lunes, 4 de marzo de 2013

: PORTUGALETE SEDE INTERNACIONAL DE ATLETISMO HACE 60 AÑOS

Antes de entrar en el material que nos ha facilitado Arturo Nubla sobre los años de oro del atletismo portugalujo en el campo de San Roque, vamos a empezar recordando el año 1953 de la mano de un periodista que lo vivió de primera mano: Tutor Larrea.
En unos años en los que el régimen tenía serias dificultades en sus relaciones exteriores, la organización en la Villa de una competición entre la selección vizcaina de atletismo y el equipo francés de Tarbes, uno de los más importantes de su país, tuvo una gran repercusión.
La foto superior nos recuerda aquella reunión atlética, con el equipo vizcaino y las pruebas de salto de altura (la ganó el francés Roques) y la llegada de Hilario Ibarrola. En el paisaje recordamos al fondo junto a su palmera, la clínica del Doctor Savin, y enfrente el convento de las Siervas de María, cuando el Ojillo se empezaba a construir en su parte alta.
La presencia del recordman francés de los 100 m. Rene Valmy, o de Ernest Wanko, atleta de color, causó gran impresión. Por nuestra parte destacaron Alberto Díez, Félix Erausquin y Salvador Vadillo.
Ese mismo año, en noviembre, aprovechando que el equipo finlandés se encontraba en Barcelona, se consiguió que actuase en San Roque, en medio de una extraordinaria asistencia de espectadores, expectantes de poder ver a aquellos extraordinarios campeones.
Entre los vizcainos, además de Erausquin, Apellaniz, Laprada, Manzano o Echeandía, surgió la sorpresa de Dimas Ramos, que siendo junior batió la marca absoluta vizcaína de 3.000 m. lisos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada