jueves, 13 de septiembre de 2012

EL COMIENZO DEL CURSO ESCOLAR EN EL COLEGIO DEL CARMEN TRAS LA GUERRA CIVIL


Seguimos con la crónica del Colegio del Carmen que presentamos hace unos meses que nos enviaron Alex e Iñaki de la Asociación ALCARAN del Colegio del Carmen: 

Tras las obras realizadas en el colegio tras los desperfectos sufridos con motivo de la guerra civil, el 1 de octubre de 1938 las hermanas regresan, y durante los primeros meses, se arreglan como pueden. Fuera, todavía continúa la guerra civil y no va a ser hasta 1940 cuando se haga en la casa “una importante reparación y dotado de abundante y buen material escolar, todo a expensas de la comunidad.” Mientras, “el número de niñas iba en aumento tanto que el año 39 y 40 había en ambas casas unas 500 alumnas”. Esto demuestra el intento de volver a la normalidad de la comunidad portugaluja de la que el colegio participaba. Gracias a esta importante cantidad de alumnas, las hermanas pudieron acometer importantes gastos “pues mucho hubo que gastar para ir comprando aunque no fuera más que lo necesario.”
Volver a la normalidad después de años de guerra, traslados, obras y necesidades no es fácil, pero ya en 1941 parece que poco a poco la vida en Portugalete va recobrando su vida habitual, y con ello las clases. “Este curso empezó el 1º de septiembre.” Resulta curioso como mientras que parece que a las clases de párvulos en el Palacio Chapa los párvulos acudieron en buen número, en los otros grados no fue así “pues el tiempo era inmejorable y las playas estaban muy concurridas.”
            Una vez llegó el otoño, “el primero de octubre, se llenaron las clases y las bajas eran reemplazadas con creces. Se juntó un buen grupito de internas y bastantes mediopensionistas, habiéndose rechazado algunas pretensiones por la dificultad en la alimentación.”
El curso finaliza el 15 de julio, víspera de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen y de Santa Ana, fiestas que se celebraban por todo lo alto antes de la guerra, tanto por las alumnas como por la gente del pueblo afín al centro. Sin embargo las obras y las carencias persisten, por lo que celebrar las citadas fiestas resulta complicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada