martes, 24 de febrero de 2009

PORTUGALUJOS EN CUBA: CLETO TEJADA

Ya hace tiempo que desde Cuba Eduardo Luzarraga Tejada nos envió información de Cleto Tejada, con la que compusimos el primer borrador para un Cuaderno Portugalujo, y que hoy incluimos aunque está a expensas de ser completado.
Para agradecerle su colaboración y como muestra de que sigue con sus investigaciones, recogemos algunos párrafos de su última misiva en la que nos informa de su entrevista con dos ancianas, primas hermanas, Amada Mª Donéstevez y Mª Josefa Tejada Avello:

Los esposos Don Cleto Tejada y Doña Irene Martínez y Portela viajaron a Portugalete para ver a la familia. Cuando el matrimonio sale de Cuba, Doña Irene estaba embarazada y no lo sabía, de manera que en su estancia en España, comienza a crecerle el vientre y tiene el hijo en Portugalete. Cuando llegó el momento de regresar a Cuba la madre de Don Cleto dijo a Doña Irene que si ella había dejado a sus hijas con su madre en Cuba entonces, como ella estaba tan sola quería quedarse con Pablo para criarlo y hacerle compañía. Así Pablo permanece en España hasta los 9 años y cuando Don Cleto lo fue a buscar se lo encontró hecho todo un españolito, su forma de hablar, sus costumbres, bueno, todo. Pablo llega a Cuba y entonces Don Cleto tramita la matricula en un colegio de Nueva York donde asistían cubanos, para que se preparara ya que Don Cleto tenía comercios y necesitaba personal preparado. En ese colegio Pablo confronta problemas con los cubanos que eran estudiantes ya que en esos tiempos la situación estaba muy tensa entre Cuba y España, ya había pasado la guerra de los 10 años, estaban también los preámbulos de la guerra del 95. En ese colegio era profesor de Gramática, nada más y nada menos, que José Martí, que logró reunir a todos los cubanos y a Pablo, al cual le había tomado un gran afecto y les explicó que Pablo era tan cubano como ellos pero que por problemas de familia se crió en España y era por eso que su comportamiento era como el de los españoles. Para Pablo, José Martí constituyó un paradigma ya que pudo apreciar de cerca su sinceridad y capacidad intelectual. Posteriormente viene para Cuba, contrae matrimonio y tiene un hijo al cual le llama Cleto que estudia medicina. Este Cleto 2º, por llamarlo de alguna forma, tiene dos hijas hembras, ambas viven en Cienfuegos y por lo tanto se pierde el apellido Tejada.
Tengo que volver a estar con esa anciana que tiene fotos e información de Pablo y de la madre de Don Cleto en Portugalete, le sacaré unas copias y se las haré llegar, y quiero contactar con su nieta en Cienfuegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada