miércoles, 16 de noviembre de 2016

UN PORTUGALUJO FUSILADO EN CADIZ EN 1936: GABINO EGUSQUIZA ABAD





Hace tiempo en este blog 
Tasio Munarriz, tratando la incautación de bienes en la posguerra, trató la situación de la casa de Gabino Egusquiza que se dedicó a cuartel de la guardia civil (pinchar para ver). 
Hoy nos completa la biografía de este personaje que aunque es ignorado en la Villa, los Gabino Egusquiza son muy conocidos.


Nació en Portugalete en 1876.
Navegó como maquinista naval hasta que entró en la fábrica de motores que la empresa Echevarrieta y Larrínaga tenía en Lamiako. En 1917 Horacio Echevarrieta le contrató como inspector de trabajos en la empresa Astilleros de Cádiz que acababa de comprar. Una de las naves que construyeron y que sobrevive todavía es el barco-escuela Juan Sebastián Elcano.
En mayo de 1936 hubo una huelga provocada por la incautación de Astilleros Echevarrieta y Larrinaga por parte del gobierno republicano. Egusquiza no participó en ella porque estaba enfermo. Cuando se recuperó, volvió al trabajo y le nombraron director interino.
El 18 de julio de 1936 triunfó en Cádiz la rebelión franquista y el astillero fue militarizado. A Egusquiza lo detuvieron el 17 de octubre y lo juzgaron en consejo de guerra el 9 de enero de 1937. Lo acusaron de pertenecer a UGT y de promover la citada huelga. Lo avalaron varias personas adictas a la causa franquista como persona moral, honorable y no marxista. Pero fue inútil. El juez lo condenó a muerte como directamente inductor de un delito de rebelión militar. El secretario del consejo de guerra le dio a firmar la notificación de la sentencia, pero Egusquiza se negó a firmarla.
Lo ejecutaron el 17 de mayo en los Fosos de Puerta de Tierra. (He añadido a su foto el documento que testifica esta ejecución porque es el único que ha llegado a mis manos).

La Comisión de Incautaciones de Cádiz le incautó un piso y un terreno en esa ciudad y la casa de G. Castaños 70 de Portugalete, donde se instaló la Guardia Civil. Además, el Tribunal de Responsabilidades políticas le sancionó con 7.500 pesetas, que tuvieron que pagar sus herederos. 

1 comentario:

  1. No se necesitan comentarios su fortitude lo dice todo. Que valiente victima de la oppresion que sigue.

    ResponderEliminar