lunes, 17 de febrero de 2014

HISTORIA DE LA CALLE ZUBELDIA: LAS PRIMERAS EDIFICACIONES


 Al analizar las primeras edificaciones que se realizaron en la nueva calle, José Luis Garaizabal, indica que en diciembre de 1913, Juan Arrugaeta, que había comprado algunas parcelas tras las casas del Ojillo, solicitó permiso para construir una casa almacén de pinturas, pero que también Eduardo Miguel hizo otra solicitud en 1914, aunque ya lo tenía construido para almacén de harina.
La casa nº 2, de Juan Arrugaeta Aboitiz, que su nieta Begoña Barredo Arrugaeta, nos dejó plasmada en el lienzo superior, fue conocida como de “la Barrera” tuvo en la planta baja el bar Choche (José González) y su patio arbolado, era lugar de meriendas y encuentro de cuadrillas para jugar a la rana. En la parte trasera, un almacén albergaba los útiles de pintura. Desapareció en 1966.
En el grupo de la foto que celebra el día de San Roque, están, Juanito García, Tomás Miguel y Celestino García, y en el trío, hacia 1930, Ramón Arrugaeta y Ramón Tejada.
Bajo estas líneas, como aclaración, señalando en rojo algunos títulos para mejor orientación, presentamos unos fragmentos de los planos que se conservan en el Archivo Histórico, que muestran cómo la entrada desde la calle de San Roque estaba cerrada por una tapia y una fuente, que se tirarían. (detalle del plano a la derecha de estas líneas).

Respecto a la alineación y patios, vemos que seguían pensando en patios estrechos entre filas de viviendas, al estilo del casco medieval. Este modelo lo siguieron después en la construcción de los numeras impares de la calle Bailen, ahogando a las casas de la calle San Roque.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada