viernes, 18 de enero de 2019

PAGINAS DE NUESTRA HISTORIA: LA EXPROPIACION DEL HOTEL EN LAS GUERRAS





El edificio que Manuel Calvo construyera como su mansión señorial y fonda en el Muelle Nuevo portugalujo en 1871 sufrió sus primeras consecuencias de los conflictos bélicos en el Sitio Carlista de 1873.

Si en la rendición de la Villa la bandera blanca de parlamento se izó en su tejado, tras la recuperación de la plaza por las tropas reales, en mayo de 1874, estas lo consideraron de gran interés y procedieron a expropiarlo.

Esto hemos descubierto en el expediente del Archivo Histórico Municipal que nos facilita Roberto Hernández Gallejones y que ofrecemos junto a la foto del Hotel en años posteriores cuando todavía no se había construido el Puente Colgante.

Con el sello de la Comandancia Militar de Portugalete, el Comandante de Ingenieros de la fuerza destacada en la Villa se dirige, el 24 de agosto, al alcalde Bernardino de Icaza, para que “forme el correspondiente expediente de expropiación de la casa fonda de D. Manuel Calvo, de quien es representante D. José Aguirre Sarasua”, y con “el fin de que por dicho Señor Aguirre sea nombrado perito al efecto”.

Tras esta orden y a efectos de establecer un justiprecio, según vemos en otros documentos posteriores, el representante de Manuel Calvo “nombró perito por su parte para la tasación que se indica a D. Francisco de Orueta, Arquitecto de la Real Academia de San Fernando y vecino de la villa de Bilbao”.

Seis décadas después con motivo de la siguiente guerra civil de 1936 el Gobierno Vasco, recurrió también a utilizar el edificio, como vemos en la foto inferior, como DELEGACION DE LA DIRECCION GENERAL DE LA MARINA MERCANTE DE EUZKADI.


jueves, 17 de enero de 2019

CARTAS MARINAS (19): 1583, P.GALETO






Este mapa que ofrecemos hoy, igual que los dos siguientes que ofreceremos, recoge la zona desde Arcachon hasta Castro Urdiales y el Norte ocupa la parte inferior del mapa.
Parece ser que el autor es el cartógrafo holandés Lucas Janzs Waghenaer, y en este caso, la obra fechada en 1583, el grabador fue Joannes van Doetecum. 
Ésta copia proviene de la Biblioteca Nacional de España y forma parte del libro "Spiegel der Zeevaerdt, vande navigatie der Westersche zee Innehoudende alle de Custen van Franckriick, Spaignem en t'principaelste deel van Engelandt" (Espejo de marinos para la navegación del mar occidental) y disponen de tres ediciones: 1586, 1588 y 1591. La primera edición se realizó en 1584. 


Este libro de mapas combinó un atlas de cartas náuticas y direcciones de navegación con instrucciones para la navegación en las aguas costeras de Europa occidental y noroccidental. Fue el primero de su tipo en la historia de la cartografía marítima, y fue un éxito inmediato. Una segunda parte se publicó al año siguiente. El 'Spieghel der zeevaerdt' se reimprimió varias veces y se tradujo al inglés, alemán, latín y francés. En 1592 se publicó su segundo libro piloto, Thresoor der Zeevaert ('El tesoro de la navegación'). Su tercera y última publicación, el Enchuyser zeecaertboeck ('Enkhuizen sea chart chart') se publicó en 1598.


En éste mapa nuestra villa aparece reflejada como P. Galeto junto al monte Madin, que suele aparecer reflejado en muchas cartografías (¿puede ser el Serantes?). En la parte opuesta de El Abra se puede localizar P. Lagalere y Bilbao hacia el interior. De la costa vizcaína solamente aparecen dos referencias más: Machiehaco y Labais (podría tratarse de La Barra). En la costa guipuzcoana se puede apreciar algún fallo de localización: Figuer (Cabo Higuer) lo posiciona en el lugar correspondiente a S. Sebastian y viceversa. También aparecen otras localidades tales como: Filiolet, Pennas y Otera (¿Orio ó Guetaria?) Todo ello recogido bajo la denominación de Biscaiae Pars.



José Antonio Soto





miércoles, 16 de enero de 2019

EN RECUERDO DE LOS PORTUGALUJOS QUE LUCHARON EN LAS GUERRAS COLONIALES DE CUBA Y FILIPINAS




Con esta ficha de Alejo Echevarría Rodríguez, aparecida en el ejemplar de enero del periódico enportugalete.com hemos querido recordar a los portugalujos que les tocó luchar en las últimas colonias españolas de ultramar como fueron Cuba y Filipinas.

Cuando publicamos el libro La Villa en los últimos años del siglo XIX, se incluyó la revista Patria publicada con motivo de una tómbola que se organizó para recaudar fondos, no solo en la Villa sino también entre los portugalujos en las Américas, para ayudar a los heridos y enfermos que llegaban tras terminar las guerras de la independencia de las citadas colonias.

Entre los que se citan en dicha revista está nuestro personaje de hoy que volvió cojo y al que además de 100 ptas. le dieron una pierna de goma, pero del que no teníamos otras noticias. Han tenido que ser dos investigadores José Luis Cifuentes Perea y Antonio García Ramos quien tras realizar el interesante trabajo titulado ALEJO ECHEVARRIA RODRIGUEZ, UN PORTUGALUJO EN LA GUERRA DE CUBA (1895-1897), lo han puesto a nuestra disposición para que pueda conocerse en Portugalete.

De momento lo hemos incluido en la Biblioteca Digital Portugaluja “el mareómetro” para que pueda ser conocido, sin descartar que en un momento dado lo podamos incluir en alguna de nuestras publicaciones en papel.

Nuestro agradecimiento a los dos citados investigadores que sin ser portugalujos nos han dado a conocer a uno de los nuestros que hace ya mas de un siglo tuvieron la desgracia de combatir y sufrir las consecuencias de las últimas guerras coloniales del siglo XIX.







martes, 15 de enero de 2019

ATENTADOS ATRIBUIDOS A ETA AL FINAL DE LA DICTADURA: CONTRA ESTABLECIMIENTOS





Tasio comienza este apartado en la madrugada del 1 de mayo de 1977 cuando dos jóvenes arrojaron un cóctel Molotov contra la Caja de Ahorros Municipal en General Castaños nº6 rompiendo las lunas, pero sin provocar ningún incendio. Llevaban la cara tapada y uno portaba una pistola en la mano.

Un mes después, la noche del día 7 de junio un grupo de individuos rompió las lunas del establecimiento COMERCIAL SOLLA en Carlos VII 24, que ya había recibido otras amenazas anteriores. El 28 de setiembre alguien, sin ser identificado y sin siglas, arrojó tres cócteles “Molotov” al pasar el tren por la estación de Peñota. Tras pegar en el convoy, los artefactos explotaron al borde de la vía sin producir daños materiales ni personales.

El 30 de enero de 1978 las oficinas de Iberduero en la calle Martín F Villarán sufrieron un atentado. Sustituidas las lunas por tablas de madera, en ellas se hicieron pintadas contra la central nuclear de Lemoiz. En ocho días sufrió tres atentados.

Ese año el 16 de julio tres individuos lanzaron dos cócteles “Molotov” dentro del Banco Vizcaya en General Castaños 2, después de romper las lunas. No hubo incendio.

El 6 de febrero de 1979 sufrieron de madrugada sendos atentados con cocteles Molotov los concesionarios de coches de marcas francesas en la calle Correos 9 y 29 respectivamente. Rompieron la luna de Renault y tiraron dentro el artefacto, que no explotó. Sí lo hizo en Citroen produciendo pequeños daños apagados por los bomberos. El motivo de estos atentados debió ser la campaña de ETA contra los productos franceses debido a que el Gobierno de París había entregado a varios refugiados al español y prohibía el paso de la frontera por parte de familiares para visitar a los exiliados que quedaban sin permiso de residencia.

Por el mismo motivo el domingo un grupo de jóvenes abuchearon la interpretación de la obra “Francia” interpretada por la Banda Municipal y en la que se incluían algunas notas de “La Marsellesa”. La obra fue elegida en honor del director que cesaba en su cargo. Comentó después que, si hubiese sabido que molestaba, habría elegido otra pieza.

Estos hechos hicieron que hubiera épocas en que la población vivió bajo la amenaza de explosivos que algunos desaprensivos utilizaban simplemente para asustar. El aviso se repetía por teléfono un día cada semana. En concreto el 26 de junio de 1979, después de recibir telefónicamente el aviso, RENFE paralizó durante 20 horas el servicio. Al final encontraron en la estación de Peñota un paquete que envolvía un trozo de pan con chorizo. Fueron víctimas de estas amenazas, además de RENFE en varias ocasiones, varias empresas, comercios e institutos de Segunda Enseñanza.


lunes, 14 de enero de 2019

JUANTXU URIBARRI, HASTA SIEMPRE









El fallecimiento de Juantxu Uribarri el pasado viernes nos ha impactado a todos. 

En las redes sociales se le está recordando de distintas maneras por lo que nosotros hemos decidido compartir la noticia con la fotografía que José Ramón Tejada nos ofrece en su facebook, de sus años de juventud en Repelega, “república independiente” por la que tanto trabajaría y en la que empezó sus primeras clases de euskera en la antigua casa cural, o los primeros pasos como dantzari allá por los años 40.

Dos décadas después se involucraría en la primera ikastola o en el grupo de danzas del Elai Alai, de cuya Sociedad sería también presidente.

No fue ajeno a las inquietudes sociales formando parte de los primeros movimientos católicos obreros y sindicales, así como en el plano político participó desde el PNV en las primeras elecciones democráticas que luego continuaría desde EA.

Juantxu Uribarri Santamaría fue un ejemplo de dedicación a su pueblo y a su cultura. Miembro activo en la refundación en 1978 de la Cofradía de Mareantes de San Nicolás, si ya en los años 60 participaba como solista en los cantos a Santa Agueda, luego se unió al coro Jarrilleros que dirigiera Alfredo Cobos y en sus últimas décadas como vemos en las foto inferior cantó en el Herriko Abestiak que dirige José Mª Angulo.


Juantxu, con este hasta siempre, nuestro agradecimiento por habernos honrado con tu amistad.




viernes, 11 de enero de 2019

FOTOGRAFIAS DEL MUELLE VIEJO Y LA PRIMERA ESTACION




En 1991 el Museo Vasco de Bilbao realizó una exposición fotográfica de Eulalia Abaitua (1853-1943) con el título LA RIA. Imágenes de otro tiempo, y de algunas de sus fotografías relativas a Portugalete su directora Karmele Goñi, nos permitió reproducir en nuestra Colección El mareómetro.

Una de ellas que hemos encontrado coloreada en facebook y que hoy presentamos es la titulada Muelle y estación de Portugalete. Además del bonito colorido logrado nos llama la atención que en la foto que se reprodujo en el libro catálogo de la exposición le quitaron para mantener unas dimensiones uniformes en todas ellas, la parte de la izquierda con la primitiva estación con su rotulo de PORTUGALETE. Por su parte a esta foto coloreada le falta una parte a la derecha con los pabellones que servirían para la nueva estación frente a la Plaza.

Debemos recordar que el ferrocarril se inauguró en 1888 y su primera estación estaba como vemos en la entrada del Muelle Viejo, cerca de La Canilla, hasta que en 1890 se inauguró el edificio frente a la Plaza.

Para completar mejor el paisaje de aquellos últimos años del siglo XIX recogemos bajo estas líneas otra vista de LUX.




jueves, 10 de enero de 2019

EL CAMPO DE LA IGLESIA EN UN OLEO DE JOSE Mª BABIO




La obra pictórica de José Mª Babío Lambarri (1893-1988) es poco conocida entre nosotros. Txemi un hombre muy popular en la Villa, fue un pintor recio de bodegones que participó en los años 40 en las exposiciones de Grupo Suizo, así como en las Exposiciones Provinciales de Bellas Artes.

Amigo de José Lecue e Higinio Polo participó con ellos en una exposición en el Hotel en 1933, una de cuyas obras titulada Antigua entrada al campo de la iglesia es propiedad de su familia quienes nos han facilitado la foto que hoy presentamos.

Una entrada de este blog titulada El cambio urbanístico del campo de la iglesia, nos dio noticias de este tema, que bajo estas líneas mostramos con tres fotografías: dos de hace 90 años de José Lecue y una actual de Andoni Maseda.










miércoles, 9 de enero de 2019

LA TORRE DE LA CALLE DEL MEDIO SEGÚN MIKEL TORKA





























Este dibujo de Mikel Torka que como los que se refieren a los primeros años de la Villa no dejan de ser una recreación propia del autor, basada por una parte en las noticias que nos han llegado tras serias investigaciones y otras fruto de su imaginación artística, nos muestra fundamentalmente la torre que se conserva en la calle del Medio y que en esa época del siglo XV pertenecía a los Achaniega y que luego pasaría a otros linajes como los Velasco, Ojeda, o Vallecilla.

Hace unos años tras ponerse en valor la entrada de medio punto de piedra que tenía en la fachada de la calle del Medio, donde estuvo el establecimiento de lechería de José Velar y Ángeles Garate "la lechera", SURPOSA intentó conseguir que les dejaran picar sus fachadas y sacar a relucir su piedra original pero no fue posible y en su restauración aparece ahora pintada de rojo, aunque afloran algunos restos de piedra como las que según Torka enmarcaban su escudo nobiliario, aunque probablemente no dejara de ser un simple ventanal, y en lo alto de los muros se mantienen los canes sobre los que se apoyaría las vigas que aguantaban el alero del tejado.

El dibujo que como tal es bonito, muestra también dos de las puertas que en las murallas daban entrada al casco histórico como eran la del Portal del final de la calle del Medio y a la izquierda la situada junto a la torre de Salazar de la que todavía se conservan restos. Tras la primera aparece la que se conocería como ermita del Santo Cristo del Portal y que correspondería a siglos posteriores.

Hay que recordar también como se muestra en el dibujo, que frente a esta torre estaba la primitiva plaza de la Villa donde se celebraban los mercados y que desaparecería en siglos posteriores al trasladarse al Solar, tras haber perdido esta su carácter militar. Al margen que se podría hablar de otras torres, debemos dejar constancia de que frente a esta torre y al otro lado de la calle estaba la de la familia del Casal, uno de cuyos hijos construyó la casa de la calle Coscojales que nos descubrió José Luis Garaizabal en entradas anteriores.


José Luis Garaizabal a quien Jone Montejo le había confirmado la misma historia, visitó el tejado hace dos años y sacó algunas fotografías diciéndonos que solo se aprecia una claraboya y unos ladrillos, que debía ser la situación del “faro”.


martes, 8 de enero de 2019

ATENTADOS ATRIBUIDOS A ETA AL FINAL DE LA DICTADURA: EL BAR MOLI




Tasio Munarriz, empieza con esta entrada la crónica de los atentados que se produjeron en la Villa en los años finales de la dictadura, empezando por la explosión en el popular Bar Moli, y al que seguirán otros apartados referidos a los sufridos por establecimientos comerciales, guardia civil, municipales, etc.

Fue en diciembre de 1974 cuando se produjo el citado atentado contra el bar Moli, del nº 1 de la calle Santa María donde residía la Peña Taurina (la foto es de unos años después).

Era el día 6 a las 9 de la noche, cuando recibieron una llamada telefónica diciendo “Dentro de unos momentos estallará una bomba”. El propietario cerró el local y avisó a la Policía Municipal, que no la encontró. Volvieron a intentarlo al día siguiente, la vieron detrás de una taza del aseo y llamaron a la Guardia Civil. Cuando intentaron sacarla con unas cuerdas, explotó a las tres de la tarde sin producirse ninguna víctima. La explosión destrozó el reservado, la cocina, los cristales del establecimiento y de algunas casas próximas afectando también a los locales de Auxilio Social, de la FET-JONS, situados encima del bar y a los cristales de varias dependencias municipales del Ayuntamiento situado enfrente.

El propietario del local Gonzalo Ballesteros Triguero achacó el atentado a ETA y calculó los gastos de reparación, más el dinero del negocio no ganado en ese tiempo, en 1.500.000 pesetas. El seguro no se hizo cargo de nada porque un atentado no entraba en las cláusulas del contrato. Pidió ayuda al Ayuntamiento para reparar los daños y éste recurrió al Gobernador con el mismo fin.

Por su parte, Leonor Elguezabal Inchaurrondo, propietaria de la lonja (“Bar Carmona”) y el piso (reservado y cocina) en Manuel Calvo 1, exactamente debajo del “Moli”, manifestó que también habían sido afectados por la explosión una viga, varias solivas  y el techo.

lunes, 7 de enero de 2019

FOTOGRAFIAS ANTIGUAS: PORTAVIONES Y BUQUES DE GUERRA EN PORTUGALETE





Nuestro amigo Karla Llanos, que sigue manteniendo también incansable su blog MEMORIAS DE GETXO nos envía estas dos fotos aprovechando la ocasión para felicitarnos a todos URTE BERRI ON 2019.

La superior corresponde a la entrada a la dársena del portaviones Ocean en 1957, de la que ya hablamos en otra entrada y la inferior de la década anterior recoge la estancia de buques de guerra en nuestros muelles, donde se aprecia muy bien el final del muelle viejo e innumerables detalles.






sábado, 5 de enero de 2019

RECOGIDO DE LA PRENSA: LA CASA CONSISTORIAL DESDE EL SIGLO XVI





En la edición del domingo pasado de la edición del CORREO de la Margen Izquierda, Ane Ontoso, dentro de la sección EL MURO DE LA MEMORIA, nos ofreció este reportaje que hoy reproducimos.

Como ella hace referencia, los interesados en completar esta información pueden completarla en el citado artículo de Roberto Hernández Gallejones, La Casa Consistorial, en la Biblioteca Digital Portugaluja “el mareómetro”.






viernes, 4 de enero de 2019

PAGINAS DE NUESTRA HISTORIA: PRIMER LLAMAMIENTO A QUINTAS DE 1877




Una de las consecuencias, tras la guerra carlista, de la pérdida foral fue la abolición de la exención que los mozos vascos tenían de servir en el ejército español. Un acta notarial facilitada por Roberto Hernández Gallejones, firmada por Juan Braulio de Butrón, vecino y notario de Portugalete el 30 de enero de 1877, conservada en el AHMP (C113 N3) nos cuenta como se hizo en la Villa el primer llamamiento a quintas.

El día 22 el Teniente Coronel del Batallón 2º del Regimiento de la Reina y Gobernador Militar de la Plaza, envió a un abanderado a casa del alcalde y de los concejales, así como del cura párroco, con el recado de que se presentasen en la Casa Consistorial para proceder al alistamiento de mozos para el servicio de armas.

El alcalde Bernardino de Ycaza, en presencia del notario se negó a cumplir con la orden verbal por lo que poco después se presentó una fuerza armada invadiendo su casa y apresado en nombre del rey Alfonso XII y del Teniente Coronel, fue conducido ante la presencia de este en los soportales del edificio consistorial desde donde se le subió al salón de sesiones en el piso alto quedando allí  arrestado.

Mas tarde fueron llegando bajo la presión de la fuerza armada Javier Benenciano, teniente de alcalde, Pedro Lecue, tercer alcalde, y los regidores Luis Vélez, y Antonio de Echaniz. No asistieron por estar ausentes León Azpeitia y Gregorio Vitorica.

La silla presidencial la ocupó el Gobernador militar de la plaza quien dispuso que se sentara a su derecha el cura párroco Manuel Remigio de Urizar y después los señores del ayuntamiento. Empezó manifestando que el “objeto de la reunión no tenía otro pensamiento que el alistamiento de los mozos de la localidad para el servicio de las armas con arreglo a la circular del gobernador civil de Vizcaya”, para lo que sirviéndose de los libros parroquiales de nacimientos y defunciones procedió a realizar el enunciado alistamiento.

El notario hizo constar la protesta del alcalde por dicho acto y en su turno preguntó a los concejales si habían acudido bajo la presión de la fuerza armada. El teniente coronel manifestó que antes de bajarles por la fuerza les había mandado un recado que desobedecieron.

El cura párroco dejó también constancia de que antes de facilitar los libros "se resistió por primera, segunda y tercera vez fundándose en que la orden no se le comunicaba por el conducto ordinario de su Diocesano y si los ha exhibido ha sido al habérselos arrancado a la fuerza y bajado igual que los concejales entre bayonetas”.

Firmaron de testigos Máximo Castet y Cleto de Otaduy y al leer el acta el notario, el comandante militar rechazó la palabra arresto ya que no se había valido de la fuerza armada sino que les había obligado a presenciar el acto.

Dio fe en Portugalete a 30 de enero de 1877, el citado notario Juan Braulio de Butrón.

Ya los años siguientes, en los primeros meses, el alcalde mediante edicto anunciaría la obligación de los quintos de pasarse por el ayuntamiento a tallarse como se ve en los documentos siguientes de 1881.


jueves, 3 de enero de 2019

LA LITOGRAFIA PORTUGALUJA DE 1862 EN LA PORTADA DE LA NOVELA DE UN PORTUGALUJO




Estos días que hay movida en las librerías tras la aparición de la novela de J.A.Pastor, EL AUTENTICO PASSEPARTOUT , (las aventuras del portugalujo Antón de Ibieta), y de cara al regalo de Reyes, traemos a esta entrada la litografía utilizada por el autor para su portada.

Supongo que refleja a dos muchachos, el protagonista y su hermano, de regreso de la playa del Salto a la plaza del Solar. La zona conocida como Las Arenas entre el acantilado y el muelle de la ría, según figura al colocar en 1840 el telégrafo cerca de la playa y que actualmente nos tendríamos que situar en la calle María Díaz de Haro, como lo hizo el autor F. Ruiz el año 1862. El grabador de la litografía fue RICO y esta apareció en revistas de la época y durante años después se repitió en libros para reflejar la Villa de Portugalete, en algunos casos con distinto formato, como se ve bajo estas líneas en el que se han eliminado las personas que aparecen en el paisaje.

A la izquierda junto a las dos personas aparece el comienzo del muro del muelle hacia la barra, y los restos del frente de la batería del Castillo que se habían derribado en 1845 dando continuidad a la plaza con el muelle Nuevo. Las embarcaciones fondeadas frente a la plaza quedan ocultas sobresaliendo sólo sus mástiles.

En el frente, con la iglesia de Sestao al fondo, está la Plaza del Solar a más altura, como actualmente, con dos figuras delante del frente de casas. Coinciden éstas bastante bien con un plano de 1684, que colocamos también abajo, en la que la más pequeña a la izquierda era la del ayuntamiento.

El dibujo de la portada de la novela, ha modificado un poco esta parte para que se vea las embarcaciones y haciendo que las casas
del Solar parecieran las del muelle Viejo. Licencias novelísticas.

Licencias que también se tomaban los dibujantes de aquella época que realizaban unos bocetos sobre el terreno y luego lo completaban distorsionando la realidad. Así la iglesia es más o menos la real, con la torre de Salazar a sus pies, y un batiburrillo de casas en las que la situada a la derecha del árbol podría ser la de Valle, pero con una sorprendente torre a la derecha en un alto. Quizás pudo querer representar la alta torre de la calle Coscojales de Iñigo del Casal que nos ha descubierto recientemente José Luis Garaizabal y que no sabía dónde situarla.

No queremos acabar sin dejar patente el tema de Las Arenas, que aquí señalamos como correspondiente al terreno hasta la playa del Salto y que recientemente Javier García-Borreguero, lo situaba como Las Arenillas de Portugalete al otro lado de la ría. Lo cierto que un plano de 1775 situa allí las “casas de las arenas de Portugalete”.






miércoles, 2 de enero de 2019

URTE BERRI ON 2019: RINDIENDO CUENTAS





Empezamos este nuevo año 2019 repasando nuestra actividad en el que ha finalizado, que comenzó con nuestra colaboración en el calendario municipal dedicado a la mujer portugaluja, que protagonizó el primer número de Cuadernos Portugalujos del año con un homenaje el día de su presentación a dos mujeres representativas de sus respectivos ámbitos como fueron Mariangeles Gutiérrez Olalde y Conchita Balparda.

El segundo Cuaderno que ha hecho el nº 25 de los publicados, lo presentamos dentro de uno de los Encuentros Portugalujos del Hotel, en el que homenajeamos, con un gran éxito, al popular FAUSTI. Así mismo concedimos el reconocimiento de Imágenes antiguas portugalujas 2017 a Chus Navarro, por la interesante colección de fotografías que nos había cedido.

En cuanto a este blog, tenemos que constatar que su actividad ha sido la más intensa en los diez años que lleva, ya que si hemos publicado 292 entadas, han recibido mas de 250.000 visitas, una cifra impensable hace unos años.

En lo relativo a nuestras cuentas tenemos que reflejar que los 5.000 € recibidos del Área de Cultura del Ayuntamiento han servido para financiar el costo directo de los dos ejemplares citados, 4.532 € y parte de los restantes gastos que se nos originan (correos, informáticos, legales,…) que han ascendido a 646 €.

Como disponemos de números atrasados de la colección el Mareómetro hemos ingresado la cantidad de 140 € por venta de algunos ejemplares.

Sobre nuestros proyectos para este año 2019, empezamos colaborando con el Ayuntamiento en la edición del siguiente numero de la Colección TESOROS PORTUGALUJOS, dedicado al Casco Histórico, que se presentará el día 7 de febrero en el Centro Cultural Santa Clara, y seguiremos editando dos nuevos números de CUADERNOS PORTUGALUJOS (tirada 3.500 ejemplares).

En el mes de noviembre verá la luz un nuevo libro de la Colección El Mareómetro, titulado, CRONICA DE LA HISTORIA DE PORTUGALETE. SIGLO XIX.