lunes, 27 de julio de 2015

HERÁLDICA PORTUGALUJA: ESCUDO DEL CONVENTO DE SANTA CLARA (2)



Tratando del convento de Santa Clara llegamos al año 1614, momento en que hay que hablar de la letra griega TAU, ya que tras el Concilio de Letrán de 1215, el Papa Inocencio III proclamó: "La
Tau es la última letra del alfabeto griego, símbolo de la humildad en que se fundó el Evangelio y señal propia de los hijos de la Pobreza. La Tau tiene exactamente la misma forma de la cruz en que fue clavado Cristo ...". Francisco hizo suyo el blasón de la Tau como símbolo de su vocación y de la de sus discípulos. Las Clarisas lo adoptaron como fieles seguidoras de San Francisco.
El resto del escudo resultaba difícil de descifrar, debido al mal estado de conservación, pero al dar con esta imagen del escudo franciscano en Santa María de Rocamador en Estella, pude comprobar que en él se ven claramente los brazos de San Francisco y Jesús cruzados sobre la cruz, fue fácil deducir que lo que parecían ser los brazos de una cruz en el escudo portugalujo, eran en realidad lo brazos mencionados.
El escudo está formado por tres sillares. En el superior, lo que parece ser una corona, reposa sobre la moldura redonda que enmarca al TAU y los brazos. Estos se ubican en el segundo sillar y están adornados con cintas que pasan al tercer sillar, apreciándose el desgaste de la cinta izquierda que prácticamente ha desaparecido. Hacia 1990, la espadaña sufrió daños debidos a un rayo o un vendaval, siendo el más significativo la caída de la cruz. Tanto los brazos como el apoyo sobre un elemento situado en el tercer sillar, presentan trazas de haber sido reparados de forma no muy profesional o que el “mal de la piedra” le ha dado aspecto de mortero. Fue tratado con un endurecedor de la piedra y hasta hoy.
Para hacernos una idea del aspecto antiguo del convento, contamos con las siguientes pinturas, que recogemos bajo estas líneas: 1ª.- En el plano inglés de 1739 parece tener espadaña. 2ª.- De 1740 (anónima), en la que aparece con un alto campanario y la 3ª de Morales y Guerrero de 1761, que en una situación errónea, nos la presenta ya con una espadaña.
El convento y la iglesia sufrieron grandes daños durante el sitio carlista (1873-74) y los arquitectos aconsejaron el derribo total para edificar otros de nueva planta dado su estado ruinoso. En el proyecto de Francisco de Berriozabal de 1892, para la reparación de la iglesia y obras de modificaciones en los agragados, resulta curiosa la ausencia del escudo en lo alto de la espadaña. Estas obras se culminaron en 1894. ¿Recuperarían el escudo de la iglesia o convento anterior?
El 21-6-1937, el convento fue incendiado y desconocemos, al no existir fotografías completas de la iglesia, si la espadaña se mantuvo en pie o si sufrió algún daño. El templo reparado fue bendecido el día de San Francisco de 1939 y en la parte inferior del nuevo altar mayor se colocó esta talla, que hoy en día nos recibe en el hall del nuevo convento junto a unos dibujos murales con el mensaje: “PAZ Y BIEN”.


JOSE LUIS GARAIZABAL 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada