lunes, 21 de abril de 2014

RECORDANDO LA REPUBLICA DE 1931. DE CONDE-PELAYO A SANCHEZ-VALLEJO


 La semana pasada se conmemoró, en distintos lugares, la proclamación de la República tras las elecciones municipales del 12 de abril de 1931.
Como estamos preparando el libro sobre los Conde-Pelayo, vamos a recordar el hecho desde el punto de vista de las organizaciones republicanas de la Villa, que tuvieron su embrión el 3 de agosto de 1890 cuando Don José Conde-Pelayo convocó a los republicanos de orillas del Nervión”, con “objeto de discutir las bases de organización republicana y nombrar un comité”.
En el libro de Tasio Munarriz, “Republica y Guerra en Portugalete”, que todavía está en las librerías, se nos señala otra fecha, 1927, con otro personaje importante a tener en cuenta, Félix González Cintora, presidente en aquel momento de la Agrupación Republicana portugaluja.
Y en 1929, tras las escisiones a nivel nacional y la aparición del Partido Republicano Radical Socialista, PRRS, con su propia agrupación de Portugalete, de ideología de izquierdas, anticlerical, defensora del Estado laico y reformista en aspectos fiscales, agrarios y del ejército.
Ya en 1931, con un País Vasco que no era republicano en su globalidad, la población de nuestra villa si lo era en la mayoría de su población. Tras el pacto de San Sebastián en que se fraguó la república, esta era apoyada totalmente por los citados republicanos del PRRS, el PSOE y ANV.
Tras las elecciones municipales del 12 de abril, que se convirtieron en un plebiscito entre monarquía o república, con los tres citados partidos formando el bloque antimonárquico, frente al de partidos monárquicos de derechas y el PNV al margen de los dos bloques, el día 14, elegido el sistema republicano, en la casa Consistorial y en presencia de los concejales electos, el alcalde saliente hizo entrega de la vara de la alcaldía al republicano Federico Sánchez-Vallejo, propietario del Café La Unión de la Plaza.
El día 20 se constituyó definitivamente la primera corporación municipal republicana con Federico Sánchez-Vallejo (PRRS) de alcalde, y de tenientes de alcalde, Candido Busteros (PSOE), Félix González Cintora (PRRS), Luis Ardanza (ANV) y Manuel Edroso (PSOE-UGT), que aparecen en la foto superior.
Federico Sánchez-Vallejo, una persona muy popular y conocida en el pueblo, aunque pertenecía a un partido minoritario fue elegido por su equilibrada personalidad que daba prestigio a la nueva corporación.
No se olvidó del humanitario “médico de los pobres” fallecido diez años antes, y en julio invitó al vecindario a rendir un homenaje de respeto y cariño a quien “consagró su vida a la educación cultural y socorro de las clases pobres”. También se le dedicó una calle cambiando el nombre de la calle Mier por la de Doctor Conde-Pelayo.
En noviembre dimitió como alcalde, continuando como concejal, alegando que había empezado a dar clases de música. La verdadera causa de su dimisión no se ha llegado a conocer dado que no hay documentos o testimonios que la especifiquen. Tras tres elecciones, le sustituyó como alcalde Cándido Busteros.

El partido republicano desapareció en 1934 al fracasar en las elecciones a cortes de 1933. Su sector más izquierdista se unió al año siguiente con Acción Republicana de Azaña, fundando Izquierda Republicana, a la que se afiliaron la mayoría de los republicanos portugalujos, que tenían su sede en la calle Manuel Calvo.

5 comentarios:

  1. El folleto del "Bar Portugalete" en la calle Iturribide de Bilbao se explica porque Sanchez-Vallejo, juzgado en Torrelavega y penado con varios años de cárcel, no volvió a regenrar el "Cafe La Unión", dirigido por su hermana María, sino que se traslado a Bilbao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy nieta de Federico Sanchez -Vallejo. Me emociona leer comentarios sobre mi abuelo. Me gustaria haberle conocido mas. Para mi es un orgullo ser su nieta El bar Portugalete sigue existiendo aunque ahora y a mi pesar se llama Iturri pero procuraremos en breve recuperar el nombre en honor a mi abuelo.

      Eliminar
  2. Quisiéramos rendirle homenaje en el próximo libro de El mareometro. Si nos podemos poner en contacto quizás nos puedas ayudar en ello.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaria mucho poder hacerlo pero no se como ya que aunque vivi con el murio cuando yo tenia 8 años y ya no vive ninguno de sus tres hijos no obstante si me dices de que forma nos ponemos en contacto hare lo que pueda

    ResponderEliminar
  4. Por correo electrónico
    mareometro@gmail.com
    o por telefono
    653018475

    ResponderEliminar