martes, 20 de agosto de 2019

PORTUGALETE EN LOS FONDOS DEL FOTOGRAFO INDALECIO OJANGUREN (1887-1972) (4)




Otras fotos de los fondos de Indalecio Ojanguren en la web de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

La superior del año 1961 nos muestra el frente de edificios del Muelle Nuevo en torno al Puente Colgante antes de que la piqueta y la fiebre inmobiliaria se cebara con algunos de ellos.

Las fotos inferiores con el Puente Colgante están separadas por cuatro décadas.




lunes, 19 de agosto de 2019

MAPA DE GABRIEL BAUDWIN DE 1739





Éste mapa realizado por Gabriel Baudwin en 1739 no se llegó a publicar hasta 1742. Es muy probable que éste inglés fuera un espía que vino a Bilbao con la intención de cartografíar “La Ría y el Mar” ya que eran momentos de enfrentamiento entre el Reino de la Gran Bretaña y el Imperio Español, embarcados en ese momento en el conflicto bélico por derechos de comercio conocido por el nombre de “Guerra del Asiento” o “Guerra de la Oreja de Jenkins”, conflicto que se prolongó desde 1739 hasta 1748 siendo la acción bélica más importante el intento de ocupación de Cartagena de Indias en 1740-1741 por parte de la Armada Británica, cuya defensa fue dirigida por el guipuzcoano Blas de Lezo y Olavarrieta. Son momentos que a pesar del conflicto bélico que hay entre las dos potencias hay comerciantes bilbaínos, de Somorrostro y portugalujos que seguían teniendo operaciones comerciales con los ingleses a pesar de la prohibición por causa de la guerra.

Baudwin realiza un mapa de la Costa Cantábrica entre San Juan de Luz y Santander con gran profusión de detalles: poblaciones, elementos arquitectónicos, emplazamientos militares de defensa, calado de la costa y desembocadura de ríos. Dentro del mapa se incluye un plano muy preciso de la Villa de Bilbao y en el cual se puede localizar e identificar las principales construcciones tanto religiosas, civiles, comerciales, infraestructuras y carreteras, aunque me ha parecido ver un error al designar el elemento nº 15 como la Iglesia de San Pedro de Olaveaga en la margen derecha teniendo enfrente, al otro lado de la Ría, el convento de franciscanos de San
Mamés, por lo cual creo que el denominado núcleo urbano como Olaviaga realmente se refiera a Deusto y la iglesia sea la de San Pedro de Deusto. Del tercer elemento reflejado en el mapa podríamos decir que es la parte más importante de la obra, que recoge el Nervión desde la zona de Atxuri y la Mina del Morro hasta El Abra (desde Zierbena hasta la playa de Barinatxe). Se aprecia la profusión de información de carácter militar, comercial e industrial, todas ellas perfectamente situadas y se aprecian las características de La Ría con toda la información precisa para la navegación por ella; recuerda el plano realizado por Pedro Moreau y Diego Bordik sobre el estado de La Ría y La Barra en 1731.

Nuestra villa aparece mencionada como Porte Gallette e indica que en el Solar de Portogallette se encuentra un puesto con cuatro cañones, apuntando hacia la entrada de La Ría. Podemos apreciar que hay un muelle en proceso de construcción por la Cámara de Comercio en el Nervión en la margen derecha a la altura de Las Arenas que comienza en La Mojijonera y sigue hacia Lamiako, hasta el Punto Z, y estiman que al confinar La Ría no sólo encauzará la arena sino que también limpiará La Barra y mantendrá el Puerto constantemente abierto. Algo similar se puede ver en Portugalete, un cercado al borde del agua desde El Castillo hasta la zona de Peñota, bajo las baterías de El Cuervo y Campo Grande. El núcleo urbano de la Villa se ve que está compuesto por tres calles paralelas que se orientan perpendicularmente hacia la Ría y que tiene en su comienzo en una especie de ermita, (posiblemente la Ermita de El Cristo). Podemos apreciar las murallas de la villa que también mantienen dentro de ellas la Basílica de Santa María y como el Convento de Santa Clara dispone de un cercado a su alrededor. Detrás del castillo aparecen fondeados varios buques.

En las localidades próximas podemos distinguir construcciones de las cuales hemos tenido referencias: como el Castillo de Luchana en ruinas, el Convento de San Nicolás de los carmelitas o la Casa-Torre de Sestao. En Santurtzi (St. Ourse) se distingue un núcleo urbano junto a la Iglesia y otro bajo el Monte Madin (núcleo que en varias cartografías de la época aparecía con el nombre de Mamariga, Maimariga o Mainariga), indicando que el Monte Madin es comúnmente llamado Los Picos. En la zona de Getxo vemos el Molino de Aixerrota, antes de llegar a la batería con cuatro cañones en Punta Galea, molino que fue edificado en 1731. Y también vemos el elemento que definía a la Ría: La Barra, cuyo comienzo el mapa la sitúa por la Playa de Ereaga.

El mapa dispone de dos cuarteles con las referencias de elementos y lugares y un cuartel explicativo en el cual se detalla de exhaustivamente la Descripción de la Villa de Bilbao y de los habitantes de “Biscay”. Bilbao, capital de Bizkaia que da nombre al Gran Golfo tan conocido entre los marineros, con su puerto franco y una gran actividad comercial, que tiene desde hace algunos años bastantes fábricas inglesas asentadas en la villa. Un lugar saludable, limpio y con altos edificios de piedra. Pocos lugares están mejor abastecidos de todo tipo de alimentos, con una ley de Concejo Municipal indicando que los campesinos deberán traer algún producto del país si quieren sacar algo de la villa. Los habitantes de Bizkaia son los más laboriosos del país, se llaman a sí mismos Muy Nobles y dan esta razón para ello: que nunca fueron conquistados por los romanos ni invadidos por los moros, y dicen que su sangre es pura. Son muchos los vizcaínos que han levantado fortunas en las Indias Occidentales españolas. Creo que para tener cerca de 300 años da una visión muy acertada del carácter de nuestros antepasados, de su labor comercial e industrial que viven mirando a La Ría y a La Mar.



JOSE ANTONIO SOTO 

Mapa procedente de los fondos 
de la Biblioteca Nacional Francesa.






miércoles, 14 de agosto de 2019

VISITA DEL GARGANTUA BILBAINO A LA NOBLE VILLA EN 1981





Recurriendo a los fondos fotográficos del ELAI ALAI recordamos hoy la visita a nuestra Villa del Gargantúa de Bilbao, con motivo de la festividad de San Ignacio de 1981, en que el ELAI ALAI organizaba un festival de danzas en la Plaza.

El éxito de su presencia en el Muelle, con largas colas de críos, fue enorme y como vemos en la foto actuaron como camareros de tan pantagruélica comida José Luis Garaizabal e Iñaki Ortiz.

Aprovechamos también esta entrada para recordar con las fotos inferiores que el Ayuntamiento de Bilbao volvió a ceder en 1989, con motivo del 15 Festival de Folklore, sus Gigantes, anotando como anécdota que el que representaba a Zumalakarregui era portado por el difunto José Ignacio Beitia. Su presencia en la Villa fue también un total éxito.




martes, 13 de agosto de 2019

EL NACIMIENTO DEL GANERANTZ





La foto que abre esta entrada ha sido facilitada por Itziar Aróstegui, proveniente seguramente de los recuerdos de su padre Gaizka, nuestro recordado amigo.

Fechada en 1952 recoge a un grupo de montañeros de los que meses después constituyeron el Grupo de Montaña Ganerantz.

En su reverso figura Grupo de montañeros de Portugalete 1952. Fueron los iniciadores del “Ganerantz”. Dos santurzanos, Miguel, Pereiro, A. Donosti, Andrés Morua. Abajo: Felipe Monasterio, Angel Escribano, Gaizka Arostegui y F. Arostegui.

El movimiento de crear una sociedad de montaña se materializó el 14 de febrero de 1953 cuando unas 50 personas se reunieron en el Txakolí de Minuto, en los bajos del Bar Minuto, en General Castaños, y eligieron la primera directiva que presidida por Pablo Escudero, tendría a Tontxu Hernández Izurrieta de secretario, Jesús Egaña de tesorero y como vocales a Ismael Chico, Angel Escribano y Enrique Barco. Felipe Monasterio que no pudo asistir ocuparía la vicepresidencia durante los seis años siguientes.

El nombre elegido era MENDIRUNTZ (hacia el monte) y la sede local el bar Feli de la calle Santa Maria nº 13. Ante la prohibición de la Federación Española de utilizar un nombre euskérico se cambió por GANERAN que era considerado como “español” y posteriormente se empezó a añadir sibilinamente el TZ, no sin quejas oficiales, que al final por cansancio se fue olvidando y admitiendo el actual de GANERANTZ, que venía a coincidir en el mismo significado “hacia la cumbre” y al que Angel Escribano dotó de un escudo.


lunes, 12 de agosto de 2019

FOTOGRAFIAS DENTRO DEL RECORDADO BAR EL METRO: BENITO LERTXUNDI Y MIKEL LABOA (1969)





Tras las fotos sacadas en el interior de EL METRO, José Luis Garaizabal ha encontrado estas dos fotos, al parecer sacadas por él en 1969, en el que aparecen Benito Lertxundi y Mikel Laboa tras haber actuado en la ikastola del Elai Alai en la calle Santa María merendando.

Era el 24 de abril de dicho año y junto a ellos están Alfredo Cobos y su mujer Ameli,  Javi Beitia, Rosi Lázaro, José Ignacio Beitia, Andrés Javi Rueda,…

Félix Basterretxea que también formaba parte del grupo, aparece en la foto inferior en plan jocoso, “amenazando” con el cuchillo a Puri.


viernes, 9 de agosto de 2019

UN HIDROAVION NAZI EN LA DARSENA





JULIO ARRIETA en su sección de Tiempo de historias de EL CORREO, con el título Un hidroavión nazi en Sestao, del pasado día 24, nos da noticias de la foto que encabeza esta entrada. Una historia poco conocida, en parte porque la prensa de la época, sometida a la censura y decididamente proalemana, hizo como que no existía.

La foto corresponde a un gran hidroavión trimotor en el agua, con una identificación inconfundible en su cola doble como es la esvástica nazi, y que según el autor, nuevo e intacto fue remolcado hasta Lekeitio y acabó amarrado en la Benedicta durante tres años.

Se trata de uno de los varios aeroplanos que durante la Segunda Guerra Mundial acabaron en tierras vascas por azares del conflicto. Había despegado de su base de Biscarosse, en las Landas, a las 6 de la mañana del 22 de septiembre de 1943. Tras realizar su misión cerca de Irlanda, se había quedado sin combustible y tuvo que amerizar a unas 20 millas al Suroeste de Arcachón. La tripulación fue recogida por una unidad de superficie de la armada alemana que no pudo llevarse el hidroavión a causa de la mala mar que impedía la maniobra, por lo que fue dejado con el ancla de capa con la esperanza de poder recogerlo al día siguiente. Pero no fue así. El oleaje y el viento lo desplazó 70 millas, hasta donde fue avistado por la tripulación del pequeño pesquero vizcaíno Reina de los Ángeles, dos días después.

Tras remolcarlo hasta Lekeitio, el avión fue amarrado en la dársena de La Benedicta, custodiado por una guardia del Ejército del Aire, que fue retirada el 1 de julio de 1946, ya concluida la guerra con la derrota de la Alemania Nazi.

Tenía una autonomía de 3.930 kilómetros. Formaban su tripulación 6 personas: piloto, copiloto, operador de radio y tres artilleros para servir otras tantas ametralladoras, una a proa, otra a popa y la tercera montada en un puesto abierto sobre el techo, detrás del motor central. Podía transportar bombas, minas o cargas de profundidad, o en su lugar hasta diez pasajeros.

Iñaki Anasagasti en su blog nos ofrece otra de las fotos que se conservan y que recogemos bajo estas líneas.


jueves, 8 de agosto de 2019

FOTOGRAFIAS DE IÑAKI SOLAETXE (2)





La foto superior corresponde a las escuelas de Maestro Zubeldia. Junto a Iñaki Solaetxe, Borja Fernández, Guillermo Alda, Quintana, Ordoñez, …

En la inferior con su cuadrilla, Montxito, Jose Andres, Pedro Luis, Salvi y Conra.






miércoles, 7 de agosto de 2019

PORTUGALETE EN LOS FONDOS DEL FOTOGRAFO INDALECIO OJANGUREN (1887-1972) (3)


  


Las dos fotos de hoy de los fondos fotográficos de Indalecio Ojanguren de la web de la Diputación Foral de Gipuzkoa, dentro de la búsqueda de “Portugalete”, recogen personajes que no sabemos reconocer.

La superior lleva el título PASAIA: ARRAUNLARIAK. DOTOREN IGANDEZ PORTUGALETE, fechada el 22 de noviembre de 1942, que nosotros pensamos que si efectivamente fueran de nuestra Villa, puede querer indicar que se trata del grupo de remeros del pasaje, o sea los boteros vestidos “de domingo”. Esta difícil traducción y que no reconozcamos a ninguno de ellos, nos lleva a pensar que se trata de una mala catalogación.

En la foto inferior con la barquilla del Puente Colgante se nos señala Maria Arizmendi con amigos.


martes, 6 de agosto de 2019

RECOGIDO DE LA PRENSA: LOS CLÍNEX, UN INVENTO DE UN MÉDICO DE PORTUGALETE



Juan José Conde-Pelayo (1847-1922) estaba obsesionado con los microbios y no usaba pañuelos de tela, sino de papel de seda que encargaba en la Papelera Española. Así encabeza su artículo JOSÉ JAVIER GÓMEZ ARROYO en la edición de EL CORREO de ayer 5 agosto 2019. 

Los pañuelos de papel son invento moderno y casi un imprescindible en nuestras vidas. Y no, no los inventó un personaje extranjero sino un médico nacido en Vegas de Pas cuyos restos descansan en Portugalete, donde fue médico durante muchos años y se convirtió en un personaje muy querido porque ejercía casi al estilo Robin Hood. Se trata de Juan José Conde-Pelayo (Vega de Pas 1847-Portugalete 1922). En aquella época, la medicina no era gratis, sin embargo, Conde Pelayo solo cobraba a los ricos. Cuando alguien sin recursos necesitaba de sus servicios le atendía sin pasarle ninguna factura.

Dicen las crónicas de la época que estaba dotado de una asombrosa capacidad retentiva que despertó gran interés entre la comunidad científica de la época. Recitaba de memoria largos discursos políticos que no necesitaba leer más de una vez y se aprendió 'El Pitágoras o libro de cuentas ajustadas', un tratado por el que buena parte de Europa se rigió en la conversión de pesos y medidas hasta la invención de las calculadoras en los años 50 del siglo pasado.

Prácticamente toda su existencia transcurrió en Portugalete. Su madre se mudó a la villa jarrillera junto a él y montó un pequeño negocio de telas. Con lo que sacaba de él, procuró la educación necesaria para que el pequeño pudiera estudiar. Además de médico allí, fue profesor de matemáticas y catedrático de Metafísica en la Universidad Central de Madrid y en la que poco después obtendría la cátedra de Metafísica. También ejerció como secretario particular del que fuera presidente de la I República, Nicolás Salmerón. Asimismo, fue uno de los primeros estudiosos y defensores del esperanto.

Entre todas estas sabidurías fue quizá la medicina y la cirugía las que le hicieron popular entre las diferentes clases sociales vascas. Para las más acomodadas, por su prestigio. Para los pobres, por su humanidad. En 1884 fue nombrado médico cirujano de la sanidad marítima del puerto de Bilbao.

Su auténtica obsesión eran los microbios y por eso no usaba pañuelos de tela, sino de papel de seda que encargaba en la Papelera Española. Acostumbraba, además, a dejar sobre las mesitas de sus pacientes un pequeño montoncito de hojas recortadas para que las usaran. Esta pertinaz costumbre le supuso ser salvado en 1917 de un rosario de torturas cuando se creyó posible consolidar una nueva república en España, pues por sus ideas políticas fue detenido en compañía de su yerno José Tejada y obligados ambos a recorrer la distancia entre Portugalete y Bilbao andando, para terminar encerrados en una escuela con función de cárcel.

Acorde al testimonio de Félix González Cintora, presidente que fue de la Agrupación Republicana portugaluja y que presenció la escena, sabemos que un coronel del ejército pasó por el improvisado calabozo y vio a un anciano postrado en una cama con el montoncito de papeles de seda sobre la mesita. Entonces se dio cuenta de quién era: «¿Está ahí el doctor Conde-Pelayo?», le preguntó al vigilante. Al recibir el sí, mandó que le liberaran. Años antes, el galeno había salvado la vida del sobrino de este coronel.

Muchos años después la multinacional Kimberly-Clark usaría el término registrado Kleenex en 1930, pronunciado clínex en todo el mundo independientemente de la marca que posean, para identificar una serie de pañuelos desinfectados y desechables que se han hecho populares en su uso contra el resfriado común o la rinitis alérgica.

Aunque, volviendo otra vez la vista hacia el pasado, nos encontramos en el Boletín de la Industria y el Comercio del Papel de 15 de septiembre de 1908 una curiosa referencia que dice: «Hemos afirmado que el papel chino empleado para moquero, toalla, servilleta, etcétera, tiene que abrirse campo. Pues bien, una prueba de que no estábamos equivocados al hacer tal afirmación son las varias cartas que el doctor Conde-Pelayo, patrocinador y ejecutor de la idea, ha recibido alentándole en la empresa y pidiéndole datos. Entre dichas cartas merece mencionarse la de Vicente Ibarra, peluquero establecido en Barcelona, calle Aviñó, quien proyecta realizar los servicios de su establecimiento con papel de esta clase. Esto demuestra que la publicidad es la que hace prosélitos. Y si en círculo de acción tan reducido se han obtenido ventajas, ¿qué no se lograría realizando la propaganda en una esfera más amplia?» (Archivo prensa histórica)

Por si esta reseña fuera poco para hacer merecedor al médico de Portugalete de la idea original de este popular producto que son los clínex, añadiremos las palabras que al respecto recordaba el mismísimo Indalecio Prieto, titular de diversas carteras ministeriales durante la Segunda República y presidente del Partido Socialista Obrero Español durante el exilio, quien al ensalzar precisamente la recitación de los variados discursos políticos que el doctor pasiego se sabía de memoria añadió: «Cuando se le seca la boca, bebe un sorbo de agua y se seca los labios con una cuartilla de papel de las que lleva para este cometido y para sonarse las narices, forma con ella una bolita y luego de usarla la arroja al suelo. Conde-Pelayo se ha adelantado en más de medio siglo a inventar los higiénicos Kleenex».


********************************

Para una completa información de este personaje, y corregir algunas inexactitudes de este artículo, recomendamos consultar el libro de la Colección El Mareometro, PORTUGALETE EN EL RECUERDO: LOS CONDE-PELAYO, que se encuentra en la Biblioteca Digital Portugaluja.


Entre las puntualizaciones señalaríamos principalmente:

Dice:

1.- Prácticamente toda su existencia trascurrió en Portugalete. Su madre se mudó a la Villa jarrillera junto a él y montó un pequeño negocio de telas, cuando en realidad su madre tras vender telas por la provincia (aprendió vascuence para entenderse con sus clientes) se estableció en las Siete calles de Bilbao, negocio que dejó a su hijo al morir. Este por su parte llegó a la Villa tras su estancia en Madrid, con 37 años, en 1884.

2.- Recitaba de memoria largos discursos políticos que no necesitaba leer más de una vez. Según Indalecio Prieto “don José es muy devoto de don Nicolás Salmerón, cuyos principales discursos retiene fielmente en la memoria. Cuando se le invita a algún acto político, jamás habla por cuenta propia. Comienza diciendo: "En la sesión de tal día, don Nicolás Salmerón se expresó en los siguientes términos ante el Congreso: Señores diputados.” y a continuación recita íntegramente el correspondiente discurso sin perdonar las acotaciones –"aplausos a la izquierda", "rumores en la derecha"– acotaciones que el recitador recalca moviendo la cabeza a un lado o a otro, según de donde en su día provinieron los aplausos y los rumores.

3.- Se aprendió “El Pitágoras o libro de cuentas ajustadas”, cuando en realidad fue él, cuando ejercía la docencia en Madrid, quien publicó dicho libro en 1880, que luego complementó publicando El transito del sistema de pesas y medidas de Castilla al sistema métrico-decimal.

4.- Ejerció como secretario particular del que fuera presidente de la I República, Nicolás Salmerón, y según su nieta Leonor Tejada Conde-Pelayo cuando Salmerón fue presidente de la República, Juan José estuvo junto a él y por mucho tiempo fue su brazo derecho, una especie de secretario-voluntario.







lunes, 5 de agosto de 2019

FOTOGRAFIA EN LA TERRAZA DE EL METRO.





Seguimos ofreciendo las fotografías que nos envió José Luis Garaizabal, y en este caso encontramos a gente en la terraza exterior de EL METRO.

De "finales de los sesenta" corresponde a alguna boda o después de alguna actuación del Elai Alai y en ella se ven las banquetas de madera que se solían sacar a la terraza si no quedaba sitio en el petril.


viernes, 2 de agosto de 2019

CINCUENTA AÑOS NO SON NADA…


  
Hoy me voy a permitir la licencia de salirme del guión establecido en este blog y dedicar esta entrada a un cierto desahogo personal.

Las fotos superiores lo dicen todo. Hace medio siglo que salían de la Basílica cogidos del brazo dos jóvenes, de Zubeldia, y del Ojillo, para emprender un largo camino juntos, siendo el día de hoy el que les sirve de un alto en el camino para mirar atrás.

El grupo de danzas del Elai Alai, nos ofrecían su saludo, con un aurreskulari de lujo como era José Luis Garaizabal, arropados por familiares y amigos.

Si agradecimos a todos ellos su presencia entones, quizás sea el momento ahora de agradecer a otros muchos que en estos cincuenta años nos han honrado con su amistad. Habrá habido momentos duros, tanto familiarmente como socialmente, pero ahora solo los buenos nos vienen a la memoria.

Siempre hemos considerado la Familia y los Amigos como uno de los apoyos de nuestra vida, sin olvidar el mantener una Mens sana in Corpore sano, y las fotos inferiores con el grupo familiar consolidado con nueve nietos hace un mes en la cima del Gorbea, así como otras fotos de los primeros años con el grupo de montaña Ganerantz, con los que tantos momentos entrañables compartimos, van en esa dirección.

Tras aquellos primeros años, y con la ilusión de formar una familia, vinieron los años de la ikastola Herrikoa y sus vicisitudes para introducir la enseñanza en euskera en la escuela pública, en la que se tejieron amistades y complicidades que nos han acompañado también en esta trayectoria.

Lo mismo podríamos decir de otras actividades en las que hemos participado, aunque quizás el núcleo mas importante y profundo en estos recuerdos de amistades, lo constituye el grupo de la Cuadrilla que con sentidas bajas e incorporaciones ha llegado hasta este momento.

Y ya que he decidido utilizar este medio, tengo que recordar que en los últimos “25 años del mareómetro”, con los Libros, los Cuadernos, y este Blog, han sido innumerables los amigos que hemos añadido, aunque a muchos de los cuales no conocemos personalmente, pero que sentimos su cercanía por sus asiduas visitas a esta red social tan vilipendiada. A todos ellos también nuestro agradecimiento por su amistad en este señalado momento de nuestra vida.




jueves, 1 de agosto de 2019

FOTOGRAFIAS DE IÑAKI SOLAETXE (1)





Aprovechando el mes de veraneo vamos a recoger las fotos de nuestros amigos a través de facebook, empezando por las que nos ha ofrecido, desde su residencia actual en Navarra, Iñaki Solaetxe y que nos sitúan en los años 70 en el desaparecido campo de San Roque desde donde partía la bajada.

En la superior el día de su festividad, portando la imagen del santo que se guarda en la Basílica. Junto a él Pedro Lerma, Montxo…

En la inferior, un grupo bajo la pancarta del Club Bizi Alai.




martes, 30 de julio de 2019

RECOGIDO DE LA PRENSA: ADOLFO DE LARRAÑAGA EN “EL CENTENARIO DE ‘EL OBRERO VASCO’, NACIDO EL 31 DE JULIO DE 1919





Tal día como mañana, hace un siglo, el 31 de julio de 1919, nacía el semanario ‘Euzko Langillia-El Obrero Vasco’. Mario Aurrekoetxea fue su primer director, sustituido después por Manuel Robles Arangiz, pero el verdadero artífice del órgano de ELA-SOV fue Adolfo de Larrañaga, un poeta que imprimió carácter a la publicación.

Lo cuenta JOSÉ IGNACIO SALAZAR ARECHALDE en un reportaje en DEIA del 6 de Julio del 2019.



La fiesta de San Ignacio representa para el nacionalismo vasco todo un símbolo que acoge varios de sus acontecimientos fundacionales. Como sabemos, el 31 de julio de 1895 funda Sabino Arana el Euzkadi Buru Batzar y el 31 de julio de 1919 sale, por vez primera, el órgano de prensa del sindicato vasco ELA-SOV, Euzko Langillia-El Obrero Vasco. Se cumple, por tanto, este año el centenario de aquel semanario que recogía la voz del primer sindicato nacionalista vasco fundado en 1911 y que, en buena medida, nos permite conocer la forma de actuar de aquella ELA en sus primeros años de vida.

El primer director del que tenemos noticias es Mario Aurrekoetxea que es sustituido en septiembre de 1920 por Manuel Robles Arangiz. El que fuera más tarde secretario general del sindicato, ejerció la dirección durante tres años, tiempo en el que se consolida la frecuencia semanal y su carácter batallador, especialmente con el sindicalismo socialista de la UGT. A raíz del matrimonio de Robles Arangiz y de sus obligaciones laborales y familiares se ve obligado a dejar la dirección del semanario.

Le sustituye Adolfo de Larrañaga. El abogado y poeta portugalujo se convierte desde el 19 de octubre de 1923 no solo en el director de El Obrero Vasco sino en el más importante de sus articulistas. Editoriales, poesías, artículos firmados, anónimos o con seudónimos, conforman un trabajo enorme para una sola persona, hasta el punto de que el historiador Ignacio Olabarri llega a afirmar que en 1925 y 1926 casi lo escribe él solo.

Aunque puede parecer exagerado, no nos cabe duda de que, no ya solo durante esos dos años, sino prácticamente hasta 1932, la pluma de Larrañaga es la principal del semanario y es la que le imprime un carácter constante a lo largo de toda su historia. Sin faltar a la verdad, podemos afirmar que El Obrero Vasco es el semanario de Adolfo Larrañaga.



DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA

No fue el mejor de los momentos el elegido por Larrañaga para dirigir un periódico. Desde la Capitanía General de Barcelona, el 13 de septiembre de 1923, el general Miguel Primo de Rivera da un golpe de estado que hace suyo el rey Alfonso XIII. La prensa vasca lo recibe de muy distinta manera. El Liberal protesta por el levantamiento. El Pueblo Vasco lo saluda sin disimulos y Euzkadi denuncia la falta de libertad para escribir sobre el nuevo régimen.

Adolfo de Larrañaga escribe un artículo en Aberri de título inequívoco: ¿El ejército contra el pueblo? Allí expresa sin rodeos su posición contra el golpe militar: Nuestro corazón protesta con toda la santa indignación contra los atropellos de la soberanía civil.

La posición de Larrañaga ante lo que se viene encima parece clara. Por ello no podemos compartir, en absoluto, la opinión de Saiz Valdivielso en su Triunfo y tragedia del periodismo vasco cuando afirma, ni más ni menos, que El Obrero Vasco fue portavoz del apoyo de Solidaridad al nuevo régimen. Para argumentar su opinión, cita únicamente un artículo titulado Separatismo antivasco y español. Y aunque es cierto que allí, en un solo punto, se muestra el apoyo al directorio, en lo que se llama su orientación regional y la unidad de las cuatro provincias vascas, también se dice que se carece hoy como es sabido de la libertad necesaria para juzgar en público todas las decisiones que el nuevo régimen en el Gobierno del Estado español ha establecido. Por ello callamos sus defectos y equivocaciones.

A las dificultades políticas se suman las económicas. Lo dice sin ambages el propio semanario. Tirada ridícula y vida lánguida. Era preciso, sin embargo, superar esa situación porque Larrañaga está convencido de que el periódico es la mayor arma de combate en la vida social moderna. El 14 de febrero de 1925 lo dice con un deje de solemnidad: El Obrero Vasco se fundó con el anhelo de unos obreros que sin presumir de intelectuales (esos rastacueros de la inteligencia pseudofilosófica y narcisos de sus ideas) hicieron que se oyera su plegaria. Gracias a su periódico pudo gritar y decir su verdad sin temor a intereses creados de capitalistas sin amor, de nacionalistas sin sentido de responsabilidad histórica.



LA REPÚBLICA

Cuando se proclama la República el 14 de abril de 1931, sigue siendo director Adolfo de Larrañaga. Sin saber cómo se iban a desarrollar los acontecimientos, escribe Larrañaga un artículo titulado Nuestra posición. Allí fija de manera clara y rotunda la postura de Solidaridad. Saluda la llegada de la República porque el vasco, dice, es esencialmente republicano. Es verdad, añade, que la república también puede ser dictatorial y aun despótica, pero si ésta respeta los derechos de los vascos, éstos demostrarán su nobleza. Finaliza con dos rotundos ¡Viva la República federal española!¡Gora la República Vasca!



CUESTIONES CANDENTES

No faltaron en las páginas del periódico las disputas con otros medios de comunicación o el análisis de cuestiones complejas que suscitaban opiniones enfrentadas. El periódico acogerá la polémica sobre la propiedad de la tierra. La cuestión social y agraria suscitaba en aquel tiempo grandes controversias e interés indudable. Ramón Belaustegigoitia escribirá en 1918 La cuestión agraria en el País Vasco. El controvertido libro será el eje sobre el que se plantea la pregunta clave: ¿De quién es la propiedad de la tierra? Larrañaga entra en liza con un artículo en el que básicamente apoya las ideas de Belaustegigoitia. La tierra, era obvio, debe ser de quien la cultiva. No todos se mostraban de acuerdo y así surgirá el debate con el colaborador de Euzkad C. de Elgezabal.

Un asunto de enorme trascendencia en la vida social se convertirá casi en una cruzada en las páginas del semanario. El alcoholismo era un grave problema especialmente entre los obreros. La vida en la taberna generaba situaciones de tensión en la familia y en el trabajo que había que atajar. A las charlas que daba, por ejemplo, Diego de Mazas en el sindicato, se añadían muchos artículos como los de Larrañaga en los que, con su inconfundible estilo, afirma sin tapujos que: La taberna es una calle peligrosa por la cual se puede ir a tres partes: al hospital, al manicomio y a la cárcel.

Euzko Langillia acogerá en sus páginas colaboraciones sobre la difícil situación de la mujer trabajadora. Si bien es cierto que en ocasiones se enfoca el papel de la mujer básicamente como madre, no lo es menos que se denuncia las condiciones laborales en sectores como el de las costureras. Véase lo que ocurre en talleres de costura. Abuso de maestras es evidente, jornales irrisorios, exigencias, servidumbre. Doblada la cabeza, inmóviles, oyendo la música de las Singer en locales faltos de ventilación y de luz… sin esperanza de mejoras.

Para dar solución a tan lamentable estado, se propugna desde el semanario la necesidad de organización y conformar agrupaciones femeninas solidarias en defensa de sus derechos laborales y contra la explotación patronal.



EL MUNDO LABORAL

Como no podía ser de otra forma, el grueso de cuestiones de El Obrero Vasco, un semanario sindical, se refiere a la situación laboral de los trabajadores vascos. Y entre ellas, la jornada laboral legal es acaso la que mayores inquietudes despierta. Los interminables días de trabajo de 10, 12 y hasta 14 horas, fueron combatidos por Solidaridad, como por otros sindicatos, hasta llegar a las 8 horas diarias y 48 semanales. Aunque formalmente desde 1920 ya se había legalizado esa jornada de 8 horas en la mayoría de los sectores laborales no faltan artículos en los que se exige su cumplimiento.

En enero de 1925 defiende la jornada de 8 horas frente a los que les acusan de filosocialistas, argumentando que la limitación de la jornada laboral es una reivindicación de los sociólogos que militan en el campo demócrata-cristiano. Todavía en 1930 reivindica El Obrero Vasco la jornada legal como la conquista del proletariado del mundo sobre la burguesía, conquista de la que el obrero no debe ceder jamás porque es esencial para la defensa de su bienestar moral.

También el problema de la vivienda obrera, especialmente en Bilbao, es calificado de pavoroso. Se expone la dura situación de familias necesitadas que se ven obligadas a pernoctar en los lavaderos municipales para sobrevivir. Para atajar situación de tal injusticia, propugna El Obrero Vasco la intervención decidida del Ayuntamiento y la Diputación.

La situación de los mineros se aborda en una colaboración de Larrañaga con título tan significativo como La esclavitud de los mineros. Con gran fuerza narrativa describe su presencia en Ortuella en 1925, invitado por la Agrupación de Obreros Vascos, para dar una conferencia sobre las ventajas del cooperativismo.

Lo que allí vio fue ciertamente deprimente. Trabajadores pálidos, flacos, cabizbajos, recelosos y sin esperanza. Y a lo lejos el hospital de Triano como un palacio del dolor, esperando siempre con las puertas abiertas para heridos, ancianos, suicidas.

El problema del paro, los despidos de los obreros, el retiro obrero obligatorio, la escasez de subsistencias son algunas de las cuestiones sociales que se abordan con frecuencia en el semanario.



UN ESPACIO PARA LA CULTURA

La presencia de un escritor en la dirección del semanario, aportó un espacio poco común en la prensa sindical. Los poemas de Adolfo Larrañaga y un prisma lírico en muchos de sus artículos, es una peculiaridad que no conocemos en este tipo de prensa. Escribirá también sobre pintura, escultura, música, literatura o poesía.

No son escasas sus narraciones literarias que nos acercan a pueblos como Bergara, Mondragón, Olite, Ortuella o Eibar. En ellas bucea, con maestría, en el espíritu del lugar y de sus gentes. También lo hará en diarios como Aberri, Excelsior o Excelsius, en donde recoge, con igual tensión literaria, la vida de Bilbao en sus lugares más emblemáticos.

El interés por la cultura lo expondrá de manera vigorosa en su artículo La fuerza de la cultura:

Dime qué bibliotecas tienes y te diré quién eres, dime qué sitios frecuentas y te diré a dónde irás a parar, dime qué concepto tienes de tu dignidad y te diré qué esclavo eres; todo es pues un problema de cultura, y concluye: Maldita ignorancia que hace andar en las tinieblas, luz más luz, fe más fe, patria y libertad.

Vamos concluyendo. Euzko Langillia-El Obrero Vasco fue, es cierto, un semanario modesto que termina su vida en 1932 a raíz del II Congreso de Vitoria, sustituido por Lan Deya. Tres páginas de texto y una de propaganda cada semana y, en ocasiones, cada 15 días, puede parecer escaso bagaje en el mundo de la prensa vasca. Tampoco tuvo demasiados colaboradores y hubo épocas de muy pocos lectores. Pero seríamos injustos si lo analizamos solo bajo ese prisma. Si lo examinamos desde el punto de vista de los escasos medios con los que contó y de la compleja época vivida, El Obrero Vasco es un ejemplo único de entusiasmo y de voluntad por extender unos ideales sociales y nacionales en los que, pensamos, brilla con luz propia Adolfo de Larrañaga. Solo un poeta fue capaz de llevarlo a cabo. Un poeta que además conocía el valor de la prensa en la vida social moderna.



JOSÉ IGNACIO SALAZAR ARECHALDE

6 de Julio de 2019 DEIA


lunes, 29 de julio de 2019

LOPE GARCIA DE SALAZAR (1399-1476)



El ejemplar del mes de julio de enportugalete.com nos ha ofrecido esta ficha de nuestro famoso banderizo Lope García de Salazar.

Al seleccionar una imagen de su rostro hemos elegido dentro de los diversos lienzos que le han pintado, el del portugalujo Fernando Bayo, que se conserva en la casa-torre y que la hizo tomando como modelo a Felitxu Fernandez “Sacris”.

Aprovechamos también para recordar que hace ya dos años el portugalujo José Manuel Aparicio nos ofreció una magnífica novela sobre este personaje titulada BANDERIZOS.








viernes, 26 de julio de 2019

SUGERENCIA DE JUAN ANTONIO ZUNZUNEGUI AL ALCALDE




Tras los calores de días pasados Mari Carmen García-Borreguero ha recuperado estos apuntes de Juan Antonio Zunzunegui y Loredo, cuando en sus años de residencia en Madrid, añoraba los veranos y la brisa de nuestro muelle.


miércoles, 24 de julio de 2019

SANTIAGO PATRON DE PORTUGALETE?




 Una de las discusiones típicas tasqueras en la Villa ha girado siempre en torno a si Santiago ha sido patrón o copatrón de Portugalete. Ante la celebración de esta festividad, hemos recurrido a uno de los numerosos trabajos de Roberto Hernández Gallejones, Archivero Municipal, en la que trata este tema y que dice lo siguiente:



En primer lugar es preciso decir que así como existe un acta o acuerdo municipal que sanciona o instituye a San Roque como Patrón de la Villa, con total precisión y solemnidad el 30 de julio de 1790, no se puede afirmar lo mismo para las festividades de Nuestra Señora de la Asunción y de Santiago.

En el caso de Santiago, creo que es de universal conocimiento que Santiago el Mayor o Santiago Matamoros es el Patrón de España por antonomasia, llegando a este puesto de honor en el santoral, tras el pretendido descubrimiento de su Sepulcro en Galicia, en Santiago de Compostela, por el rey de Asturias Alfonso II el Casto, y la consagración definitiva de la Ruta Jacobea o Camino Francés durante los siglos XI y XII, fundamentalmente.

En el bloque temático referente a los festejos en el Archivo Histórico Municipal no aparece nada concerniente a la proclamación como patronos de Santiago y de la Virgen de Agosto, ni tampoco datos concernientes a su celebración durante la Edad Moderna (siglos XVI, XVII y XVIII).

En los libros de contabilidad municipales de carácter histórico no se localiza ninguna noticia referente a la festividad de Santiago. Por el contrario surgen ante nuestros ojos algunos indicios relativos a Nuestra Señora de la Asunción, como es que en 1590 se corrieran toros en honor de “nuestra señora de Agosto”, o que en 1661, 1707 y 1721 con actos festivos el día de “Nuestra Señora de la Asumpzion”.

En 1725 encontramos el pago “al tamborilero que asistio a las seis fiestas”. Se trata de los festejos del Corpus (15 de Junio), San Juan  24 de Junio), San Pedro (29 de Junio), Santiago (25 de julio), Nuestra Señora de Agosto (15 de Agosto), y Nuestra Señora de la Concepción (8 de Diciembre).

Santiago en la actualidad es fiesta en las comunidades autónomas de Canarias, Castilla–León, Galicia, Madrid, Murcia, Cantabria, País Vasco, y en Girona. Se observa meridianamente tras la consulta de los libros de contabilidad municipales y del resto de la documentación histórica del Antigua Régimen que San Roque no fue patrono de nuestra localidad hasta 1790, tras la proclamación del mismo por parte de nuestros munícipes y del obispado de Santander, a cuya jurisdicción eclesiástica pertenecía Portugalete por aquel entonces. Y se podría concluir que en pura lógica, Santiago y la Virgen de Agosto, llamada más tarde la Patrona eran los patronos principales y tradicionales de nuestra ciudad, “desde tiempo inmemorial”, tal y como decían nuestros antepasados con muy buen tino y de forma acostumbrada.

martes, 23 de julio de 2019

PORTUGALETE EN LOS FONDOS DEL FOTOGRAFO INDALECIO OJANGUREN (1887-1972) (2)





Continuamos ofreciendo las fotografías del archivo del fotógrafo gipuzkoano Indalecio Ojanguren, que hemos recogido de la web de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Es una vista del puente en los años posteriores a su destrucción en 1937 y que nosotros ya hemos utilizado en otras ocasiones, pero sin conocer su autoría. Es consecuencia de la costumbre generalizada de los coleccionistas de fotos de no recoger el nombre del fotógrafo y que nosotros denunciamos repetidamente.

Bajo esta líneas otras dos fotografías de la basílica. Desde la Plaza con el monumento a Chavarri, sin bancos en su parte inferior ni verjas metálicas, y con la parte posterior del templo.


lunes, 22 de julio de 2019

PORTUGALETE EN LOS FONDOS DEL FOTOGRAFO INDALECIO OJANGUREN (1887-1972) (1)



Indalecio Ojanguren, fue un eibarres que unió la afición fotográfica con la montaña lo que haría que su obra fuera singular y le asignaran el apodo de el Fotógrafo Águila. Primer guipuzcoano que realizó el recorrido de los cien montes, que luego lo haría siete veces más, fue socio fundador del Club Deportivo Eibar, en donde fue presidente, siendo reconocido por la Federación Vasco Navarra de Alpinismo con diversas medallas de oro y al merito deportivo.

Colaboró con una veintena de publicaciones periodísticas y su obra fue publicada por muchos medios de todo tipo, desde pequeñas publicaciones locales hasta monográficos. Sus archivos guardan una inmensa y amplia obra de alto valor etnográfico y paisajístico.

Si entre 1914 y 1915 publicó el Álbum gráfico descriptivo de Guipúzcoa, entre 1918 y 1919 hizo lo mismo con nuestra provincia, pero esta vez no fue publicado.

En 1966 su archivo con mas de 8000 fotografías fue donado a la Diputación Foral de Gipuzkoa, parte de las cuales están disponibles en su web.

Aquí hemos recurrido nosotros, aunque no dudamos que en los fondos totales habrá muchas más, para recoger las principales fotografías de nuestra Villa.

Las que recogemos hoy nos muestran su visita al muelle de hierro, donde fotografió el torreón de señales (en lo alto le faltan los discos que señalaban el calado de la barra) y que está fechada erróneamente en 1939 y situada en Las Arenas.

Recordamos la noticia que encontramos de 1933, informando de la decisión de la Junta de derribar la citada torre del faro del final del morro del muelle y la solicitud de un vecino, Benito Arregui, para que el municipio se oponga al derribo para “que se pueda utilizar en aprovechamiento de vecinos y forasteros”.

Bajo estas líneas recogemos una foto del Abra que sacó desde este torreón con el Serantes al fondo y que está fechada en 1920.



viernes, 19 de julio de 2019

FOTOGRAFIAS DENTRO DE RECORDADO BAR EL METRO (1968 y 1971)


Seguimos ofreciendo fotografías tomadas dentro de EL METRO y que pertenecen al Archivo del Elai Alai y que ha recogido José Luis Garaizabal.

La superior corresponde a un lunch de banderillas "de todo" después de que sus componentes hubieran bailado en una boda. Era costumbre, según nos comenta, acabar allí con la gratificación que les daban los novios o los padrinos.

La foto inferior de 1971 es de una cuadrilla del Elai Alai en la mesa, fotografiada bajo el cartel de San Roque con el lema: "Villa de la noble amistad" y en ella aparecen: Manu Beitia (†), Unai Martínez, Javi Madariaga (†), Javi Beitia, Isabel Bilbao, Gorka Martínez (†), Iontxu Cobos y Ángel Trigueros (†).



jueves, 18 de julio de 2019

FOTOGRAFIAS DENTRO DE RECORDADO BAR EL METRO (1967)


Estas fotografías al igual que la anterior proceden de Xabier Martínez Bilbao y nos recuerdan el interior de EL METRO, un día de San Roque.

Destaca Alfredo Cobos y Moisés Egaña cantando con otros componentes del Danok Bat y del Elai Alai, con portugalujos y portugalujas muy conocidos, teniendo que señalar a nuestro querido amigo Natxo Mendieta, que nos dejó hace poco y a su padre José Mª Mendieta.

A destacar las mesas corridas y la botella de anis rellena con el blanco de la barrica "del ojo" así como las copas ya que era el único bar, creo, que las usaba además del Txiki para su famosa sidra. Al fondo en el rincón la fregadera.




miércoles, 17 de julio de 2019

FOTOGRAFIAS: GENTE PORTUGALUJA






 Esta fotografía procede de Xabier Martínez Bilbao y corresponde al día de San Roque de 1967.
Situados en Atarazanas, cuando existía kiosko de chucherías y cabina telefónica, en el centro Alfredo Cobos y Paquita Bilbao, que como veremos en otras fotos próximas se dirigían a EL METRO.

martes, 16 de julio de 2019

LOS ZUBIAURRE Y PORTUGALETE: FOTOGRAFOS





Hablabamos en la entrada anterior de la exposición Los Zubiaurre, Memoria gráfica basada en los archivos fotográficos de los hermanos Zubiaurre.

Los hermanos Valentín (1879-1963) y Ramón (1882-1969) fruto del matrimonio de su padre Valentín con Paz Aguirrezabal, fueron ambos sordos de nacimiento, estudiaron pintura y ambos llegaron a convertirse en dos de los representantes
paradigmáticos de la pintura vasca del siglo XX.

El ser sordomudos parece que fue una de las razones principales de su relación tan íntima y prolongada fundamentalmente hasta las primeras décadas

Si como se dice, los fondos familiares que presentan superan el millar, y suponemos que habrá mas de una fotografía de Portugalete, como nos lo demuestra la que nos envía José Luis Garaizabal para encabezar esta entrada y que recoge el primer cargadero de mineral frente al dique con la dársena al fondo.

Tendremos que realizar las gestiones oportunas para dar a conocer en la Villa las fotografías que ambos hermanos hicieran en su visita a Portugalete un punto indispensable de visitar en aquellos años de cambio de siglo con su Puente Colgante y su playa con balneario en el Salto.

Parecidas gestiones hemos realizado en el Museo Vasco para dar a conocer en un próximo número de Cuadernos Portugalujos, las fotografías relacionadas con Portugalete de Telesfoto Errazquin (1834-1898) y Eulalia Abaitua (1853-1943), así como de los hermanos Zubiaurre de las que existen unas cuantas fechadas en 1900.