lunes, 19 de octubre de 2020

TASIO: EL ADIOS A UN AMIGO Y COLABORADOR

 


Pon sólo TASIO, que es como me conoce la gente, no hace falta más.
Me lo dijiste alguna vez, pero yo siempre acababa tus colaboraciones añadiendo el apellido.
Anoche recibí un whatsapp: Tasio ha muerto. Se había roto la cadera. Quieren hablar con Josemari, el cura de la parroquia de Santa María.


Todavía hace unos días me llamaste por teléfono.
Como siempre directo al grano: 
-No te voy a mandar más artículos.
Me sobresalté.
Estás mal?
-No. Sigo igual. Aburrido con esta situación. No creo que vuelva al Archivo Municipal, ya se lo he dicho a Roberto.
Espera, no tires la toalla. No has parado de escribir durante los últimos años. Has recogido con la meticulosidad de tus investigaciones una parte muy importante de la historia de Portugalete en el último siglo. Ahora te hago un encargo: Haz una selección de temas cortos de interés de todo lo que has publicado en forma de entradas para el blog, y así estarás más entretenido.
-Me parece bien lo intentaré, aunque no se… Procuraré que no lo hayamos publicado ya antes.

Vuelvo a mirar el teléfono, para confirmar la noticia. Veo que mi contestación fue tan instantánea como poco correcta: Joder¡¡¡¡
Me fui a la cama, dándole vueltas a la cabeza.

 Eran los años 70 cuando nos conocimos, te metiste en mi casa a cenar con la disculpa del bautizo del primero de mis hijos. Han pasado 50 años.
Luego fueron las excursiones del Ganerantz, tu despedida en la basílica tras la crisis que sufriste dejando el sacerdocio, tu regreso tras jubilarte después de años como profesor, casado con dos hijas, tu comienzo a investigar nuestro pasado apoyado en tu experiencia de los años pasados en la Villa,..
Nos pasabas a corregir los borradores de tus libros.
Esto yo no lo pondría, te puede traer problemas…
-No me importa, lo voy a poner. Es la verdad y lo que yo pienso…
Entonces para que me lo pasas, si luego haces lo que tú quieres?
-Me interesa tu opinión. Te aprecio mucho.
Y efectivamente a mucha gente no le gustó, como pudiste comprobar al vender el último libro.
-Quiero ser consecuente conmigo mismo, y me niego a admitir subvenciones oficiales, aunque se que me va a costar dinero… 

Descansa en Paz. Nos vamos a acordar mucho de ti.

Rubén

8 comentarios:

  1. Si no es mucha indiscreción, ¿Quién escribe esta entrada? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Rubén por tus palabras, a aita le hubieran encantado y a nosotras nos han emocionado. Un beso fuerte de su mujer y de sus hijas.

    ResponderEliminar
  3. Se nos va otro historiador, otro entrañable portugalujo. Apenas estuve con él un par de veces. Escribía lo que sabía y como lo sentía. Sus libros son su legado y sus "hijos". Gracias por tus esfuerzos en dar a conocer nuestra historia.

    ResponderEliminar
  4. Con la triste noticia de que "Tasio" nos abandona, mis vivencias con él desde joven llenan mis RECUERDOS,
    Las charlas que nos daba a nuestro grupos sean JATUNAk o SCOUTS y el comportamiento social que debíamos tener.
    Quizás aquellas reflexiones sirvieron para adquirir mi compromiso personal en defensa de la verdad y de la justicia.
    En la última fase de nuestra relación fuimos capaces de unirnos y crear la asociación "OROITUZ" para denunciar la huella del franquismo en nuestra Villa Portugalete.
    Sus últimos relatos literarios son EJEMPLO por descubrir la represión de un régimen fascista.
    Beti Gure Gogoan.
    Andres VITORES

    ResponderEliminar
  5. Hace unos días discutimos sobre quien era portugalujo, yo dije que para serlo había que quererlo, potugalujo eras tú porqué ejercias.
    Paco Ruiz

    ResponderEliminar
  6. Cuando un portugalujo se va, y me refiero a alguien que por su actividad o personalidad acaba siendo un personaje entrañable, algo de Portugalete se muere. Como un edificio histórico que nada significa para nuestros políticos -siempre nuestros políticos...- es derribado: cuando se demuele el cine Mar, algo del Casco Viejo se muere; cuando nos queman el Hotel, algo del Muelle Nuevo se muere; cuando derriban el Mercado de Repélega, o cuando la cruel excavadora hace desaparecer las escuelas de Rivas Viejo.. nuestra Villa pequeña y recoleta, entonces, se muere. Lo mismo pasa con las personas: cuando se va un Tasio o un Benito Ocariz, sentimos un vacío en nuestro Portu querido, que va desapareciendo poco a poco. Quizá sea inevitable. Pero es triste. Al menos me queda el consuelo de haber conocido a esas personas, de haber formado parte de ese Portugalete querido.

    ResponderEliminar
  7. Solo tenemos y debemos,(sobre todi los que sois y os sentis "portugalujos") la maxima: "SOLO SE MUERE CUANDO SE OLVIDA"...!!.Esperemos que Portugalete,"el Mareomotriz",y los portugalujos en general no OLVIDEN NI SE OLVIDEN NUNCA A TASIO...!!D.E.P...!!.-

    ResponderEliminar
  8. Mi pesar y mi tristeza por la pérdida de alguien a quien quería profundamente y respetaba de igual forma. La vida nos separó y yo no he dejado de pensarte, no he dejado de echarte de menos. Tu sensatez, tu exquisito gusto eligiendo las palabras y desenredando el meollo de las cosas. Siempre estarás en mi corazón, siempre serás una referencia en la capacidad de reflexión y en el valor de expresar las ideas. Mi respeto y mis condolencias a toda la familia.

    ResponderEliminar