1907, con la desaparecida playa y la torre del piloto mayor.






jueves, 6 de diciembre de 2018

EL RELATO DEL FIN DE SEMANA: SAN NICOLAS PATRON DE LOS MAREANTES PORTUGALUJOS




Coincidiendo con que hoy es la festividad de San Nicolás, y se empieza un largo puente, Javier García-Borreguero nos envía estas líneas que quizás muchos de los cofrades que participen hoy en la celebración del santo no las conozcan, aunque debo recordar que hablando de San Nicolás en otra entrada José Luis Garaizabal preguntaba también Sabiás que?.



San Nicolás, es también conocido como San Nicolás de Myra (en Oriente, por su lugar de fallecimiento), o como San Nicolás de Bari (en Occidente, por el lugar donde fueron trasladados sus restos), y que fue obispo en Myra y después en Bari.

San Nicolás nació en Licia (antiguo imperio romano y hoy Turquía) hacia el año 270, y murió el 6 de diciembre del 343 en Myra, cerca de Licia.

Por un decreto del emperador Licinio contra los cristianos fue encarcelado y su barba quemada, siendo liberado por el nuevo emperador Constantino. Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo.

Es uno de los santos más venerados por los cristianos a través de sus milagros, de gran difusión en la Edad Media. Además este personaje es también muy conocido fuera del mundo cristiano, debido a la tradición y leyenda de la cultura occidental, de que era San Nicolás quien traía los regalos a los niños con motivo de la Navidad. 

Son muchos los milagros que se le atribuyen a San Nicolás de Bari. Se cuenta que en cierta ocasión, hallándose un grupo de marineros en medio de gran tempestad,invocaron la protección de San Nicolás. Pronto vieron aparecer la figura del santo sobre el barco y al momento la tempestad se calmó. De ahí su tradición con los marinos.

Pero el milagro de mayor repercusión es el que cuenta que, siendo aún joven, se compadeció de un desquiciado hidalgo de la Licia, que habiendo caído en la más absoluta miseria había pensado en prostituir a sus tres hijas. Para remediarlo, el santo de Bari subió hasta la ventana del cuarto donde dormía aquél padre desnaturalizado, con una bolsa (o con unos zapatos según que versiones) que llevaba oro, para que el padre resolviera así su miseria. O que en otras ocasiones dejase caer por la chimenea algunas monedas de oro que milagrosamente caían dentro de las medias que las tres jóvenes tenían secando junto al fuego. A partir de estos relatos se alargan las tradiciones de colgar medias tejidaspara recogerlos regalos en Navidad, de dejar los zapatos preparados, o depreparar y adornar las chimeneas.

San Nicolás es también muy conocido mundialmente por el mito de Santa Claus o Papá Noel, aplicado a este personaje creado hacia 1624 en Nueva York por inmigrantes europeos, y luego adaptado posteriormente para viajar con su trineo y sus renos, a través de un relato ideado por un tal W. Irving en 1806.






miércoles, 5 de diciembre de 2018

CARTAS MARINAS (17) 1544 P. GALETE




Esta carta procede de la Biblioteca Nacional Francesa. Está datada en 1544 y su autor es el geógrafo francés Nicolas de Nicolay (La Grave 1517 - Soissons 1583). Viajó por varios países europeos, sirvió en la mayor parte de los ejércitos de ellos y trabajó para el rey Enrique II de Francia.

Nos muestra una cornisa Cantábrica un poco especial, con errores en su presentación: Laredo aparece situado a la altura de Fuenterrabia, junto a Laredo comienzan los Pirineos y todo el tramo de costa entre Laredo y Fuenterrabia aparece situado en la costa Labortana y Las Landas. Asimismo el término Vizcaya aparece reflejado en el suroeste francés, en la zona de Gascuña.

Jose Antonio Soto


martes, 4 de diciembre de 2018

“LA COFRADÍA DE MAREANTES” CUMPLIRÁ 367 AÑOS EL PRÓXIMO JUEVES 6 DE DICIEMBRE (2): LA KAXARRANKA





Seguimos con la explicación de Javier García-Borreguero sobre la celebración de la festividad de San Nicolás, por la Cofradía de Mareantes y Navegantes de San Nicolás y San Telmo de Portugalete, hoy sobre el baile de la Kaxarranka, del que no recordamos noticias en nuestra historia.

Estamos ante una ceremonia cuyo origen es el siguiente: Las Cofradías del Cantábrico elegían anualmente dos mayordomos para que se responsabilizasen de cuidar y repartir las ganancias del año. Los bienes y documentos de la Cofradía se guardaban en un arca en la sede social, y el día 6 de diciembre se trasladaba dicha arca hasta la casa del Mayordomo saliente para ir a la casa del entrante, quien la devolvía a la sede social. Todo ello con gran ceremonia plena de tradición.
Este arca, que se conservaba siempre en las Cofradías, es el que sostiene al danzante en la Kaxarranka. La indumentaria de antaño era diferente, ya que el danzante simbolizaba a su patrón San Nicolás. A su lado, iban otros hombres que representaban a San Pedro, o a San Telmo, o San Andrés o a San Juan, según fuesen los santos patrones de las Cofradías. Pero ello provocaba conflictos sobre la indumentaria de los santos entre el Cura y los Cofrades (¡qué raro¡), no terminando los mismos hasta que se adoptó definitivamente una vestimenta de carácter civil, que es la que se emplea hoy en día.
El recorrido que se ha adaptado en Portugalete actualmente comienza en la sede social de la Cofradía desde donde sale la comitiva presidida por el Mayordomo y Cofrades, con la bandera, el arcón, el txistu, el tamboril, y lanzando cohetes. Primeramente se baila un Aurresku de honor a San Nicolás de Bari, debajo de la hornacina del santo en el Muelle Viejo. 
Seguidamente tiene lugar la primera Kaxarranka. El danzante baila en el arcón sostenido por marineros con remos. Su vestimenta es muy característica, ya que lleva frac, camisa y pantalón blancos, pañuelo amarillo al cuello y un clavel rojo en la solapa. Portará una chistera en la mano derecha y banderín rojo con el guión o insignias de la Cofradía de San Nicolás y San Telmo en su mano izquierda. Los saludos iniciales y finales son muy ceremoniosos.

Después la comitiva recorre el Muelle Viejo hasta llegar a la puerta principal del Ayuntamiento, donde se celebrará la Asamblea Anual en la Sala de Plenos Consistorial, tal como es la tradición.
Terminada la misma se volverán a lanzar cohetes y se procederá a la segunda Kaxarranka por haberse aprobado la Asamblea. Si hubiese modificación de Mayordomo o Directivos, los nuevos abrirán la comitiva para llegar a la Misa por los Cofrades fallecidos. La salida de la comitiva del Ayuntamiento por la calle Santa María, se hace igual y con el mismo protocolo que a la salida de la sede social.
Llegados a la puerta de la Iglesia de Santa María, se procederá a la tercera Kaxarranka, para seguidamente entrar a la Misa por los difuntos de la Cofradía.

lunes, 3 de diciembre de 2018

“LA COFRADÍA DE MAREANTES” CUMPLIRÁ 367 AÑOS EL PRÓXIMO JUEVES 6 DE DICIEMBRE (1): LA MISA EN SANTA MARIA


Un año mas, el próximo jueves día 6, los miembros de la Cofradía de Mareantes, celebran su fiesta de San Nicolás. En diversas ocasiones hemos dedicado entradas en este blog como se puede ver algunas de ellas pinchando aquí sobre su nombre. Es sin duda la asociación portugaluja sobre la que mas se ha escrito, como lo demuestran los libros de César Saavedra, del actual portavoz del Gobierno Vasco Josu Erkoreka y diversos trabajos como los de Roberto Hernández Gallejones en la Biblioteca Digital Portugaluja.

Hoy nos queremos hacer eco de dos aspectos que se dan en los últimos años: 
La celebración de la misa por sus difuntos al otro lado de la Ría, en la iglesia de Las Mercedes en donde según documentos antiguos se denominaba como “las Arenillas de Portugalete”, y el baile del Kaxarranka, al igual que la cofradía de Lekeitio lo baila por su patrón San Pedro.

Javier García-Borreguero Ondiz, nos los explica empezando hoy por el primero, su tradición religiosa: 
El gremialismo mareante de los vascos, aparece en la historia entre los siglos XIII y XIV, aunque en fechas anteriores ya se conocen manifestaciones de este tipo.
Nuestra Villa, a través de nuestros antepasados, ha conseguido conservar diversas costumbres y tradiciones religiosas que la Cofradía de Mareantes y Navegantes ha perpetuado al transmitirlas hasta nuestros días y de las que los actuales cofrades nos sentimos orgullosos.
Una parte de estas tradiciones era el que las familias asistían a las misas y ritos por los cofrades fallecidos. El acto fundacional de la Cofradía de Mareantes y Navegantes de San Nicolás y San Telmo de Portugalete, está registrado el día 6 de Diciembre de 1651, es decir en el día de San Nicolás de Bari, y con un acto religioso celebrado en la Iglesia de Santa María.
Las ordenanzas primitivas fueron aprobadas el 4 de Junio de 1652 por D. Martín de Uzquiano como Provisor del arzobispo de Burgos, y ratificadas en visita al templo de Santa María del Visitador General de Arzobispo D. Luis Díaz de León, el 16 de enero de 1670. Aquellas ordenanzas que rigieron en sus dos primeros siglos, recogían que los Mayordomos de la Cofradía fueran siempre un “Prior Abad o Rector Eclesiástico”, costumbre solamente modificada a principios del siglo XIX, al autorizarse ya la titularidad de sus Mayordomos sobre personas laicas.
Si bien el elemento inicial piadoso mantuvo siempre una presencia notable, hay que destacar la extraordinaria vertiente profesional que rápidamente fue desarrollando la Cofradía en la costa vizcaína, señalando que nunca se descuidó la misa en sufragio de sus cofrades difuntos. Y así lo demuestra la cuestión suscitada por el Comisionado del Sr. Obispo diocesano, tal como quedó constatado en el acta del año 1807, recogiendo si se deberían o no, presentar para la visita del representante del Sr Obispo, los libros en los que se pudiesen comprobar si están cumplimentadas o no las misas de los difuntos cofrades.
También destacaremos como detalle recogido en el acta de 1834, el ideario liberal del entonces Gobernador Civil de Vizcaya disponiendo en carta remitida, que se transformase en una “sociedad de socorros mutuos”, extremo que fue rechazado por la correspondiente Asamblea de la Cofradía. Ello supuso que terminada la primera guerra carlista, fuera necesario adaptarse y modificarse a otros nuevos estatutos, pero sin dejar nunca el espíritu del contenido religioso y fundacional, que había nacido aquél 6 de Diciembre de 1651. 
Por otra parte, el constante riesgo a que exponían sus vidas los mareantes, como consecuencia del continuo enfrentamiento al medio hostil e imprevisible que es la mar, debió de servir de estímulo para conservar el espíritu religioso del cofrade, perfectamente recogido en las ordenanzas primitivas, que ya en su Capítulo 13 expresaba cómo se celebrarían los domingos y festivos del año por el cabildo de Santa María, destacando la misa rezada de alba para que los mareantes que saliesen a la mar, llevase oída siempre la misa del precepto dominical.
Mención muy especial merecen los oficios solemnes que disponía la Cofradía con motivo del fallecimiento de un cofrade. Si el fallecimiento se producía por naufragio, la Cofradía asumiría la responsabilidad de buscar los cuerpos ahogados en la costa o jurisdicción de la Villa, para traerlos a ella y darles cristiana sepultura en los lugares reservados en la Iglesia de Santa María por la Cofradía. Incluso se obligaba bajo multa a los cofrades, a asistir a los entierros, misas, y funerales oficiados por estos motivos.
La Cofradía también regulaba los detalles que habían de reunir los cortejos fúnebres, al objeto de honrar debidamente a todos los cofrades difuntos. Así como lo referente al oficio religioso post mortem, que era una misa cantada de réquiem, con diácono y subdiácono, y acompañado de un responso a pie de la sepultura. Todo ello se completaba con una misa cantada, acompañada de vigilia y de sus correspondientes responsos a oficiar en el domingo de infraoctava del difunto.

Existe y ha existido siempre una gran tradición de unión y colaboración, entre la Cofradía y la Iglesia Parroquial, que con la llegada del actual Párroco ha sido imposible de continuar, a pesar de las reiteradas peticiones realizadas.
Es este el motivo por lo que tras la Asamblea General en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 11:15, la tradicional misa por los cofrades fallecidos se celebra en Las Arenas para evitar roces con la jerarquía religiosa de la Villa.

sábado, 1 de diciembre de 2018

EL SOS DE UN PORTUGALUJO AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS


Hace 15 días recogimos en este blog el SOS de un portugalujo, reclamando que la vida es un derecho, no una obligación.

Como hemos señalado ante otra situación que se han dirigido a nosotros, este blog tiene una dedicación concreta, pero en este caso nuestro amigo Txema Lorente, es una parte importante de los del mareómetro, además de Portugalete en general y estamos obligados a apoyarle en lo que nos pida pues se lo merece. Su ejemplo durante los últimos años ha sido admirable como es conocido por todos y su vena poética nos lo ha ido dejando en sus Relatos de un cuidador enamorado, por si sirve a ayuda a otros en su situación.

Como se puede ver a la derecha de estas líneas la entrada citada ha sido la mas visitada en el año en este blog, prueba del cariño y simpatía que en Portugalete se siente por esta entrañable pareja de Txema y Maribel. Su alcance nos ha sorprendido llegando a altas instancias, que ahora tanto Txema como su hijo Dani quieren que llegue hasta el Congreso de los Diputados. Desean evitar que otras familias pasen por lo que ellos están pasando.

Su deseo es muy claro: Pedimos la despenalización de la eutanasia y del suicidio asistido, para que cada uno pueda elegir libremente su final.

Si estáis de acuerdo podeis entrar en la página que ha abierto con el título:











viernes, 30 de noviembre de 2018

RECORDANDO EL CAMINO DEL EUSKARA EN PORTUGALETE (4): KANPANZAR, LA PRIMERA IKASTOLA PÚBLICA.




Como hemos recordado en la primera entrada de esta serie, fue hace 40 años cuando la Junta directiva de la Cooperativa Herrikoa, empezó a dar los pasos necesarios para integrarse en la red de escuelas públicas de Portugalete, con todo su personal docente y alumnado.

De dicha Junta presidida por José Ramón Jaureguibeitia, (que había sustituido a Iñaki Iciar), recordamos a Fernando Calvo, Rubén Las Hayas, Txema Lorente, Julio Tamayo, Manu García Jometón, José Luis Martín, Fidel Abarrategui, Alberto Prado, Edu Ortega, Julián García.

Apoyados por el profesorado acometió la ingente tarea de conseguir la integración, con una campaña pública buscando el apoyo de la sociedad, de los partidos políticos, de los centros escolares locales, y recurriendo a las instituciones tanto municipales como Ministerio de Educación. En este caso hay que reseñar también la gran ayuda de la Delegada de Bizkaia de Educación, Milagros Reyes quien apoyó decididamente la idea, buscando soluciones para la integración de las andereños, y hasta “mirando para otro lado” permitió que se utilizaran algunas aulas en el nuevo centro escolar que se estaba construyendo en el polígono de La Florida, al que ella dio el nombre, no muy acertado, de Campanzar.

En el actual Colegio Público Kanpazar Ikastola, que tenía todavía uno de sus módulos sin terminar su construcción, ocuparon algunas aulas a pesar de que no disponía todavía de todos los permisos legales para habilitarlo, como una acción de hechos consumados.

Fue el curso 1979-80 cuando en distintas fases se empezó la integración. Fueron unos primeros años en que hubo que flexibilidar la legalidad, para dar solución a una serie de problemas que la nueva etapa requería. El profesorado tuvo que pasar sus exámenes para disponer de la titulación correspondiente a la situación de funcionario público, se consiguió poner en marcha comedores con la ayuda de los padres, cosa que no se daba en los demás centros públicos, y hasta sus alumnos usaban autobús escolar dado que sus domicilios no correspondían al entorno del centro y algunos venían de pueblos vecinos.

Fue una etapa en que se solaparon muchos aspectos cuasilegales, dada la situación que había que afrontar. Así en 1982 con motivo de la organización de IBILALDIA, por las ikastolas de Portugalete y la zona, el portavoz de la misma y relaciones públicas, era un miembro de Kanpanzar, que como ikastola pública no podía pertenecer a la Federación de Ikastolas, lo cual daría lugar a algunas paradojas y desajustes.

Una etapa en la que continuaba el espíritu de trabajo en cooperativa de los padres y madres y la ilusión del profesorado. Ello fue una semilla que germinó y se fue extendiendo a los demás centros públicos portugalujos.

Y como estamos en la semana de EUSKARALDIA queremos adherirnos al homenaje a una de las  andereños que participó en aquella experiencia.

Fue Itziar Redondo Arana (1948-2018), natural de Lutxana que
llegó al ikastola Herrikoa en 1979. De cuerpo menudo, tenía 31 años y había dejado su puesto en el Colegio de La Inmaculada de Barakaldo, las popularmente conocidas como Simoninas, buscando la enseñanza en euskera pues además de su profunda vocación a formar a “sus chicos y chicas” le llevaba su amor al euskera. El ambiente que encontró en Herrikoa, y la cooperación de los padres a todos los proyectos que ella sugería, fundamentalmente en actividades extraescolares, le quedaron grabados y los añoró toda su vida, volcada como hemos señalado al mundo de la enseñanza y promoción del euskera.

Las fotografías que acompañan a esta entrada, del año 1980, con salidas en los fines de semana a refugios de montaña, carnavales o su participación en actos a favor del euskera como la de la Korrika que nos envía Arturo Nubla, quieren sumarse a su recuerdo.

Si su primer curso como andereño en Portugalete lo desarrolló a caballo entre Herrikoa y Kanpanzar, una vez reconocida su plaza oficialmente, permanecería aquí durante 30 años hasta su jubilación.

Que este homenaje sea extensivo a todas aquellas andereños anteriores a ella, protagonistas de esta historia, y que hicieron posible la situación del euskera en la actualidad en todo tipo de aulas escolares.


jueves, 29 de noviembre de 2018

RECORDANDO EL CAMINO DEL EUSKARA EN PORTUGALETE (3): LA IKASTOLA ERRIKOA





Como señalamos en la entrada anterior esta ikastola nació como resultado de los enfrentamientos y escisión que se produjeron tras comenzar su existencia dentro de los nuevos locales del Elai Alai.

Se marcharon todas las andereños que con la mitad de los padres y más de la mitad de los alumnos crearon en marzo de 1969 la denominada oficialmente Cooperativa de Enseñanza ERRIKOA, con sede según los documentos de su constitución en la casa de su primer presidente José Luis Uriguen, en la calle Mariano Ciriquiain.
Los enfrentamientos entre los dos grupos, que trascendieron al ámbito personal, fueron de tal calado que las dos ikastolas que luchaban por subsistir por separado, nunca pudieron establecer unas mínimas relaciones cordiales.

El grupo fundacional estaba compuesto fundamentalmente por Alexander Etxebarria, Laurentzi Isusi, Jacinto Sagarna, Jose Luis Uriguen, Felix Aranberri, Iñaki Aresti, Andoni Ibarra, Jose Luis Blanco, Mitxel Arriluzea, Angel Diaz de Unzurrun, Juan Miguel Urbistondo, Fernando del Valle, Itziar Mimentza, Begoña Iturizar, Arantza Elu, José Luis Monzón, y Andoni Larrauri.
No fueron fáciles tampoco las cosas para este grupo, tanto en el ámbito burocrático (los planos firmados por Larrauri, como arquitecto, contemplaba un parque propio de recreo junto a las aulas en los bajos de Cristibal Mello 13-15), financieros (el préstamo para adquirir las lonjas nunca se llegaría a pagar), conseguir nuevos socios cooperativistas con las mismas inquietudes que asegurara una enseñanza integral de calidad, sin olvidar las divergencias ideológicas personales que hizo que, al de unos años, muchos socios abandonaran el proyecto para enviar a sus hijos a colegios privados poniendo en grave situación de continuidad del ikastola. 
Manteniendo la idea de que el euskera se incorporara a las escuelas públicas, en el curso 1979-1980 se empezaron a integrar algunas aulas en el nuevo centro en construcción de Kanpanzar en el polígono de La Florida, y finalmente en 1984 se dejaron de impartir clases en Cristóbal Mello finalizando la Cooperativa su misión.

Ya desde años atrás estos locales de Cristóbal Mello 13-15 se dedicaban a enseñanza para adultos a través de AEK y al liquidar la Cooperativa en 1995, siguiendo la costumbre de las sociedades portugalujas de ceder su patrimonio al disolverse al Santo Hospital de San Juan Bautista, se dejó legalizada la situación de estos como usuarios de los locales.






miércoles, 28 de noviembre de 2018

RECORDANDO EL CAMINO DEL EUSKARA EN PORTUGALETE (2): LA IKASTOLA FRANCISCO JAVIER




Tras adquirir el ELAI ALAI su nueva sede en la calle Santa María, en el antiguo bar de Irigoyen, que disponía también de vivienda y bodega-sótano, la ikastola comenzaría como ya señalamos en la entrada anterior una nueva etapa en su historia.

Aquí se contaría ya con otra andereño, Arantza Elu Mendizabal, en posesión del título de Magisterio, pero empezarían los primeros enfrentamientos en las asambleas de padres motivadas, entre otros temas, por las aportaciones para hacer frente a las obras necesarias en los locales.

Sería en octubre de 1968 con el local cumpliendo las condiciones legales, maestra titulada, horarios y materias homologables, cuando se solicita la apertura de “una escuela, sita en la calle Santa María nº 12 (…) vista la necesidad docente existente en la Villa”.

Vinieron a continuación la superación de trabas burocráticas, desde la Inspección Municipal de Sanidad, hasta la Delegación Provincial de Enseñanza, donde se contó con la valiosa colaboración de la inspectora Milagros Reyes, consiguiendo en mayo de 1969 la autorización de apertura como “colegio de enseñanza primaria” con el nombre de “Francisco Javier”.

Sin embargo fue al año siguiente tras la legalización cuando surgen nuevos enfrentamientos entre los padres, dentro de un debate entre público y privado, entrometiéndose ETA que envía a dos de sus miembros a casa del presidente para exigirle que los niños salieran en manifestación, cosa que la asamblea rechaza. Las discusiones se complicaron con otros temas, como la enseñanza de la religión, llegando a dilucidarse a quién pertenecía la ikastola, dando como resultado la ruptura por la mitad de la misma y la creación de los disidentes de una nueva con el nombre de Errikoa.

En una situación francamente dura para que la ikastola siguiera su andadura, surge la idea de crear una cooperativa de enseñanza que permitiera extender el plan de estudios hasta los 10 años.

Para ello se empieza en unión de UMEEN ETXEA de Sestao el curso de Primera de Básica en los locales diocesanos existentes encima del Cine Amézaga de Sestao, al que se incorpora al año siguiente la ikastola ALKARTU de Barakaldo y que en 1973 se trasladan al “Patronato”. Este Centro Diocesano Valentín de Berriotxoa, a medida que iba cerrando sus clases permitió que fuesen ocupadas por alumnos de las citadas ikastolas, incorporándose en años sucesivos la Ikastola ITXAROPENA de Trapagarán y BIOTZ GAZTEA de Santurtzi.

La idea de constituir una cooperativa de servicios que incluyera una ikastola comarcal asentada en Portugalete fue tomando cuerpo. Y será en 1975 cuando se inicien las gestiones del nuevo proyecto ASTI LEKU, llegándose por otra parte a un acuerdo con la Diócesis para que la titularidad del centro de Sestao pasase a la Cooperativa, siguiéndose en la ikastola con el nombre de Valentín de Berriotxoa. Al finalizar el año se constituye la primera Junta Rectora de la cooperativa ASTI LEKU, que se hace cargo de la gestión con lo que el Elai Alai queda en un segundo plano aunque sigue colaborando desde su propia ikastola y desde el aporte humano que ofrece al proyecto.

En la ikastola de la calle Santa María que lleva el nombre FRANCISCO XABIER-ELAI ALAI, continúan las clases a los más pequeños y como jardín de infancia, así como clases nocturnas para adultos.
Las fotos inferiores nos muestran su local, cantando a Santa Agueda y celebrando los Reyes Magos cuando el Olentzero todavía no bajaba del monte.


martes, 27 de noviembre de 2018

RECORDANDO EL CAMINO DEL EUSKARA EN PORTUGALETE (1): LA IKASTOLA EN DOMICILIOS PARTICULARES




El próximo lunes día 3 de diciembre, se celebra el DIA DEL EUSKARA y esta semana estamos inmersos en el EUSKARALDIA, lo cual nos hace recordar que hace 40 años la Villa vivía una campaña en favor del euskera en las escuelas públicas, que culminaría en el curso 1979-80 con la integración de la ikastola Errikoa en el nuevo centro público Kanpanzar.

El camino lo habían emprendido hace 55 años, en 1963, un grupo de padres portugalujos al iniciar la aventura de escolarizar a sus hijos en euskera. Según lo contamos con motivo de los 50 años del Elai Alai, estos fueron Alejandro Etxebarria, (del que debemos resaltar su entusiasta trabajo en difíciles condiciones por enseñar nuestro idioma y del que todavía guardamos sus “Apuntes para clase el vascuence”), José Luis Urigüen, Sabin Ipiña, Josetxu Beitia y Pablo Escudero.

Con sus pequeños emprendieron la experiencia utilizando la vivienda del último de ellos donde tendrían lugar las primeras clases a cargo de una joven andereño, Itziar Beistegi, sin título de maestra, que se desplazaba diariamente desde Bilbao. Tras una intensa labor de captación de padres, se consiguió aumentar el grupo con Ángel Díaz de Ulzurrun, Andoni Larrauri, Juan María Uribarri, Laurentzi Isusi y Félix Aranbarri, sumando ya una decena de alumnos con los que el curso siguiente se trasladaron a la casa de Josetxu Beitia, donde mejoraron sus condiciones dado que disponía de una estancia con salida directa a un patio para esparcimiento de los niños. Aquí la andereño sería otra joven, Itziar Mimentza, euskaldun aunque también sin titulación ni experiencia.

El curso 1964-1965 se consiguió que el párroco cediese una de las aulas de la Casa Parroquial donde impartía catequesis, para albergar a la docena de niños que componían la ikastola. La Junta de Padres, la mayoría de los cuales tenían tareas en el Elai Alai, eran conscientes de su inminente derribo por lo que los siguientes pasos se centrarían en conseguir un local, aunque de momento para completar en siguiente curso se trasladaron a un piso vacío de Félix Aranbarri.

Otro problema a solventar era conseguir que los niños obtuviesen el libro de Escolaridad obligatorio a partir de los seis años, para lo que se recurrió a una maestra titulada de la escuela Maestro Zubeldia, Mari Carmen Ipiña, que consiguió que la Dirección de ese colegio firmase las Cartillas.

En octubre de 1967 cuando el Elai Alai dispone de una nueva sede en la calle Santa María, empezaría una nueva etapa de esta historia de la enseñanza escolar del euskara.

A estos últimos años de esta primera etapa corresponde la foto inferior con los niños y niñas en el Campo de la Iglesia que era su lugar de recreo.




lunes, 26 de noviembre de 2018

LA CENSURA AL FINAL DE LA DICTADURA (5): 1977, MONTEJURRA Y ABERRI EGUNA





El Gobierno prohibió la famosa procesión a Montejurra organizada por el Partido Tradicionalista que se celebraba todos los años, para el primer domingo de mayo de 1977. Este partido estaba dirigido por el pretendiente Carlos Hugo de Borbón, aspirante al trono de España. Aunque el carlismo tuvo mucha influencia en la Villa en los primeros años de la posguerra, poco a poco fue perdiendo militancia propia quedando absorbido por Falange. Pero en los años 70 Carlos Hugo cambió su ideología y proclamaba una Euskadi socialista autogestionaria tomando como modelo la Yugoslavia de Tito. En Portugalete también se formó un pequeño grupo que organizaba un autobús para ir todos los años a Montejurra.



El 10 de mayo de 1977 se quería organizar el Aberri Eguna, cuya celebración pacífica fue solicitada en Vitoria-Gasteiz por el PNV, el ESB, el PSOE y el PCE, ya legalizados. El Gobierno la prohibió con la excusa de que algunos partidos izquierdistas la querían convertir en una “jornada de lucha” contra las instituciones fundamentales del Estado, la enseña nacional y las fuerzas armadas y de orden público. El lema de los promotores del Aberri Eguna era “Libertad, amnistía y Estatuto de autonomía”. A pesar de la prohibición oficial, en muchas poblaciones se celebró, como en Portugalete.
TASIO






viernes, 23 de noviembre de 2018

CARTAS MARINAS (16): 1634, PUERTO GALETE





Hoy facilitamos una vista de la Ría desde Bilbao hasta El Abra y parte de la costa y un plano de la costa vizcaína a vista de pájaro.

Estas dos piezas forman parte del trabajo realizado por una comisión de cosmógrafos e historiadores, a cuyo mando se encontraba el cartógrafo portugués Pedro Texeira, para el rey Felipe IV. Se elaboró una relación completa de todas las costas de España peninsular, puertos y ciudades importantes comenzando en Hondarribia, continuando por el Mar Cantábrico, Océano Atlántico, Mar Mediterráneo y acabar en el límite con Francia. El trabajo de recopilación de información y confección de la obra duró 12 años (9 años viajando y 3 para su confección) y hoy es conocida por el nombre de El Atlas del Rey Planeta "Descripción de España y de las costas y puertos de sus reinos".

El Atlas está constituido por escudos de provincias, reinos y señoríos, mapas a doble página, vistas de las principales ciudades o puertos, mapa minucioso de los Pirineos y un espectacular mapamundi.

El manuscrito abandonó la biblioteca real y permaneció en paradero desconocido durante más de tres siglos, hasta el año 2000, cuando fue hallado en la Biblioteca Nacional de Viena, adonde llegó como probable regalo de los Habsburgo españoles a la rama austriaca de su familia.

Esta obra ha sido publicada por Editorial Nerea, empresa guipuzcoana, en una alta calidad. La Biblioteca Foral de Bizkaia dispone de un manuscrito de Pedro Texeira del año 1631 cuyo título es "Relación de algunos discursos tocantes a la defensa de España" que incluye láminas y pinturas de las villas y de la costa guipuzcoana, planos y fortificaciones.

Junto a la vista de la Ría desde Bilbao hasta el Abra, bajo estas líneas, recortamos los detalles de Portugalete de ambos para mejor percepción del detalle.

José Antonio Soto



jueves, 22 de noviembre de 2018

POSTAL CON TIPO DE PESCADOR DE PORTUGALETE





Hoy como mera curiosidad dentro del coleccionismo de postales recogemos una postal de una serie relativa a tipos y costumbres del País Vasco, que en su Nº 10 dice, según se puede apreciar, “tipo de pescador, son los primeros que se aventuran por los mares de Terranova a la pesca del bacalao (siglos XII y XIII)”.

El pintor es Gregorio Hombrados Oñativia (Zarautz 1902-Tolosa, 1978) que realizó numerosos lienzos sobre la historia vasca. Entre su obra se destaca como más significativa el enorme lienzo titulado Descubrimiento de América, ubicado en la Biblioteca Municipal de San Sebastián, lleno de colorido, gesta y exotismo al servicio glorificador del hecho histórico ingenuamente vivido.

Evitamos los comentarios, pero ni en la iglesia situada sobre el muelle acierta.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

EL TETRAMORFOS EN SANTA MARIA DE PORTUGALETE ( Y 5)





La última de las representaciones del Tetramorfos que hemos localizado en la Basílica se encuentra en uno de los laterales del retablo existente en la capilla llamada de la Inmaculada, la que está al lado de la sacristía, un mueble formidable de características neogóticasposiblemente salido del taller que compartían en la calle de la Ribera en Bilbao los escultores Serafín Basterra (1850-1927) y Vicente Larrea (1852-1922). Este bello mueble estuvo hasta finales del pasado siglo en la capilla de Salazar, junto a la entrada de la Ribera y ocultaba el monumento funerario que la preside en la actualidad. Allí acogía una imagen de la Dolorosa.

Al lado derecho según miramos rodeando a una bella imagen de la “Oración del Huerto” (de Getsemaní) vuelven a aparecer nuestros perseguidos signos. La verdad es que estas pequeñas tallas no alcanzan la solemnidad de las otras que hemos ido mostrando, son mucho más sencillas y además el entallador no tenía mucha fe en que por sí solos los símbolos que los representan fueran suficiente tarjeta de presentación para los cuatro evangelistas porque el artista les puso una peana con el nombre de cada uno labrado en ella para poder identificarlos con facilidad.

En la totalidad de los casos el símbolo acostumbrado los compaña y de forma unánime lo muestran ufanos en una especie de pergamino que portan en su mano izquierda y que en tres de ellos aparece con el dedo pulgar que lo sujeta.

En esta serie también vemos que a San Mateo le han colocado angelito en vez de hombre alado. A lo largo de estos elementos, presentes en la Basílica hasta cinco veces, podemos constatar el éxito del emparejamiento que hizo San Jerónimo en el siglo IV, unas representaciones que ya vimos que procedían de la Biblia (Ezequiel) y del Apocalipsis (San Juan), aunque en el origen del Tetramorfos, como recoge Irene González de la Complutense madrileña en un interesante trabajo, hay quien apunta otras referencias, por ejemplo hacia el arte egipcio y mesopotámico, donde coinciden muchos investigadores en señalar que los dioses egipcios con cuerpo de hombre y rostro de animal pudieron influir en los artistas posteriores. De hecho es muy evidente el paralelismo entre el águila de Juan y Horus (el halcón) o entre el león de Marcos y la leona Sekmet o el toro de Lucas y la diosa Hator. Y no olvidemos que Ezequiel estuvo deportado en Babilonia en el siglo VI antes de C. y tuvo conocimiento cercano de los “Lamassus”, seres con cuerpo de toro o león, alas de águila y cabeza de hombre, que ennoblecían las entradas palaciegas.

Un célebre monje medieval francés, Raúl Gabler, cuyas “Historias” son una excelente fuente para el estudio del pensamiento milenarista, también señalaba que existía una coincidencia entre los animales del Tetramorfos y las virtudes cardinales, los 4 elementos, los sentidos del hombre, y los ríos del paraíso, aunque sus consideraciones no fueron nunca plasmadas por los artistas. Tampoco tuvo desarrollo en el Arte la aportación de Orígenes, un padre de la iglesia Oriental del siglo III, que fue ordenado sin consentimiento de su obispo porque era eunuco, (se había castrado en un arrebato ascético), quien defendía en sus “Homilías sobre Ezequiel” la asociación de los elementos del Apocalipsis al hombre, (el águila era su espíritu, el toro sus instintos y deseos, el león su fiereza y afectividad y el hombre su raciocinio) y para otros, como el papa San Gregorio Magno, los vivientes del Apocalipsis podían corresponderse con la Encarnación, La Muerte, la Resurrección y la Ascensión de Cristo.

En la Basílica de Santa María de Portugalete, el edificio emblemático de la Villa Jarrillera, una iglesia parroquial que se construyó entre los siglos XV y XVI y que el pueblo ha ido enriqueciendo con los años, podemos admirar hasta en cinco lugares diferentes el triunfo de esta representación tan arraigada. La fuimos descubriendo en las dos bóvedas, la del ábside y a la entrada bajo el coro, en el retablo mayor, en el púlpito y hoy hemos podido señalar la del altar de la Inmaculada y ha sido gracias a las precisas fotografías de Natxo Pedrosa, asiduo colaborador de la Asociación de Amigos de la Basílica, el que os las hayamos podido ir mostrando.

Javier López Isla


martes, 20 de noviembre de 2018

LA CENSURA AL FINAL DE LA DICTADURA (4): LA REVISTA MARGENES Y EL CINE FORUM





El Ministerio de Información y Turismo prohibió la publicación de la revista bisemanal “Márgenes”, dirigida por la periodista Carmen Torres Ripa. Comenzó su número 0 el 22 de abril de 1972 y terminó el ejemplar 22 con la fecha 12 – 26 de octubre de 1973. Se fundó gracias a la aportación de medio millón de pesetas de algunas personas. La prohibición se debió a la intervención de Pilar Careaga, alcaldesa de Bilbao.

La revista tuvo buena acogida en las dos márgenes de la Ría porque hacía públicos los acontecimientos socioculturales de todas sus poblaciones. Carmen Torres Ripa era de Baracaldo y en esta población residía su publicación, pero vivía en Portugalete y dedicaba muchos espacios a esta Villa. El lector interesado puede encontrar la colección entera en el Archivo Histórico Municipal.

El 27 de noviembre de 1974 el alcalde escribió al Gobernador una nota en la que le decía que no era partidario de que concediese autorización al ciclo de Cine-forum programado por el club juvenil de la Asociación de Familias en el salón de actos de las Javerianas con las películas “El jardín de las delicias” de Carlos Saura, “Triángulo” de Rafael Moreno Alba, “Ana y los lobos” de Carlos Saura y “Chicas de club” de Jorge Grau. Lo razonaba diciendo que se trataba de una asociación impregnada de matiz partidista, estando encaminada toda su actuación a torpedear la labor municipal.

TASIO

lunes, 19 de noviembre de 2018

EL PORTUGALUJO MARTÍN MONJE, DESCUBRIDOR DE AMPLIAS ZONAS DEL PERÚ Y CUYO HIJO SE CASÓ CON LA HIJA DE LA PRINCESA INCA BEATRIZ TÚPAC YUPANQUI




De este personaje, nacido en 1508, al igual que de otros portugalujos que en aquellos años se embarcaban a la aventura del Nuevo Mundo americano, tenemos diversas noticias sueltas, inconexas o erróneas y figurando según las fuentes indistintamente como Monge o Monje. 
Tras trasladarse al sur de España desde donde partían los viajes para cruzar el Atlántico y en Palos de la Frontera, se casaría con Ana Hernández con la que tuvo un hijo, y desde donde se trasladaría en uno de ellos para descubrir las nuevas tierras americanas. 
En 1526 se embarcan en las expediciones de Diego de Almagro y Francisco Pizarro para conquistar tierras en el recién descubierto imperio incaico del Perú con sus sorprendentes riquezas, y tras su conquista y ejecución de su soberano Atahualpa llegaron a Cuzco. 
El destacó por ser de los primeros en tomar contacto con pueblos indígenas que le valieron la encomienda de Casabindo, en la Puna jujeña. Esta donación de tierras indias que la heredaría su hijo, hace que su nombre quede unido a la historia de esas tierras.
En 1535 pasó con Almagro a Chile y en su Probanza de Méritos, él mismo, anunció que fue el primero en cruzar el río Maule. Fue también, uno de los fundadores de la capital de Chile en 1541 así como de la ciudad de Nieva en el valle de Jujuy donde se retiró a vivir.

Su hijo Martin Monje, del que sabemos que murió en Quebrada de Humahuaca y a quien generalmente se le confunde con él, se casó con María de Aldana, hija de la princesa inca Beatriz Túpac Yupanqui (n. 1542), fruto de la relación que mantenía con el capitán Pedro Álvarez Holguín, por lo que el hijo que tuvieron llevaba el nombre de Pero Álvarez Holguin de Ulloa.PeroAlvarezHolguindeUlloa.


Pero Alvarez Holguin de Ulloa.

Pero Alvarez Holguin de Ulloa.