viernes, 21 de junio de 2013

SANCIÓN POR NO COLGAR LA BANDERA NACIONAL EN LA POSGUERRA





Tasio Munárriz nos envía una serie de curiosas multas de las que el ayuntamiento ponía en los primeros años de la posguerra. Empezamos hoy con la primera por no colocar la bandera nacional el día que el régimen llamaba de la Raza, luego sustituida por fiesta de la Hispanidad.

El 12 de octubre de 1937 el jefe interino de la Guardia Municipal Antonio Artazcoz denunció ante el alcalde la denuncia que se recoge sobre estas líneas con la relación adjunta de 45 vecinos de la villa.
Como curiosidad señalar que a la plaza del Solar la denominaron en un primer momento Plaza de España, antes de pasar a ser llamada del Generalísimo.

El día 16 el alcalde envió a cada uno de los 45 vecinos un “Saluda” con el siguiente texto:

“a D. ……………………………………………… y al recordarle, para que no vuelva a repetirse, que el día de la Fiesta de la Raza no colocó en los balcones de su casa, a pesar de lo dispuesto, colgaduras con los colores de la bandera Nacional; y suponiendo que pensará conmemorar de alguna manera la expresada festividad, ya que no lo hizo como estaba mandado, creyendo interpretar sus deseos, me permito enviarle un recibo de la cantidad que, con tal objeto, querrá destinar –estoy seguro- para las atenciones de Auxilio Social, y por cuya gentileza le queda muy agradecido.

MIGUEL LOREDO Y VIGUERA, aprovecha esta ocasión para reiterarle el testimonio de su más distinguida consideración.
Portugalete a 16 de octubre de 1937.

Al “Saluda” del alcalde se adjuntaba este recibo
He recibido de Don …………………………………… la cantidad de ………… entregadas en esta Alcaldía, con destino al Comedor de Auxilio Social de Portugalete, para conmemorar el día de la Fiesta de la Raza que con carácter oficial y la debida solemnidad se celebra el 12 de Octubre en toda la España liberada.
              Portugalete, 16 de Octubre de 1937. El Alcalde.


Como se aprecia por estos textos, el importe de la sanción era voluntario dentro de un contexto de consideración o de ironía. Pagaron los 45 vecinos entre diez y venticinco pesetas.

Bajo estas líneas una foto de la época, dentro de la "Casa de España", el incautado batzoki, entre los que están los tres primeros alcaldes de aquellos años, Gumersindo Gurruchaga, Valeriano Martín y Miguel Loredo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada