miércoles, 30 de septiembre de 2015

TRAS LA HUELLA PORTUGALUJA EN CENTROAMERICA


 Siguiendo, de la mano de Goio Bañales, con la presencia de los portugalujos en la conquista de las tierras del nuevo mundo americano y su participación en la consolidación como estados modernos llegamos hoy a Centroamérica.
Ya en 1514 cuando Pedrarias Dávila, gobernador de estas tierras conocidas como Castilla del oro, salió hacia ellas con una armada de 25 navíos y 2000 hombres, iban portugalujos como el grumete Juan de Portugalete, que se quedó en Cuba, así como Pedro y Sancho de Portugalete, y años más tarde, en 1548, figuran comerciando por Nicaragua, Gregorio y Sancho de Ugarte con el también portugalujo Pedro de San Martín.

En 1600 aparece ocupando el cargo de Contador de la Real Hacienda de Guatemala el portugalujo Francisco de Otañes y la Loo, hijo de Francisco de Otañes y Clara de la Loo.
Dedicado a la milicia, en 1584 había servido en Flandes, donde participó en la expugnación de Terramunda y recorriendo los principales dominios de la corona española en Europa, como Colonia, Namur, Luxemburgo, etc.
Fue veedor de Aragón, en 1587, ocupó el cargo de Entretenido de la Capitanía General de la Mar y siendo Contador de la avería de la Casa de Contratación, decidió embarcarse para América a ocupar el citado cargo real.

Otro portugalujo que ocupó el puesto de alcalde de la Villa de Sonsonete (actualmente pertenece a El Salvador) fue Sebastián Zuazo Coscojales, hermano del famoso Diego de Zuazo, arcediano de la catedral de México.
Hijo de “don Sebastián de Fontuso y Suazo y de doña Agustina de Coscojales” vivía en Sevilla, allí se había casado en 1669, cuando se embarcó para las Indias donde viviría tres años escasos. Tras ser secretario del capitán general Fernando Francisco de Escovedo, gobernador de Campeche, fue cuando consiguió el cargo de alcalde mayor de la villa de Sonsonete y además Tesorero Real.
Su esposa que se había reunido con el en 1679, reclamó la restitución de 500 doblones de oro que él había pagado por el citado cargo de alcalde mayor.

Otro portugalujo que anduvo por estas tierras de Guatemala, fue Ventura de Murrieta, que ocupó el cargo de alcalde mayor de la provincia de Sebaro.
Capitán de la real armada, en la que sirvió 26 años como oficial de mar y guerra, fundó capellanía en Portugalete, con un capital de 3.500 ducados, por su testamento otorgado en Valladolid en 1758.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada