jueves, 3 de diciembre de 2015

COMERCIOS ANTIGUOS PORTUGALAJOS: DE JUR A CALZADOS RUMBO.



Siguiendo con la entrada anterior referida a Calzados JUR, nos retrotraemos a los años 50 del siglo pasado en plena época de posguerra.
Como hemos recordado, la calle del Medio era el centro comercial de calzado de Bizkaia con una docena de establecimientos en su corto trayecto, Barroso, Gildo, Lángara, Domínguez, Salgado, Ortúzar, Ugarte, Pedro, Ibraín, Pachi, … Familias importantes desde Getxo hasta Bilbao, venían a calzarse o vestirse (las sastrerías portugalujas eran otro punto de referencia) a Portugalete. Entre los que “Rodri” tenía como clientes habituales estaba el Marítimo del Abra, quien calzaba a todo su personal en su establecimiento.
El y su mujer, popularmente “los de JUR”, trabajaron duro, consiguiendo con su profesionalidad que el negocio fuera adelante y una década después le adquirieron a Rodrigo Barroso su local, abriendo Calzados Maisa, con dos empleadas y a continuación a Isidro Domínguez, el suyo, para montar Calzados Rumbo, con tres empleadas.
El establecimiento de Isidro Domínguez, el popular “Isidrin”, que se remontaba a 1910, durante la guerra sufrió los efectos de uno de los bombardeos, por lo que al reconstruirlo lo amplió colocando una claraboya que todavía hoy existe, pues en el local, tras convertirse en Calzados Rumbo, no se ha realizado ninguna modificación hasta nuestros días, en que lo regenta Rodrigo Pérez Martínez, el hijo del conocido matrimonio “de JUR”.
Al igual que en su día nos referimos al bar Siglo XX, que se estableció en el siglo XIX, estamos ante un caso parecido que está sin investigar por si antes de 1910 estaba dedicado a industria zapatera, tan en auge también en aquellos años de las explotaciones mineras cuando los miles de obreros de las minas se compraban sus botas en esta calle.
Estos establecimientos tendrían que gozar de alguna protección especial antes de que desaparezcan pues son una verdadera reliquia de nuestra historia local.





No hay comentarios:

Publicar un comentario