viernes, 10 de julio de 2015

EL ESCUDO ECLESIÁSTICO DEL BARRIO DE LOS HOYOS



Siguiendo con el escudo eclesiástico de Los Hoyos, José Antonio Gutiérrez-Barquín, que lo custodia en la actualidad, nos informó cómo en la ventana izquierda de la planta baja también figuraban otros signos grabados, pero muy desgastados. Su padre había investigado el origen del escudo, pero lo único que logró saber es que debió pertenecer a un arcipreste. Arcipreste es el título de un sacerdote encargado de administrar y dirigir un arciprestazgo de una diócesis que engloba a varias parroquias, pero también existían los Arcipreste del Cabildo. El Concordato de 1851 les redujo la dignidad al segundo grado de cabildo y determinó que los arciprestes rurales debían ser nombrados por el obispo entre los párrocos de una comarca. En el caso portugalujo, el Cabildo Eclesiástico estaba formado por siete curas beneficiados.
Ignacio de Izaga nos narró en el Programa de Fiestas de 1957, con motivo del 50 aniversario del Hospital actual: “Y no sabemos por qué razón el Padre Eizaga, de la Compañía de Jesús, estaba tan interesado en la benéfica institución del Hospital Asilo de San Juan Bautista, cuando en 1752 otorgó importantes donativos para el mismo. ¿Tenían residencia aquí los Jesuitas para atender al Hospital, una de sus principales misiones, cómo hemos leído de otros pueblos de Vizcaya en el año jubilar ignaciano?. No se explica sino el interés y los donativos del Padre Eizaga en aquel siglo”. Añadimos nosotros: ¿Viviría Eizaga en la casa de Los Hoyos? ¿Habría pasado a los Orbegozo tras la desamortización de 1798, por la que se expropiaron bienes a la Compañía de Jesús? ¿Lo fue en alguna de las posteriores que abarcaron hasta 1855?
Hemos consultado padrones, fogueraciones portugalujas del siglo XVIII, listas de vecinos de Portugalete y Santurtzi de los siglos XVI y XVII y en ninguna hemos encontrado al Padre Eizaga. Tampoco aparecen en el barrio bienes del Cabildo Eclesiástico, pero en las notas regístrales de la casa, nos encontramos que el pertenecido del frente de la misma lindaba por el este con terrenos propiedad del “Cabildo Portugalete”. En los padrones de 1745 y 1796, si aparecen propiedades del Cabildo, pero en la calle del Medio y en la de la Barrera. Mariano Ciriquiain detalla en su Monografía la relación de propietarios de fincas urbanas y de alquileres, pero tampoco nos aporta luz al misterio.
Fuese de la Compañía de Jesús, de un arcipreste rural o un arcipreste del Cabildo, lo cierto es que destacaba en esas tierras altas portugalujas, en las que a escasos metros se encontraba la ermita del Santo Cristo de Los Hoyos y Virgen de la Guía.
Como hemos dicho, José Antonio Gutiérrez-Barquín Goiri custodia el escudo en un solar del barrio de Balparda en Santurtzi y le he animado a trasladarlo en depósito a los jardines del Santo Hospital del Glorioso San Juan Bautista de Portugalete, para que pueda ser contemplado y preservado para generaciones venideras. Si la casa fue del Padre Eizaga o simplemente vivió en ella, con este traslado se pondría la guinda a aquellas donaciones realizadas en 1752.
Cuando realicemos el traslado e instalación, informaremos puntualmente a los seguidores de este blog.

JOSE LUIS GARAIZABAL




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada