miércoles, 9 de noviembre de 2016

LAS ACTUACIONES DE LA EXTREMA DERECHA HACE CUATRO DECADAS


Hoy damos entrada a un nuevo investigador, Alberto Bonilla Fonseca (Bilbao 1980), que ha vivido a medias entre Portugalete y Santurtzi, en cuyo currículo encontramos trabajos dedicados a rescatar la memoria social y los derechos humanos.
El trabajo que nos ofrece, Las actuaciones de la extrema derecha en Ezkerraldea (1967-1980), recoge la actividad de dichos grupos de tipo parapolicial, que comenzó a producirse a finales de los sesenta coincidiendo con la incipiente reorganización del movimiento obrero y popular, y con movilizaciones como las de Santurtzi tras la explosión del Butano o las celebradas en la Escuela Náutica de Portugalete contra el juicio de Burgos.
La actividad parapolicial contó con la connivencia y participación directa de agentes de todas las policías (Policía Armada, Guardia Civil…) y especialmente de las Policías Municipales, destacando la de Portugalete a las órdenes de Antonio Lindosa. Los “incontrolados” actuaron habitualmente junto a la Policía Municipal en la represión de manifestaciones, y llegaban a participar en los interrogatorios de forma ilegal.
Los principales objetivos de estos grupos fueron las movilizaciones populares, donde se introducían camuflados como si fueran manifestantes, los curas de las parroquias de Sestao y Portugalete, o locales de encuentro de militantes abertzales, revolucionarios, etc…
Estos grupos contaron, tanto antes como después del año 1975, con la total cobertura de los aparatos del Estado (policía, jueces…) para poder desarrollar sus actividades. A día de hoy, no ha habido ni un solo proceso judicial (si exceptuamos el de José Villariño en Sestao) contra miembros de estos grupos. Curiosamente, algunos de ellos se beneficiaron de la “Ley de Amnistía” de 1977.
La violencia armada de ETA se dirigió durante finales de los años 70, de forma selectiva contra miembros de estos grupos (Guerrilleros de Cristo Rey, Fuerza Nueva, Guardia de Franco…), provocando la muerte de algunos de ellos.
Las actividades de estos grupos están presentes en la memoria de muchas personas, y que de modo espontáneo recuerdan a “Txape”, Lindosa o Eloy Ruiz y las relacionan, sin dudarlo, con la extrema derecha y los grupos parapoliciales.

Este artículo de investigación, según su autor, no es más que una pequeña aproximación a la memoria colectiva de cientos de personas que fueron víctimas o presenciaron alguno de sus múltiples ataques por lo que ha sido incluido en la Biblioteca Digital Portugaluja (pinchar).

9 comentarios:

  1. Como no puedo introducir un comentario detrás del artículo de Bonilla en la Biblioteca digital, voy a hacerlo aquí:
    Reconociendo los aciertos de la recopilación de actividades de la extrema derecha, quiero señalar algunos pequeños errores:
    1.- En la página 5 el autor dice que hubo un intento de secuestro y agresión del cura Román Landera. A Román le dieron una paliza pero no intentaron secuestrarle.
    2. Cuenta el testimonio de un militante del PC y en una nota concreta que era un vecino de Santurtzi. ¿Cómo se llama, en qué fecha le detuvieron, por cuánto tiempo, etc? Cualquier otro autor puede escribir que no fue detenido ninguno o que lo fueron 20. Hay que dar mñás datos verificables para ser creíbles.
    3.- Lindosa no grababa las homilís de la parrquia Santa María de Portugalete. Los que grababan en magnetofón Philips-cassettte fueron los policías municipales Vega y Tabares. Estos pasaban las cintas a Armendariz, éste al jefe de la policía municipal, que era el alcalde José Manuel Esparza y éste al gobernador. Tasio.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tasio:
    1. Creía recordar que así había sido,que a Román se lo intentaron llevar por la fuerza, y que al resistirse le dieron una paliza. ¿Pudo suceder algo parecido con otro sacerdote?
    2. No cito las fuentes (son 2 diferentes) porque no me han autorizado a hacerlo.
    3. De la información recopilada deduzco que Lindosa estaba al cargo de esas operaciones, aunque no grabara las homilías personalmente.

    Un saludo, Alberto Bonilla

    ResponderEliminar
  3. Hola Tasio:

    He repasado la bibliografía y, según el diario Gara, a Román Landera tres encapuchados (entre ellos al parecer Ruiz Cortadi) intentaron secuestrarle y al no poder hacerlo le pegaron una paliza.

    http://gara.naiz.eus/paperezkoa/20080531/80226/es/Un-ex-guerrillero-Cristo-Rey-da-lecciones-etica-invitado-Lakua

    Un saludo,

    Alberto Bonilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaixo, Alberto. Insistes en afirmar que a Román le intentaron secuestrar basándote ahora en lo que publicó el diario Gara no sé cuándo ni la fuente de información que utilizó. Gara surgió en 1999, 26 años después del suceso que comentamos. Lo mejor para saberlo es que preguntes a la única testigo presencial, Miren nIzaguirre, a mí, que me contó Román lo sucedido nada más subir a casa y leer el artículo de José María Portell el 30 de marzo de 1973 en el periódico "Márgenes" y el comic dibujado en el mismo periódico ilustrando el suceso. En los cuatro casos no se hace referencia a un intento de secuestro. Tampoco en los documentos que se cruzaron el obispo y el gobernador. Con respecto a la alusión entre paréntesis "entre ellos al parecer Ruiz Cortadi" sucede lo mismo. Cuando los asaltantes enmascarados escaparon por Las Canteras, Román les siguió pero no pudo identificarlos. Todos sospechamos que pudiera estar Eloy, pero no se puede decir "al parecer". La narración más exacta de los hechos por mi parte está en el libro "Santa María de Portugalete, parroquia revolucionaria", agotado pero incluído en la Biblioteca Digital Portugaluja de este blog.
      Con este cometario doy fin por mi parte a este diálogo que he querido ser amistoso. Tasio.

      Eliminar
    2. Kaixo Tasio:
      Lo que digo es que el 31-5-2008 el diario Gara publicó que "A Román Landera, revólver en mano, tres encapuchados trataron de secuestrarle una noche -según se supo más tarde por confidencias policiales, entre ellos Ruiz Cortadi-, y al no poder hacerlo, le ocasionaron una importante lesión en las costillas por la que se le ingresó en el Hospital de San Juan de Dios."
      Y que esa información yo la había dado por buena tanto para mi artículo como para responder a tu comentario. También había leído lo que recogía tu libro (lo cito en la bibliografía), pero creía que la noticia de Gara ampliaba la información sobre lo sucedido con Román (no era contradictorio).
      Si dices que no hubo intento de secuestro, pues no lo habría.
      Un saludo, Alberto

      Eliminar
  4. Recomendable estudio y recopilación de datos sobre uno de los capítulos más oscuros de la historia de nuestro pueblo. Salvando precisiones y cuestiones más meticulosas de orden metodológico, este informe viene a poner de manifiesto, una vez más, que la actividad de los grupos parapoliciales y de terrorismo paraestatal no cesó en un hospital madrileño un 20 de noviembre de 1975. Guerrilleros de Cristo Rey, BVE (Batallón Vasco Español), AAA (Triple A, Alianza Apostólica Anticomunista), GAL(Grupos Antiterroristas de Liberación), los "incontrolados", GANE(Grupo Antiterrorista Nacional Español), incontables acciones anónimas,...no han sido más que las siglas de la violencia "no legal" ejercida por las cloacas subvencionadas con los fondos reservados del estado español y aparatos en la sombra contra los sectores que consideraron que la denominada Transición organizada y tutelada por los mismos que se asentaron en el poder a partir del 39 no sirvió ni para dar una salida aceptable a las reivindicaciones democráticas reprimidas en la calle ni, en consecuencia, para modificar la esencia fascista de un estado que se limitó a cambiar todo para que todo siguiese igual. Esta violencia ha sido el complemento necesario de la brutal violencia institucionalizada ejercida por policías y militares de todos los colores en nuestras calles, en comisarías y cuarteles. Una violencia amparada por partidos políticos y silenciada o -en el mejor de los casos- relativizada por los grandes medios de difusión sostenidos económicamente por los diferentes monopolios estatales. Una violencia que con mayor o menor intensidad se ha mantenido hasta nuestros días y que sólo espera a una mayor movilización de trabajadores y sectores populares para volver a ponerse en marcha como ya lo hiciera antes.
    Me gustaría anotar, y ya está citado en el estudio, la importancia que tuvo la Red Gladio a la hora de organizar, coordinar y ejecutar este tipo de acciones no sólo en el estado español. Atentados de falsa bandera como Piazza Fontana de Milán, estación de Bologna, los crímenes de la OAS francesa,... son buenos botones de muestra de que el fascismo no murió en Europa tras 1945, sino que permaneció a buen cobijo en las fortalezas de los nuevos estados autodenominados democráticos. Un enlace que bien puede ilustrar sobre esta cuestión: http://www.voltairenet.org/article170449.html
    Para terminar me gustaría felicitar al autor del estudio y agradecer al Mareómetro por continuar con esta necesaria labor y ofrecer este espacio de opinión.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Aberto, soy Fermin, hermano de Víctor Manuel Pérez Elexpe y quería agradecerte el trabajo que realizas.

    Es una información importante para comprender la situación vivida en Ezkerraldea durante la década de los setenta.

    Además quería realizar una precisión: Narciso Sanjuán del Rey no era policia armada, sino cabo de la Guardia Civil, que trabajaba de carabinero en Santurtzi. Ya se que no cambia la esencia del artículo, pero, si la información es correcta, mejor.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota, Fermín!
      Un abrazo,
      Alberto

      Eliminar
  6. Buen trabajo Alberto.esboma

    ResponderEliminar