jueves, 10 de abril de 2014

HISTORIA DE LA CALLE ZUBELDIA: LA FIESTA DEL ARBOL


 Seguimos extrayendo noticias del amplio trabajo sobre la calle Zubeldia, realizado por Jose Luis Garaizabal, que ha contado con una amplia aportación fotográfica de los Amigos de Zubeldia y la Cruz, así como de la dirección de Zubeldia Ikastetxea.
Nos dice lo siguiente:
Dado que en 1915 se había decretado, que de forma obligatoria todos los municipios deberían celebrar la Fiesta del Árbol, con la participación de los escolares de la escuelas públicas, Portugalete al no contar con un espacio escolar amplio, “cumplió” el 30-9-1917 al inaugurar el Parque dedicado al Dr. Areilza (no a los monos), invitando a todos los niños de las Escuelas Nacionales.
El Gobernador recordó en 1927, la obligación de plantar anualmente al menos 100 árboles, así que se celebró en el campo de deportes de La Florida, lo que sería quizás la primera Fiesta del Árbol portugaluja, con la plantación de 550 eucalíptos y el reparto de libritos de cuentos “Los niños y los árboles”, anunciándose ya, que al año siguiente y como acto oficial de inauguración del centro escolar de Zubeldia, el 9 de Febrero, los escolares plantarían más de 300 arbolitos (tilos, eucaliptos y moreras). La chavalería recibió como premio un cornite y se desató una polémica entre la corporación y el director del diario “El Pueblo Vasco”, ya que el corresponsal  informó poniendo verdes a los organizadores por mantener a los niños dos horas de pie sobre terreno encharcado, algunos con alpargatillas. El periodista parece que se pasó, ya que hizo sol.
La fiesta de 1929, fue recogida en la prensa nacional como se ve en la foto inferior. A su lado alumnos de 1941 y tras ellos, un par de árboles supervivientes y dos caballos pastando a sus anchas. Fue en 1956, cuando tras otra plantación fallida en 1948 por la mala calidad del suelo, se realizó una nueva plantación con la asistencia de las autoridades civiles y religiosas, Banda de Música y actuación del grupo de la Sección Femenina. Los alumnos formaron con sus maestros y maestras al frente. D. Eufronio, D. Gregorio, D. Julían, D. Ángel, D. Vicente, Dª Fabiola, Dª Martiniana, Dª Teresa, etc.
Todavía recordamos, más o menos, algunas de las estrofas que cantamos del Himno del Árbol y la del Cu-cu:
“Es el árbol el símbolo augusto; de la industria, el progreso y la paz; fomentemos la fiesta del árbol; si a la patria queremos honrar.
Ver los montes cubiertos de fronda, donde viene la novia a pasear; cómo arrancan del suelo las raíces; agua fresca copiosa y raudal.
Fertilizan los cerros y valles; los ganados se ven prosperar; y el país antes árido y pobre; se convierte en frondoso y feraz”.

“Cu-cu, cu-cu, se oye cantar; es el cuclillo, la primavera, con su canto viene a anunciar….”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada