jueves, 13 de diciembre de 2018

LA CASA TORRE DE IÑIGO SAEZ DEL CASAL EN LA CALLE COSCOJALES




Hace dos años José Luis Garaizabal en una entrada titulada LA FOTO DE LA PLAZA DE LA RANCHERIA, A EXAMEN, empezó una larga investigación sobre el trazado de la muralla entre la puerta de El Cristo y la de San Jorge frente al monasterio de las Clarisas, donde solo existía esta torre que daba a la calle Coscojales, que aunque no la tiene del todo finalizada nos ha permitido adelantar estas líneas ya que la torre la hemos citado en el próximo ejemplar de TESOROS PORTUGALUJOS, que va a editar el Area de Cultura y de cuyo texto se ha encargado Amaya Alava Ulibarri.

Vamos a utilizar para dar la primicia dos de sus ilustraciones. En la que encabeza estas líneas vemos a la izquierda una fotografía del siglo XIX (hacia 1870) cuando no se había construido el Hotel y que nos permite ver la estrecha salida de la calle Coscojales a la Plaza, entre las casas que a final del siglo se conocerían como de Marta y de la familia Valle, ambas desaparecidas para abrir la calle a la Plaza. En su parte superior destaca con sus cuatro huecos de ventanas en su parte alta, la citada torre de Sáez del Casal, que como vemos a la derecha en el plano del Archivo Histórico (C096-N062) de 1876, pertenecía en esa época a Antonio de Echaniz Landa y era conocida con el nombre de LA TORRE de la calle Coscojales y cantón de Santa Clara.

En el detalle del plano inferior de 1878, se ve que la torre tenía una terraza delantera con un árbol y dos casas adosadas hacia el monasterio denominadas casa del Cabildo y casa San Jorge.


Esperamos en otra entrada completar el tema ya que a esta torre fue trasformada manteniendo tres de sus muros y ampliada en forma trapezoidal formando parte actualmente de la calle Atarazanas. En su interior quedan todavía los restos de ventanas ojivales y saeteras.








miércoles, 12 de diciembre de 2018

JOSE JUSTO SALCEDO Y ARAUCO (1753-1825)





Este personaje que nos trae el periódico enportugalete.com, es conocido en la Villa, por tener una calle dedicada con su nombre.

Se trata del antiguo Cantón de la Carnicería, en el Casco Histórico, y que en 1886 cambió de nombre en su honor.

Igualmente, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento existe un oleo con su figura obra de Fernando Bayo y del que ya hablamos en este blog, recogiéndolo nuevamente bajo estas líneas.


martes, 11 de diciembre de 2018

FELIX IRIONDO ECHEANDIA (1928-1994), UNO DE LOS "NIÑOS DE LA GUERRA” PORTUGALUJOS.





Un articulo en EL CORREO del 1 de noviembre firmado por Javier Ortiz de Lazcano con el título “Antonio Iriondo, hijo de niños de la guerra, ha aupado al Rayo Majadahonda desde Tercera a Segunda A”, nos trae de nuevo el tema de los niños de la guerra portugalujos.

Una de las familias portugalujas que tuvo que enviar a sus hijos a Rusia durante la guerra fue la de Antonio Iriondo Echevarria y Juana Echeandia Zuazo que vivían en el nº 31 de la barriada de Villa Nueva en “la república independiente de Repélega”. Antonio Iriondo había sido uno de los promotores de la Cooperativa de Casas Baratas que construyó el grupo Villa Nueva.
Tenían cinco vástagos, Antonio (n.1922), Juanjo (n.1923), Julio (n.1925), Félix (n. 1928), y Mª Jesús (n. 1930) y con la caída de Bizkaia en poder de las tropas franquistas tuvieron que evacuar a los tres pequeños en uno de aquellos contingentes de los que se llamó “niños de la guerra” en el barco Havana que saliera el 12 de junio de 1937 rumbo a la URSS. A última hora camino del puerto a la cuarta Mª Jesús, le brotó la varicela y para evitar contagios la devolvieron a casa. Con ellos iba también su vecino del nº 32, Víctor Escolar Ahumada. 
Al principio de su vida allí los niños gozaron de un buen trato, pero 5 años después con el ataque alemán a Rusia son dispersados y su vida pasó a ser miserable.
Una historia parecida a la que ya recogimos en este blog de Eugenio Soto, y luego en el nº 20 de CUADERNOS PORTUGALUJOS de la mano de su hijo José Antonio quien ahora nos ha facilitado los carnet de evacuados de los tres hermanos.
Con la guerra, Juanjo se alistó en el ejército rojo muriendo degollado en el cerco de Leningrado por soldados de la Wehrmacht alemana en una emboscada.
Tras la misma el más pequeño Félix llegó a jugar al futbol en al equipo filial del Torpedo de Moscú, y se casó con otra “niña de la guerra”, Hermenegilda Ortega, que había llegado en otro de los barcos que partieron de Gijón.
Instalados en Moscú donde trabajaba en la fábrica de coches Torpedo, su dedicación al futbol le permitiría ahorrase horas de trabajo para entrenar y allí nació su hijo Antonio en 1953.
En 1957, cuatro años después de la muerte de Stalin tras la intervención de la Cruz Roja regresaron de nuevo a Portugalete. En Repelega su madre Juana Echeandía, que trabajaba de cocinera para una familia de Neguri les acogió hasta que el encontró trabajo en Tarabusi y se traslada a vivir a Basauri. 
 Aquí jugó al balón volea en Basauri, en un equipo en el cual jugaban bastantes repatriados entre los cuales se encontraba otro portugalujo como era Eugenio Soto.
Como recuerda su hijo Antonio, desde allí sus padres tenían que presentarse una vez al mes en Madrid para dar fe de que se encontraban y de que mantenían buena conducta. En el barrio de San Blas le surgió la oportunidad de hacerse con el kiosko de un familiar y se trasladaron a vivir allí.
Antonio que siempre mantuvo la frustración de no poder llegar a jugar en el Athletic, por haber nacido en Moscú, hizo su carrera deportiva en Madrid donde actualmente es entrenador.





lunes, 10 de diciembre de 2018

LA ESCUELA DE D. RUPERTO EN EL RECUERDO DE SU ALUMNO ANGEL ALDAY




Javier Fernández nos ha cedido unos recuerdos que Angel Alday Ortiz de Zarate escribió ante la petición que le hizo su nieto Javier, para unas jornadas culturales de la escuela Gabriel Celaya: Aitite, cómo era la escuela cuando tu eras pequeño?



Voy a contaros como íbamos a la escuela cuando nosotros éramos niños, allá por el periodo comprendido entre los años 1928 al 1932.

Acudíamos a una escuela Pública de Portugalete que se llamaba "Escuela del Campo de la Iglesia”, ubicada donde actualmente se encuentra el edificio de la Casa Parroquial.

Teníamos un Maestro que se llamaba D. Ruperto Medina Alonso, que dirigía a un total de 80 alumnos, impartiendo toda clase de disciplinas escolares intentando conseguir hombres cultos y laboriosos para el futuro de la Sociedad.

Respetábamos al Maestro como si fuera nuestro padre por considerar su entrega a nuestro bien personal.

Y ahora os relato la distribución del local a donde acudíamos de 9 a 12 de la mañana y de 2,30 a 4,30 de la tarde.

El espacio métrico era amplio para albergar a tantos niños. En la zona frontal se encontraba en situación algo más elevada que la nuestra, la mesa del Maestro y sobre la pared se leía una frase pintada que decía textualmente "De tus hijos sólo esperes lo que con tus padres hicieres".

Lo primero que hacíamos al entrar en clase era anotar en nuestros cuadernos lo que se llamaba "Observaciones Atmosféricas", para lo cual  escribíamos la temperatura que apreciábamos en un termómetro colocado en la pared y la presión atmosférica que señalaba el correspondiente barómetro situado allí mismo.

Había distribuidas tres secciones de niños en relación con las edades de cada uno. Nos sentábamos ocupando la mesa o atril que nos correspondía y se procedía a estudiar la asignatura que nos señalaban según el horario correspondiente. El material escolar (libros, lápices, cuadernos etc.) era propiedad de la escuela.

Para facilitar la labor del Maestro, se organizaba lo que se llamaba "el pasante", que era un alumno de los mayores que atendía a los de menor edad, a veces con una enseñanza de "viva voz"

En la escuela existían departamentos para aprender una profesión y allí ocupaba su espacio la sección de Carpintería con su correspondiente banco de trabajo y toda clase de herramientas para estos menesteres, así como el material de madera. Teníamos también dos máquinas de marquetería donde se realizaban trabajos muy originales.

Para completar nuestra formación existía también una sección de Comunicaciones por el sistema Morse, por lo que debían conocer todos los alumnos de la clase éste abecedario, y un pequeño departamento que llamábamos de Física donde nos enseñaban objetos de esta profesión.

Junto a los anteriores teníamos un departamento llamado "del barro", (pero con arcilla), donde hacíamos labores de cerámica.

Ocupando una pared existía un armario de aproximadamente 6 metros de frontal donde había una zona para colocar mariposas, insectos y animales, plantas etc., que disecábamos y clasificábamos según manual que utilizábamos para ello.

En el aula había un armonium que utilizaba el Maestro para que cantásemos canciones que componía, con letra y música, él mismo.

Para indicar la finalización de las clases se usaba un timbre que al sonar hacía que nos levantásemos del asiento y desfilábamos en orden sin tropiezo alguno.

En la escuela no había calefacción en todo el local, y nos ayudaba a producir calor dos estufas que consumían madera y carbón. Posteriormente fueron reemplazadas por dos eléctricas. No existía por entonces el ropaje que hoy se utiliza para la vestimenta de los niños, y nos vestían con un jersey de lana de cuello alto, alpargatas y solamente con zapatos cuando llovía.

Siempre fuimos respetuosos con nuestro Maestro, con el que nuestras familias colaboraban estrechamente y era proverbial el concepto de '' MAGISTER DIXIT "



Angel Alday Ortiz de Zarate

En Portugalete a 3 de Marzo de 2003




domingo, 9 de diciembre de 2018

RECOGIDO DE LA PRENSA: FAUSTI, UNO DE LOS NUESTROS





Tras el éxito del homenaje de que fue objeto FAUSTI con motivo de la presentación del último número de CUADERNOS PORTUGALUJOS, hoy la edición dominical de EL CORREO de la Margen Izquierda, en la pluma de la periodista Ane Ontoso le dedica una página de reconocimiento.


ACUSE DE RECIBO: EL AUTENTICO PASSEPARTOUT DE J.A. PASTOR SAEZ




No hay mejor regalo de navidad que un libro. A nosotros nos acaba de llegar procedente de Madrid, de un gran portugalujo y seguidor de las páginas de este blog, como es José A. Pastor Saez y se titula El auténtico passepartout, relatando las aventuras del portugalujo Antón de Ibieta.

Nuestro escritor amigo, tiene sobre todo una larga carrera como guionista, ya que por esas cosas de buscarse las alubias trabajando en lo que le gustaba, en vez de lo que sus padres deseaban para él con la mejor intención, se fue a Madrid en 1991, para trabajar en el cine, televisión y en casi todos los departamentos de ese bohemio mundillo, según sus palabras.

Su auténtica vocación fue siempre contar historias y con esa esperanza (y mucha cabezonería) vive y pervive, como dijo aquel. El caso es que ha escrito esta novela y como le pasa al jarrillero protagonista de la misma, pese a sus viajes y distancia, nunca ha abandonado Portu, ni la calle Coscojales, ni a su cuadrilla, a la que una vez al mes y en fiestas visita.

Nosotros además de recomendarlo a nuestros seguidores le agradecemos que nuestras páginas tanto de la Colección El Maréometro, Cuadernos Portugalujos, o Biblioteca Digital Portugaluja, le hayan servido como consulta según dice en su apartado de Bibliografía, junto a nombres como Julio Verne, Herman Melville, Charles Dickens, o los portugalujos, Areilza, Saavedra, Escorihuela, Pérez de la Peña o Hernández Gallejones.

Si más nos adentramos en la lectura de la novela.




sábado, 8 de diciembre de 2018

COLABORANDO: XX GABONETAKO KROSA Y V MEMORIAL JAVI MENDOZA





Ya estamos ante la XX Edición de la GABONETAKO KROSA DE PORTUGALETE y V MEMORIAL JAVI MENDOZA organizada por el Club Atletismo Portugalete, que se celebrará mañana domingo con salida a las 10 h de la mañana.

Como siempre que se nos solicita hemos colaborado con ellos facilitándoles la imagen que lucirán sus dorsales y diplomas que según su costumbre quiere recordar el paisaje antiguo de nuestra Villa.

Si el año pasado fue el parque del doctor Areilza con el palacio de Chávarri de hace un siglo, en esta ocasión hemos utilizado la fotografía utilizada en una postal de los primeros años del siglo pasado, hacia 1907, con la desaparecida playa y la torre del piloto mayor.






jueves, 6 de diciembre de 2018

EL RELATO DEL FIN DE SEMANA: SAN NICOLAS PATRON DE LOS MAREANTES PORTUGALUJOS




Coincidiendo con que hoy es la festividad de San Nicolás, y se empieza un largo puente, Javier García-Borreguero nos envía estas líneas que quizás muchos de los cofrades que participen hoy en la celebración del santo no las conozcan, aunque debo recordar que hablando de San Nicolás en otra entrada José Luis Garaizabal preguntaba también Sabiás que?.



San Nicolás, es también conocido como San Nicolás de Myra (en Oriente, por su lugar de fallecimiento), o como San Nicolás de Bari (en Occidente, por el lugar donde fueron trasladados sus restos), y que fue obispo en Myra y después en Bari.

San Nicolás nació en Licia (antiguo imperio romano y hoy Turquía) hacia el año 270, y murió el 6 de diciembre del 343 en Myra, cerca de Licia.

Por un decreto del emperador Licinio contra los cristianos fue encarcelado y su barba quemada, siendo liberado por el nuevo emperador Constantino. Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo.

Es uno de los santos más venerados por los cristianos a través de sus milagros, de gran difusión en la Edad Media. Además este personaje es también muy conocido fuera del mundo cristiano, debido a la tradición y leyenda de la cultura occidental, de que era San Nicolás quien traía los regalos a los niños con motivo de la Navidad. 

Son muchos los milagros que se le atribuyen a San Nicolás de Bari. Se cuenta que en cierta ocasión, hallándose un grupo de marineros en medio de gran tempestad,invocaron la protección de San Nicolás. Pronto vieron aparecer la figura del santo sobre el barco y al momento la tempestad se calmó. De ahí su tradición con los marinos.

Pero el milagro de mayor repercusión es el que cuenta que, siendo aún joven, se compadeció de un desquiciado hidalgo de la Licia, que habiendo caído en la más absoluta miseria había pensado en prostituir a sus tres hijas. Para remediarlo, el santo de Bari subió hasta la ventana del cuarto donde dormía aquél padre desnaturalizado, con una bolsa (o con unos zapatos según que versiones) que llevaba oro, para que el padre resolviera así su miseria. O que en otras ocasiones dejase caer por la chimenea algunas monedas de oro que milagrosamente caían dentro de las medias que las tres jóvenes tenían secando junto al fuego. A partir de estos relatos se alargan las tradiciones de colgar medias tejidaspara recogerlos regalos en Navidad, de dejar los zapatos preparados, o depreparar y adornar las chimeneas.

San Nicolás es también muy conocido mundialmente por el mito de Santa Claus o Papá Noel, aplicado a este personaje creado hacia 1624 en Nueva York por inmigrantes europeos, y luego adaptado posteriormente para viajar con su trineo y sus renos, a través de un relato ideado por un tal W. Irving en 1806.






miércoles, 5 de diciembre de 2018

CARTAS MARINAS (17) 1544 P. GALETE




Esta carta procede de la Biblioteca Nacional Francesa. Está datada en 1544 y su autor es el geógrafo francés Nicolas de Nicolay (La Grave 1517 - Soissons 1583). Viajó por varios países europeos, sirvió en la mayor parte de los ejércitos de ellos y trabajó para el rey Enrique II de Francia.

Nos muestra una cornisa Cantábrica un poco especial, con errores en su presentación: Laredo aparece situado a la altura de Fuenterrabia, junto a Laredo comienzan los Pirineos y todo el tramo de costa entre Laredo y Fuenterrabia aparece situado en la costa Labortana y Las Landas. Asimismo el término Vizcaya aparece reflejado en el suroeste francés, en la zona de Gascuña.

Jose Antonio Soto


martes, 4 de diciembre de 2018

“LA COFRADÍA DE MAREANTES” CUMPLIRÁ 367 AÑOS EL PRÓXIMO JUEVES 6 DE DICIEMBRE (2): LA KAXARRANKA





Seguimos con la explicación de Javier García-Borreguero sobre la celebración de la festividad de San Nicolás, por la Cofradía de Mareantes y Navegantes de San Nicolás y San Telmo de Portugalete, hoy sobre el baile de la Kaxarranka, del que no recordamos noticias en nuestra historia.

Estamos ante una ceremonia cuyo origen es el siguiente: Las Cofradías del Cantábrico elegían anualmente dos mayordomos para que se responsabilizasen de cuidar y repartir las ganancias del año. Los bienes y documentos de la Cofradía se guardaban en un arca en la sede social, y el día 6 de diciembre se trasladaba dicha arca hasta la casa del Mayordomo saliente para ir a la casa del entrante, quien la devolvía a la sede social. Todo ello con gran ceremonia plena de tradición.
Este arca, que se conservaba siempre en las Cofradías, es el que sostiene al danzante en la Kaxarranka. La indumentaria de antaño era diferente, ya que el danzante simbolizaba a su patrón San Nicolás. A su lado, iban otros hombres que representaban a San Pedro, o a San Telmo, o San Andrés o a San Juan, según fuesen los santos patrones de las Cofradías. Pero ello provocaba conflictos sobre la indumentaria de los santos entre el Cura y los Cofrades (¡qué raro¡), no terminando los mismos hasta que se adoptó definitivamente una vestimenta de carácter civil, que es la que se emplea hoy en día.
El recorrido que se ha adaptado en Portugalete actualmente comienza en la sede social de la Cofradía desde donde sale la comitiva presidida por el Mayordomo y Cofrades, con la bandera, el arcón, el txistu, el tamboril, y lanzando cohetes. Primeramente se baila un Aurresku de honor a San Nicolás de Bari, debajo de la hornacina del santo en el Muelle Viejo. 
Seguidamente tiene lugar la primera Kaxarranka. El danzante baila en el arcón sostenido por marineros con remos. Su vestimenta es muy característica, ya que lleva frac, camisa y pantalón blancos, pañuelo amarillo al cuello y un clavel rojo en la solapa. Portará una chistera en la mano derecha y banderín rojo con el guión o insignias de la Cofradía de San Nicolás y San Telmo en su mano izquierda. Los saludos iniciales y finales son muy ceremoniosos.

Después la comitiva recorre el Muelle Viejo hasta llegar a la puerta principal del Ayuntamiento, donde se celebrará la Asamblea Anual en la Sala de Plenos Consistorial, tal como es la tradición.
Terminada la misma se volverán a lanzar cohetes y se procederá a la segunda Kaxarranka por haberse aprobado la Asamblea. Si hubiese modificación de Mayordomo o Directivos, los nuevos abrirán la comitiva para llegar a la Misa por los Cofrades fallecidos. La salida de la comitiva del Ayuntamiento por la calle Santa María, se hace igual y con el mismo protocolo que a la salida de la sede social.
Llegados a la puerta de la Iglesia de Santa María, se procederá a la tercera Kaxarranka, para seguidamente entrar a la Misa por los difuntos de la Cofradía.

lunes, 3 de diciembre de 2018

“LA COFRADÍA DE MAREANTES” CUMPLIRÁ 367 AÑOS EL PRÓXIMO JUEVES 6 DE DICIEMBRE (1): LA MISA EN SANTA MARIA


Un año mas, el próximo jueves día 6, los miembros de la Cofradía de Mareantes, celebran su fiesta de San Nicolás. En diversas ocasiones hemos dedicado entradas en este blog como se puede ver algunas de ellas pinchando aquí sobre su nombre. Es sin duda la asociación portugaluja sobre la que mas se ha escrito, como lo demuestran los libros de César Saavedra, del actual portavoz del Gobierno Vasco Josu Erkoreka y diversos trabajos como los de Roberto Hernández Gallejones en la Biblioteca Digital Portugaluja.

Hoy nos queremos hacer eco de dos aspectos que se dan en los últimos años: 
La celebración de la misa por sus difuntos al otro lado de la Ría, en la iglesia de Las Mercedes en donde según documentos antiguos se denominaba como “las Arenillas de Portugalete”, y el baile del Kaxarranka, al igual que la cofradía de Lekeitio lo baila por su patrón San Pedro.

Javier García-Borreguero Ondiz, nos los explica empezando hoy por el primero, su tradición religiosa: 
El gremialismo mareante de los vascos, aparece en la historia entre los siglos XIII y XIV, aunque en fechas anteriores ya se conocen manifestaciones de este tipo.
Nuestra Villa, a través de nuestros antepasados, ha conseguido conservar diversas costumbres y tradiciones religiosas que la Cofradía de Mareantes y Navegantes ha perpetuado al transmitirlas hasta nuestros días y de las que los actuales cofrades nos sentimos orgullosos.
Una parte de estas tradiciones era el que las familias asistían a las misas y ritos por los cofrades fallecidos. El acto fundacional de la Cofradía de Mareantes y Navegantes de San Nicolás y San Telmo de Portugalete, está registrado el día 6 de Diciembre de 1651, es decir en el día de San Nicolás de Bari, y con un acto religioso celebrado en la Iglesia de Santa María.
Las ordenanzas primitivas fueron aprobadas el 4 de Junio de 1652 por D. Martín de Uzquiano como Provisor del arzobispo de Burgos, y ratificadas en visita al templo de Santa María del Visitador General de Arzobispo D. Luis Díaz de León, el 16 de enero de 1670. Aquellas ordenanzas que rigieron en sus dos primeros siglos, recogían que los Mayordomos de la Cofradía fueran siempre un “Prior Abad o Rector Eclesiástico”, costumbre solamente modificada a principios del siglo XIX, al autorizarse ya la titularidad de sus Mayordomos sobre personas laicas.
Si bien el elemento inicial piadoso mantuvo siempre una presencia notable, hay que destacar la extraordinaria vertiente profesional que rápidamente fue desarrollando la Cofradía en la costa vizcaína, señalando que nunca se descuidó la misa en sufragio de sus cofrades difuntos. Y así lo demuestra la cuestión suscitada por el Comisionado del Sr. Obispo diocesano, tal como quedó constatado en el acta del año 1807, recogiendo si se deberían o no, presentar para la visita del representante del Sr Obispo, los libros en los que se pudiesen comprobar si están cumplimentadas o no las misas de los difuntos cofrades.
También destacaremos como detalle recogido en el acta de 1834, el ideario liberal del entonces Gobernador Civil de Vizcaya disponiendo en carta remitida, que se transformase en una “sociedad de socorros mutuos”, extremo que fue rechazado por la correspondiente Asamblea de la Cofradía. Ello supuso que terminada la primera guerra carlista, fuera necesario adaptarse y modificarse a otros nuevos estatutos, pero sin dejar nunca el espíritu del contenido religioso y fundacional, que había nacido aquél 6 de Diciembre de 1651. 
Por otra parte, el constante riesgo a que exponían sus vidas los mareantes, como consecuencia del continuo enfrentamiento al medio hostil e imprevisible que es la mar, debió de servir de estímulo para conservar el espíritu religioso del cofrade, perfectamente recogido en las ordenanzas primitivas, que ya en su Capítulo 13 expresaba cómo se celebrarían los domingos y festivos del año por el cabildo de Santa María, destacando la misa rezada de alba para que los mareantes que saliesen a la mar, llevase oída siempre la misa del precepto dominical.
Mención muy especial merecen los oficios solemnes que disponía la Cofradía con motivo del fallecimiento de un cofrade. Si el fallecimiento se producía por naufragio, la Cofradía asumiría la responsabilidad de buscar los cuerpos ahogados en la costa o jurisdicción de la Villa, para traerlos a ella y darles cristiana sepultura en los lugares reservados en la Iglesia de Santa María por la Cofradía. Incluso se obligaba bajo multa a los cofrades, a asistir a los entierros, misas, y funerales oficiados por estos motivos.
La Cofradía también regulaba los detalles que habían de reunir los cortejos fúnebres, al objeto de honrar debidamente a todos los cofrades difuntos. Así como lo referente al oficio religioso post mortem, que era una misa cantada de réquiem, con diácono y subdiácono, y acompañado de un responso a pie de la sepultura. Todo ello se completaba con una misa cantada, acompañada de vigilia y de sus correspondientes responsos a oficiar en el domingo de infraoctava del difunto.

Existe y ha existido siempre una gran tradición de unión y colaboración, entre la Cofradía y la Iglesia Parroquial, que con la llegada del actual Párroco ha sido imposible de continuar, a pesar de las reiteradas peticiones realizadas.
Es este el motivo por lo que tras la Asamblea General en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 11:15, la tradicional misa por los cofrades fallecidos se celebra en Las Arenas para evitar roces con la jerarquía religiosa de la Villa.

sábado, 1 de diciembre de 2018

EL SOS DE UN PORTUGALUJO AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS


Hace 15 días recogimos en este blog el SOS de un portugalujo, reclamando que la vida es un derecho, no una obligación.

Como hemos señalado ante otra situación que se han dirigido a nosotros, este blog tiene una dedicación concreta, pero en este caso nuestro amigo Txema Lorente, es una parte importante de los del mareómetro, además de Portugalete en general y estamos obligados a apoyarle en lo que nos pida pues se lo merece. Su ejemplo durante los últimos años ha sido admirable como es conocido por todos y su vena poética nos lo ha ido dejando en sus Relatos de un cuidador enamorado, por si sirve a ayuda a otros en su situación.

Como se puede ver a la derecha de estas líneas la entrada citada ha sido la mas visitada en el año en este blog, prueba del cariño y simpatía que en Portugalete se siente por esta entrañable pareja de Txema y Maribel. Su alcance nos ha sorprendido llegando a altas instancias, que ahora tanto Txema como su hijo Dani quieren que llegue hasta el Congreso de los Diputados. Desean evitar que otras familias pasen por lo que ellos están pasando.

Su deseo es muy claro: Pedimos la despenalización de la eutanasia y del suicidio asistido, para que cada uno pueda elegir libremente su final.

Si estáis de acuerdo podeis entrar en la página que ha abierto con el título: