lunes, 6 de junio de 2011

EL DESAPARECIDO MURAL DE JUANJO NOVELLA EN LA CALLE NUEVA




La semana pasada estando en el estudio de Juanjo Novella, aprovechándonos, como hacemos algunos amigos, de que no sabe negarse a colaborar con cualquier buena causa portugaluja, en este caso diseñando la portada de la Memoria del Santo Hospital de San Juan Bautista, nos llamó la atención la fotografía de su mural, que reproducimos en la parte superior, Solución hueca 1, realizado en 1988 en el nº 4 de la calle Nueva, una de las obras galardonadas de Agustín Sagasti.

Este mural fue una de sus primeras obras de juventud, a la que siguieron otras muchas hasta llegar a su madurez actual que ha hecho que la figura de nuestro artista alcance una importantísima proyección internacional en el arte público.
Galardonado últimamente en Donostia, que aspira a convertirse en capital europea de la cultura, su obra es reconocida por todo el mundo, desde Bilbao, Japón, Europa, Emiratos Arabes, diversas capitales españolas, a nuestros pueblos vecinos. Así al entrar en Santurtzi, tras la Escuela de Náutica está su obra Polaris, y en Sestao junto a la Benedicta encontramos Gurasoen Etxea. Desgraciadamente parece que se cumple el dicho de que nadie es profeta en su tierra y en la Villa seguimos esperando a que se reconozca su valía con una obra suya.

Recordando su desaparecido mural, que fue encargado por SURPOSA, vemos que en su boceto, que colocamos frente a la obra definitiva, el autor apuntaba, “se pretende recuperar espacio mediante la ilusión en la fachada hueca, y el punto más conflictivo (el hueco del patio interior) cobra protagonismo pasando a ser la parte principal de la obra”. Por su parte la Sociedad Urbanística portugaluja decía que pretendía acercar el arte a la vida cotidiana del centro histórico, si bien como en este caso, en el futuro quedase oculto por nuevas construcciones, por lo que animaba a que “mientras tanto” disfrutáramos de su presencia.

En la vista inferior hemos colocado una foto de entonces y otra actual, como demuestra el puente colgante recubierto de andamios, y donde, a la derecha, apreciamos como el recuperado Hotel se recreció un piso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario