miércoles, 30 de enero de 2013

EL ACCESO A LA PLAYA DESDE LA FINCA DE MARTINEZ RIVAS


Jose Luis Garaizabal asiduo visitante del Archivo Histórico Municipal es un verdadero fondo de sorpresas relacionadas con el pasado de nuestra Villa.
Así que es fácil que cada vez que te le encuentras te diga: Sabías que…? y a continuación te descubre una de las muchas incógnitas que encierra nuestra historia local y sobre las que está investigando:
La fecha de la inauguración del parque del Dr. Areilza,… o el lugar donde estaba la célebre fuente de La Canilla…o la fuente de la calle Coscojales, antes llamada calle de la Fuente … o el antiguo camino de sirga sobre el acantilado hacia Santurtzi… o la torre de Castet en la zona del alto de la Pastora,… o el desaparecido mareógrafo de Portugalete,… o el arrollo del Ojillo,… etc. etc. etc. sin olvidar todo lo relacionado con la calle Zubeldia.

En esta ocasión se trata de la foto que ilustra esta entrada, del parque del Dr. Areilza, y que muchos se habrán preguntado el motivo de la existencia de esa escalera con su coqueto tejadillo y su puerta cerrada.
El se ha topado con el tema hojeando viejos proyectos municipales que finalizarían con la construcción del parque y su inauguración el 30 de septiembre de 1917.
Pues bien, para la construcción del parque, Dª Caridad Martínez de la Rivas siguiendo el deseo de su padre, el acaudalado propietario de la finca Lexarza, hoy sede de la UNED, cedió al municipio los terrenos del escarpe con la condición de que el camino que bordeaba su finca quedase inutilizado mediante una plantación de arbustos, respetándose el derecho de paso y los registros de la tubería particular de saneamiento de su finca que bajaba hasta lo que hoy es el estanque.
Exigían a cambio, que se mantuviera el derecho de entrada y salida por la escalera particular que poseía la finca en comunicación por túnel interior con la playa y después con el parque.
Aquí le surgió su primer interrogante. ¿A qué túnel se refería? Pues bien, el túnel era un pasadizo que desde la finca bajaba mediante una escalera de caracol y salía a mitad del acantilado en el citado pintoresco balconcillo, que hoy en día aún se conserva. El acceso desde la finca, fue inutilizado durante las obras de remodelación del Parque Ellacuría, pero la escalera sigue tras la puerta.
Luego ya le han aclarado que los chavales que jugaban en esa zona y hoy jubilados, lo tenían como zona de juegos y que veían la escalera de caracol a través de una ventanita que tenía la puerta y a veces, cuando la puerta estaba abierta, constituía en una prueba de valor el subir hasta los jesuitas.

Curioso. Seguiremos recogiendo sus siguientes, sabías que…?

1 comentario:

  1. En los años en que los jesuitas ocuparon la finca, estos utilizaban también estas escaleras para bajar al muelle.

    ResponderEliminar