lunes, 24 de junio de 2024

AUPA EL PORTU Y SU AFICION

 


Tras la desilusión del resultado de ayer en La Florida, recurrimos a esta foto, que no tiene fecha (aunque dos de los que están arrodillados nos la podrían dar) y que tampoco tiene buena calidad, pero que nos sirve para recordar que por encima de los resultados, nuestro club tiene y ha tenido siempre una afición de enmarcar.

domingo, 23 de junio de 2024

ANTE LA NOCHE DE SAN JUAN: UN CALENTÍN QUE LES SALIÓ CARO



A finales de Mayo, todas las cuadrillas de chavales se ponían en acción como todos los años y comenzaba la organización del nuevo calentín. Cada tarde al salir de clase, se cogían “de extranjis” las hachas que había en todas las casas con las que se picaban leñas en la calle y las chicas aportaban sus cuerdas de saltar para amarrar los jaros, y con la merienda en la mano, salíamos en busca de lo que al final de la tarde formaba la “jarada” con la que orgullosos bajábamos en tropel por la calle Maestro Zubeldia hasta el patio de la Calle La Cruz.

La “jarada” se componía de buenas “kimas” de los plátanos de la campa del lavadero, alguna de los castaños de indias del campo San Roque, espinos, endrinos y en ocasiones muy esporádicas, ramas de palmera. Lo que más costaba recoger, era la “karraskilla”, que no era otra cosa que las zarzas que separaban terrenos en la zona de Repelega o en la Cuesta del Pelotón.
Pues bien, sucedió que en 1928, los chavales del Muelle Viejo decidieron no ir tan lejos como otras veces, ya que un ojeador les habría informado de “buen material” en la “Campa de los apuros”, que estaba sobre la nueva estación de la Canilla y junto a las nuevas escaleras que habían construido para subir hasta la carretera (calle Mier) desde la estación, que resulta para mi sorpresa, que oficialmente y según la Junta de Obras del Puerto, se llamaba de San Rafael.
No sabemos si los árboles habían sido plantados por la J.O.P. o eran los restos del antiguo jardín y huerta de Adolfo de Ibarreta, pero el “arboricidio” se produjo, provocando que la J.O.P. exigiera por escrito (26-5-1928) al Ayuntamiento la localización de los mozalbetes y la imposición de unas multas que cubriesen el importe del daño causado (26 ptas.), destinando el importe al Hospital de San Juan Bautista.
La Guardia Municipal se aplicó a fondo y para el día 1 de Junio ya tenía identificados a los 15 autores de la corta de las ramas de los árboles, sus padres y dirección, que mostramos en la imagen superior. Una decena eran vecinos del Muelle Viejo y el resto de calles adyacentes.
El Ayuntamiento impuso, una multa de UNA peseta más el
impuesto del 10% para Hacienda y DOS en metálico a cada uno, dándose el caso de Ángel Alcalde, que se negó a pagar en un principio la multa de sus dos hijos, pero tuvo que soltar “la mosca” como todos, pues le apercibieron de un embargo de sus bienes. El 21 de Junio quedó cerrado el incidente y el importe de 26 ptas. fue entregado al Hospital-Asilo. Suponemos que dos quedarían amnistiados. Entre los padres encontramos a dos patrones de las traineras portugalujas de aquellos años, Aurelio Gutiérrez “Navarrillo” y el laureado Aurelio Llanos.
Es de suponer que tras el pago, algún culo y cara echaría más humo que el calentín.

Fotografía superior de Guyma la víspera de San Juan de 1952, frente al Siglo XX, donde seguramente estarían los hijos de aquellos multados en 1928, aunque no aparezcan nombrados en el pie de la fotografía del libro “La sociedad portugaluja del siglo XX” de la Colección El Mareómetro, editado en 2007.
Entre otros, José Manuel Miranda, Manuel Fernández, José Ramón Aroma, Mª Fe López del Campo, Mª Jesús Aurrekoetxea, Escobal Charola, Víctor Aroma, Ricardo Fernández de Lasheras, Monasterio, Armendáriz, Josetxu Astondoa, José Andrés Burgos


JOSE LUIS GARAIZABAL FLAÑO
publicado del 22 de junio 2016






sábado, 22 de junio de 2024

LOS CALENTINES DE 1946



 
Ahora que estamos en San Juan es bueno recordar las fogatas o sanjuanadas, calentines en el argot portugalujo, que cada calle hacía en aquellos años.
Estas fotos ya las publicamos en el libro de Portugalete en la fotografía (1900-1970) cedidas por Enrique González, y ahora hemos recogido una de ellas en el último número de Cuadernos Portugalujos, al tratar del centenario de la calle Zubeldia.
Algunos se han apresurado a reivindicar esta foto para la gente de San Roque, y el frontón, poniendo en evidencia la antigua rivalidad entre calles.

Los nombres que tenemos son los siguientes:
CHICOS. Juan Aramburuzabala, Domingo Gómez, Pedro Linares, Enrique Díez, Guillermo López Yarritu, Carlos Quintana, Isidoro Santiago, José Linares, Enrique González, Cecilio Cuesta, Jose Mª Arrejula, Leandro, Víctor Guantes, Jesús Susilla, Mariano Ferreiro, Teodoro Sánchez, Francisco Arenas, Valentín, Pedro Garaizabal, Rafael Fernández, Pedro Luis, Félix Escribano, Quiquín, Carlos Aborruza, Jose Ramón Basterra, Guillermo López, José Mª Ruiz, Juan Carlos Valverde, Miguel Inunciaga y Agustín Torres.

CHICAS: Mª Carmen Lavín, Ana Rosa Ferreiro, Ana Mª Araco, Mª Luz Medinabeitia, Mª Carmen Basterra, Mª Asunción Pérez, XX, Mª Carmen Uriarte, Pilar Araco, Milagros Lavin, Mª Asunción Ortúzar, Jesusa Torres, Juana Rodriguez (la avisadora), Mª Luisa Macías, XX, Julia Román, Mª Ángeles Pérez, Mª Jesús Solachi, XX, Mª Luz Ferreiro, Encarna Aramburu, Natividad Pereda, Gloria Porres, Luisa Loroño, Mª Carmen Medinabeitia, XX, Amalia Ortega y Pilar Ruiz.

Publicado el 22 de junio 2014





viernes, 21 de junio de 2024

LAS DOS TORRES DE LA PLAZA DE LA VILLA EN EL SIGLO XVII

  



Mikel Torka nos envía periódicamente sus trabajos recreando el pasado urbanístico de nuestra Villa, algunos de los cuales hemos ofrecido en este blog. En función de los nuevos estudios o investigaciones suele volver sobre ellos realizando modificaciones, como es el caso que nos ocupa y que ya reproducimos en su día, referido a las torres de la calle del Medio.

Le pedimos a Aitor González Gato, autor de varias obras sobre el tema, que nos escriba unas líneas sobre el mismo y nos dice lo siguiente:

El dibujo nos reproduce el hipotético aspecto que presentaba la Plaza de Portugalete en el siglo XVII, ubicada en plena calle del Medio. Este era, en efecto, el lugar donde se comerciaba en aquel entonces, pues el Solar aún estaba ocupado por la batería de su nombre. Tenemos varios documentos del siglo XVII (algunos menos del XVIII), donde se cita este entorno simplemente como “la Plaza de la villa”, lugar que originalmente era más ancho de como lo vemos hoy día y donde instalaban sus puestos las regateras, pescaderas, panaderas, etc., como refleja el dibujo. Paulatinamente estos comerciantes fueron bajando al Solar, lo que propició que nuevos edificios fueran constriñendo el espacio, por lo que hoy nadie diría que aquí existió una plazuela.

A la izquierda tenemos la que en 1511 es citada como la Torre de Tristán de Salazar de Galindo. En 1566 el Ayuntamiento pide a su entonces propietario, Ochoa de Larrea, que repare las tapias del patio de la torre que daban al cantón de las Panaderas. Pero lo que hizo Ochoa fue ampliar la torre hasta dar con el mismo límite de dicho cantón. Este edificio es el que ha llegado a nosotros como el n.º 17 de la calle del Medio. Quizá su actual reboque oculte algunos vanos de ascendencia medieval.

A la derecha tenemos la Torre de Íñigo Sáez del Casal, quien fue alcalde de la Villa a fines del siglo XV. En 1643 la compra Juan de Vallecilla a los herederos de Pedro de Santurce, describiéndose del siguiente modo: “...sita en la calle de Medio de Portugalete (…) (limita) por la delantera y parte de abajo la calle de Medio y cantonada que se pasa a la de Coscojales (…) la cual está sin cerradura, maderamen, teja, ni cobertura alguna, inhabitable y de ningún provecho, y de arreglarla costaría más de 500 ducados…”. En las excavaciones arqueológicas que se hicieron previas a la construcción del actual edificio, no se encontró ni rastro de esta torre, por lo que debió de ser arrasada hasta sus cimientos.

jueves, 20 de junio de 2024

RECOGIDO DE LA PRENSA: RUBÉN LAS HAYAS SERÁ EL PREGONERO DE LAS FIESTAS DE SAN ROQUE.

 


En la edición de DEIA del día de hoy, Miguel A. Pardo, recuerda que como en cualquier fiesta que se precie, en las fiestas de San Roque de Portugalete es muy importante la figura del pregonero. Esa distinción recaerá este año en la figura de Rubén las Hayas, una persona imprescindible en la recuperación y difusión de la historia de Portugalete. A lo largo de su trayectoria, impulsó hace tres décadas la creación de la Fundación El Abra y ha sido el alma máter de publicaciones tan importantes y arraigadas en la villa como, por ejemplo, ‘El Mareómetro’. De este modo, Portugalete reconoce la labor realizada por Las Hayas. 

Faltan menos de dos meses para que Portugalete  se sumerja entre el 14 y el 17 de agosto en sus fiestas de San Roque y, tras conocerse cuáles serán las actuaciones musicales que pondrán ritmo a las noches festivas en la villa, ya se sabe quién será el pregonero de estas fiestas. Así, quien leerá el pregón el próximo 14 de agosto en los prolegómenos del lanzamiento del txupin que hará estallar la fiesta en la villa jarrillera será Rubén Las Hayas, una persona muy querida en Portugalete y que ha sido clave en la divulgación de la historia local con la creación, por ejemplo, de la Fundación El Abra. De esta manera, Las Hayas toma el relevo de la periodista Koro Mendieta, quien fuera pregonera en las pasadas fiestas. “Este es un reconocimiento a Rubén, una persona a la que conocemos todos los portugalujos y portugalujas porque fue uno de los fundadores de la Fundación El Abra. Desde el primer momento, tuvimos claro que él debía de ser el pregonero este año”, indicó Mikel Torres, alcalde de Portugalete.

Así, Las Hayas será uno de los grandes protagonistas de la próxima edición de las fiestas de San Roque, cuatro jornadas de muchísima actividad y muy esperadas en la villa. “Para mí, como portugalujo, es todo un honor ser el pregonero. Es algo agobiante el pensar que abajo habrá toda una muchedumbre esperando a lo que diga, pero va a ser muy emocionante representar a mi villa en un momento tan importante. Espero hacerlo bien, intentaré reflejar en el pregón que nuestra diversión es la mejor del mundo entero”, declaró Las Hayas.

Quedan menos de dos meses para que el alma máter de la recuperación de la historia de la villa dé inicio a las fiestas de San Roque y ya dio unas pinceladas de cómo será el pregón que pronunciará. “Buscaré que quienes nos visitan y los portugalujos que han llegado desde otros puntos, conozcan la tradición y la historia de nuestro municipio y de nuestras fiestas”, desarrolló Las Hayas, quien ha sido el principal artífice de la colección El Mareómetro. Historia festiva en la que actividades como la diana y las bajadas fueron pioneras en la comarca. “Tenemos unas raíces muy hondas en materia festiva”, remarcó Las Hayas.

Poco después del fin de la celebración del 700 aniversario de la fundación de la villa, la Fundación El Abra, presidida por Las Hayas decidió cesar en su actividad de recuperar la historia de Portugalete. Ahora, todo ese fondo gráfico y documental logrado con horas y horas de investigación y trabajo, tal y como confirmó el alcalde portugalujo, Mikel Torres, pasarán a ser de titularidad municipal tras la donación realizada por la Fundación El Abra. Esa es una de las acciones más recientes realizadas por Rubén Las Hayas, quien recibirá el reconocimiento por todo lo que ha dado a su amada villa jarrillera con la lectura del pregón festivo en la tarde del próximo 14 de agosto.