lunes, 12 de enero de 2015

EL TURISMO Y LA RUTA DE LA LANA: LA PLAZA DE PORTUGALETE EN VALLADOLID



La creciente importancia turística de nuestra Villa, hace que estemos presentes en las principales ferias de este ámbito en la península, ya que es de donde proceden el mayor porcentaje de nuestros visitantes.
En la última feria de Valladolid, Portugalete ha tenido su propio stand, y es en la página revistur.com donde encontramos un artículo firmado por Sonia Vidal, que nos recuerda la existencia en dicha ciudad castellana de una plaza con el nombre de Portugalete.

“La Plaza de Portugalete, en pleno centro de Valladolid y peatonal, es un emblemático punto de la ciudad, aunque no siempre se ha denominado así.
La primera referencia que se tiene de la plazuela de Portugalete con este nombre esta fechada hace casi 225 años, pudiendo ser en 1788 cuando aparece por primera vez, conociéndose anteriormente a la zona como la calle de la Lavandería, ya que por allí pasaba uno de los ramales del río Esgueva. Este se cubrió, dejando una gran explanada en la que se construyó, un importante mercado denominado de Portugalete (1881) y que se convirtió en un gran referente para los vallisoletanos hasta que se derribó en 1974. El mercado de Portugalete fue construido para satisfacer, principalmente, las demandas de los propios comerciantes, que precisaban de un alojamiento para sus negocios. El origen del nombre de la villa vizcaína a esta plaza y mercado puede estar relacionado con la llegada y salida de mercancías que se llevaba a cabo con el norte de la Península y el resto de Europa, entrando y saliendo por el puerto de esta localidad vasca. Una de estas referencias históricas puede encontrarse en la denominada Flota de las Lanas, que partió en el siglo XVI hacia los Países Bajos con un cargamento de este material procedente de tierras castellano leonesas como Valladolid, Burgos o Palencia. Un intercambio mucho mas antiguo al mercado de Portugalete, pero que ya reflejaba la relación entre estas dos villas. Hoy en día, aún son muchos los portugalujos y vallisoletanos que recuerdan la existencia de este mercado y hablan de como se celebraba la llegada de cada cargamento. Un evento social que reunía a las gentes en torno al mercado y, en definitiva, casi un siglo de historia que hoy ya forma parte de la riqueza turística de ambas ciudades”.

Sobre esta plaza y su desaparecido mercado escribió Manuel Basas en un Programa de Festejos, que se puede encontrar en nuestra Biblioteca Digital Portugaluja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada