miércoles, 12 de noviembre de 2014

EL ORIGEN DEL ACTUAL PASEO DE LA BENEDICTA



Aprovechando que en el próximo número de Cuadernos Portugalujos, José Luis Garaizabal nos habla de la fuente de La Canilla, recogemos esta fotografía ya muy conocida, de 1864 de Jean Laurent, donde se ha marcado el sendero que desde el Muelle Viejo se seguía por el acantilado para llegar a Sestao y que al comienzo de él pasaba por encima de la citada fuente.
Vemos también como en la parte superior ya se había abierto la carretera que unía la Villa con Zorroza, que pasaba por la parte baja de Sestao, que tradicionalmente había estado unido con la Villa por el camino que desde la zona alta de la iglesia pasaba por Abatxolo descendiendo por la cuesta de San Roque al Cristo.
Con el comienzo de la explotación minera y con la llegada la compañía del ferrocarril desde Galdames hasta la Dársena, el paisaje cambiaría pues se procedería a rellenar una franja importante del arenal.
El plano inferior, del año 1873, que utilizaron las fuerzas carlistas en su asedio a la Villa, nos muestra como tras perforar el túnel bajo Azeta, sus tierras se dedicaron a rellenar la dársena, creando, en una primera etapa, un muelle sobre el que elevar la vía del ferrocarril y situar los cargaderos del mineral.
Todavía se conserva junto al muelle los restos de piedra del comienzo de la hilera de cargaderos.
En una segunda etapa se dragaría una franja de la dársena para que los buques pudieran acceder a los cargaderos y la arena que sacaban la utilizarían también para rellenar la zona interior y dar continuidad al citado muelle en la línea que hoy existe.
Por la zona de relleno entre el nuevo muelle y el acantilado original se trazaría luego el ferrocarril de Bilbao a Portugalete.

Tras decaer la explotación minera y ya en el siglo pasado, desaparecieron todos los cargaderos y se recuperaron sus muelles como paseo público que es lo que actualmente existe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada