miércoles, 22 de abril de 2015

PAULITA MARIN, LA PORTUGALUJA DE “EL DEDAL”




Siguiendo con la entrada de ayer, y por tener un caso de la situación de muchas mujeres durante la guerra y la posguerra, pondremos el ejemplo de Paulita Marín, esposa del funcionario municipal expulsado Luis Burgos San Martín.
De soltera trabajó como secretaria en Brown Boveri y se casó en 1930. En junio de 1937 evacuó con su marido y tres hijos a Laredo. Luis fue a Santander-capital con el alcalde Cándido Busteros. Cuando Paulina volvió a Portugalete, se encontró con que su vivienda (Mª. Díaz de Haro 40) había sido incautada y todos sus enseres domésticos (máquina de coser, biblioteca, aparato de radio, camas, vajilla, etc) habían desparecido. Se armó de valor y denunció ante el juez de Incautaciones de Getxo a las personas o instituciones que los tenían. Ignoro si este trámite tuvo algún resultado. Mientras su marido estuvo en varias cárceles durante cuatro años, Paulita se fue a vivir con su madre Juana y su hermano Miguel Angel a Sotera de la Mier 3, b. Dio a luz el cuarto hijo y volvió a trabajar como secretaria a la empresa citada.

En 1939 estableció en el portal de la calle del Medio 10 la mercería “El Dedal”.  Además de este trabajo, en su vivienda forraba con una máquina botones que le encargaban. Así mantuvo a su familia y dio estudios de abogado economista a Juan Luís, posterior presidente del Consejo de administración de Altos Hornos de Vizcaya, de capitán naval a Rodolfo, actual naviero, y de médico psiquiatra a Javier. Eduardo se hizo interiorista en plan autodidacta. Paulita solicitó y consiguió la pensión de viudedad en 1973 a pesar de que a su marido le habían privado de sus derechos pasivos en 1937.

Con esta reseña de Tasio Munárriz, hemos preparamos la ficha correspondiente para incluirla en el Diccionario Biográfico Portugalujo, enviándola previamente al periódico enportugalete.com.

Para ilustrar esta entrada su sobrino Mikel Marin, ha recurrido al álbum familiar y nos ha ofrecido la foto superior en que aparece Pauli en el centro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada