martes, 26 de julio de 2016

EL CENTENARIO DE ASTILLEROS ASTONDOA



“En 1916, los hermanos Jesús y José Astondoa Martínez abren una pequeña carpintería en la calle Coscojales y comienzan a construir botes de madera. Un siglo y 3.000 barcos después, Astondoa es un referente internacional en la fabricación de embarcaciones de lujo, siendo el único astillero español dedicado exclusivamente a este segmento del mercado. Un negocio familiar que ha sobrevivido a guerras y crisis económicas y que hoy es capaz de competir con compañías inglesas, francesas e italianas, casi todas ellas sostenidas por grandes grupos empresariales”. Así recogía la prensa la noticia sobre la gala que se celebró hace un mes para conmemorar dicho evento.
Con este motivo ASTONDOA, ha recogido en un libro en cuya parte relacionada con Portugalete, Txomin Hermosilla y nosotros participamos y facilitamos fotografías, que cuenta LOS CIEN AÑOS DE TRAVESIA y que ha subido a internet para que se pueda consultar.
Por nuestra parte hemos recogido la información de su fundador Jesús Astondoa Martínez (1897-1975) y le incluimos en el Diccionario Biográfico Portugalujo, que verá la luz dentro de la Colección El mareómetro, y la enviamos así mismo al periódico enportugalete.com para su correspondiente publicación en el próximo número.
El resumen que hemos confeccionado es el siguiente:

Sus padres Bartolomé y Andresa procedían de Villaro, en Arratia, y tenían un comercio de cacharrería. Junto con su hermano José (1900-1952) empezó a trabajar en 1916 con una pequeña carpintería en la calle Coscojales reparando botes de remos y aprendiendo una vieja profesión portugaluja como era la de “carpinteros de ribera”, con encargos de pequeñas embarcaciones de 3 a 5 metros de eslora.
En 1924 trasladaron su taller a la calle Mª Diaz de Haro, junto al Teatrillo donde unas décadas antes estaba el antiguo Hospital-Asilo, y que al disponer de mayor espacio les permitía construir otro tipo de embarcaciones más grandes. De este astillero salieron en 1925 y 1930 las traineras “Virgen de la Guía” y “La Canilla” para el Club Portugalete, y numerosos “botes salvavidas de madera” muy demandados en aquella época para equipar a los incipientes transatlánticos y grandes cargueros.
Con la llegada de la guerra civil, Jesús que tras casarse vivía en Villa Nueva (Repélega), tuvo que embarcar a sus hijos Jesús y Laura, en el “Habana” con el contingente de niños exiliados y acabando él prisionero en un campo de concentración.
Tras la guerra los dos hermanos siguen su propio camino por separado. José se quedó en el pabellón frente al Teatrillo y Jesús se instaló en 1940, al final del muelle viejo junto a la estación de la Canilla, donde construiría además embarcaciones de pesca de bajura, “merluceras”, así como balandros o el batel San Roquillo para el Club de Remo San Nicolás. Aquí trabajaría durante una década para trasladarse posteriormente a Santurtzi donde en 1949 empezarían a construir embarcaciones deportivas y donde se jubiló, haciéndose cargo del astillero su hijo Jesús Astondoa Santamaría (1930-2004).
Por su parte, José siguió junto al “El Teatrillo” con sus hijos Santi y Josetxu, fabricando todo tipo de embarcaciones hasta que se en 1968 se trasladaron al dique, junto al pabellón del Club de Remo donde permanecerían hasta 1992.
La última etapa de los astilleros Astondoa empezó en 1978 al trasladarse de Santurtzi a Santa Pola en el levante español. Ya en 1948 Jesús con una cuadrilla de carpinteros había realizado allí el encargo de construir un barco, y en 1959 sería su hijo quien volvió a ser reclamado por su maestría para realizar otro encargo. Las relaciones y pedidos que allí tenían hizo que trasladaran sus astilleros, dedicados en exclusiva a la fabricación de yates de recreo, que desde hacía años no eran de madera sino de poliéster, y que en 2016 han celebrado su centenario ya dirigidos por las siguientes generaciones de los Astondoa que han alcanzado un  gran prestigio internacional.

La historia completa del astillero, que recomendamos, se puede consultar  (pinchar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada