martes, 8 de abril de 2014

LOS PRIMEROS “MOQUEROS” DE PAPEL NACIERON EN PORTUGALETE



José Manuel López Díez, nos ha facilitado esta noticia que apareció en el Boletín de la Industria y Comercio del Papel, de Madrid en 1908.
Siempre se ha comentado que Juan José Conde-Pelayo, “el médico de los pobres” fue el precursor del uso de los pañuelos de papel y así lo recogieron tanto Indalecio Prieto como su nieta Leonor Tejada.
Decía el primero: “Cuando se le seca la boca, bebe un sorbo de agua y se seca los labios con una cuartilla de papel de las que lleva para ese cometido y para sonarse las narices, forma con ella una bolita y luego de usarla la arroja al suelo. Conde Pelayo se ha adelantado en más de medio siglo a inventar los higiénicos "kleenex".
Por su parte su nieta lo completaba: “Don José había padecido una grave infección de la nariz, y la atribuía al hecho de llevar el pañuelo en el bolsillo. Desde entonces no volvió a usar pañuelo de tela. Encargaba papel de seda a la Papelera Española –de quien era el mejor cliente particular– recortado en hojitas de aproximadamente 14 por 20 centímetros. Siempre llevaba un paquete de estas hojitas... que habían sido previamente desinfectadas en el horno de la cocina de su casa. Y cuando visitaba a algún enfermo, dejaba en la casa un paquete de hojas de papel, con la orden terminante de que el enfermo sólo usara aquellas hojas. Con lo que, cuando alguien iba a visitar a sus enfermos y veía el paquetito de papeles a la cabecera de la cama, era habitual que exclamara: "Ah! su médico es don José, verdad?"
Pues bien, la noticia que hoy recogemos le confiere carácter oficial, pudiendo afirmar que Don José fue el inventor de los actuales pañuelos de papel.

Esta noticia la recogeremos en el próximo libro de la Colección El Mareómetro, que ya ha cogido cuerpo tras los trabajos realizados por varios investigadores portugalujos, en torno a la vida de familia Conde-Pelayo, fundamentalmente, Juan José, Volney y Leonor Tejada.
Con el título de Portugalete en el recuerdo: Los Conde-Pelayo, recogiendo lo fundamental del trabajo de Leonor Tejada, Los Conde-Pelayo de Portugalete (en su totalidad se puede consultar, en el Archivo Municipal de Portugalete o en el blog http://monografiashistoricasdeportugalete.blogspot.com.es/2014/02/los-conde-pelayo-de-portugalete-i_3.html) dichas investigaciones nos descubren la importancia que tuvieron en el devenir de la Villa de finales del siglo XIX y primeros años del XX.
El libro dedicado a esta portugaluja que celebrará en México sus 97 años en setiembre, recuerda que tras su última visita a la Villa y tras visitar “más arriba del Cristo, una pequeña plaza rodeada de edificios modernos, que lleva el nombre de Conde-Pelayo, y que muchos portugalujos de hoy se preguntarán quién fue”, nos dejaba un deseo:
Ojalá se reuniera documentación suficiente para enseñar al pueblo qué hombres ilustres tuvo Portugalete, aunque modestos, y se publicara un pequeño libro con sus biografías”, como por ejemplo “el Dr. Conde-Pelayo y muchos más de los que ya ha olvidado el nombre el ciudadano de hoy”.

Esperamos que su deseo sea satisfecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada