jueves, 3 de febrero de 2011

VIAJEROS EN PORTUGALETE: ESCRITORES

Siguiendo con personajes que pasaron por la Villa, de la mano de nuestro colaborador Daniel Docampo, hemos decidido agruparlos por su dedicación como puede ser la política o la literatura.
Escritores extranjeros de renombre internacional son los dos que hoy presentamos, el argentino Roberto Arlt (1900-1942) y el inglés Richard Ford (1786-1858).
Roberto Arlt, un hombre polifacético, es recordado, sobre todo, por dos novelas geniales: “Los siete locos” y “Los lanzallamas”. En 1935 realiza un viaje por España que le lleva un mes hasta el País Vasco. Sus impresiones las recogerá en artículos que envía al diario argentino “El Mundo” entre el 13 de noviembre de 1935 y el 16 de enero de 1936 posteriormente englobados bajo el título de “Aguafuertes vascas”. En estos textos, el escritor muestra su asombro por una realidad tan diferente a la española, con una realidad cultural propia y original. Intenta aclarar su desconcierto leyendo y, sobre todo, conociendo lugares y gentes; aún así, fracasa en su empresa y se marcha lejos de entender el misterio vasco. “Yo ignoro si estoy en Portugalete o en la luna” llegará a decir en El movimiento nacionalista vasco (12-12-1935).
Nuestra Villa, como se desprende de la última cita, fue una de sus paradas donde asiste a la reunión en el batzoki, al baile de bertsolaris y a unas danzas en el frontón. (Los bertsolaris (9-12-1935) y Otra vez las danzas (1-12-1935).

Por su parte Richard Ford pasó por Portugalete un siglo antes, en el recorrido que hizo por España entre 1831 y 1833. Viajaba a lomos de su jaca cordobesa vestido con el traje que recoge el grabado que presentamos, frecuentando siempre las clases bajas y criticando acerbamente el mal gobierno de las clases dirigentes de España.
Un editor europeo que publicaba guías turísticas sobre Europa le encargó una sobre España que vio la luz en 1844 con el título A Handbook for travellers in Spain and readers at home (Manual para viajeros por España y lectores en casa), que tuvo un gran éxito siendo considerado el relato más influyente sobre España aparecido hasta la fecha. En su recorrido por “las tres provincias vascongadas que son llamadas solamente El Señorío, pues el rey de las Españas es sólo señor de esta libre cuna de los invencibles descendientes de los primeros habitantes de la Península" llegó a Bilbao y viajó por la ría hasta Portugalete, “situada a seis millas”, cuyo recorrido se hacía en “carrozas acuáticas”. De esta visita cita la peligrosa y temible barra de arena que la denomina “concha de Bilbao”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada