martes, 17 de marzo de 2015

EL PAREDON DEL CAMPO DE LA IGLESIA



Tasio Munárriz, asiduo al Archivo Histórico Municipal, se ha topado en sus investigaciones con un documento de 1704 relativo al muro del Campo de la Iglesia.
Sobre él ya hablamos en el tomo correspondiente de la Colección el mareómetro dedicado a esos siglos, cómo existen noticias en 1662 de su construcción para contener las tierras sobre las que se alzaba la iglesia y cómo en ese año de 1704 se pensó en una defensa “para cualquier invasión de enemigos y podía causar gran respeto a los navíos de debajo de él suelen dar fondo”, y con un pretil para que tras él “los vecinos queden cubiertos a poder usar sus armas”.
Si Mariano Ciriquiain nos recuerda que en 1718 se colocó allí una de las piezas de artillería de la plaza del Solar, Tasio nos apunta que también en la guerra civil el pretil del muro fue utilizado como parapeto por un batallón republicano para contrarrestar a una batería italiana que estaba en la Boronita encima de Lamiako.
Por otro lado y ante la foto que nos adjunta se aprecia que el paredón tiene su base en la roca viva que está detrás de las casas del Muelle Viejo, al igual que la base de la iglesia se asentaba en roca viva y que tras la restauración de 1990 se dejó como testigo en el ángulo nordeste interior un agujero a través del cual se ve el subsuelo rocoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada