lunes, 22 de junio de 2015

HERALDICA PORTUGALUJA: EL ESCUDO DE ARABA EN PORTUGALETE



    Hace treinta años, mis buenos amigos Loyola y Xabier Martínez Bilbao publicaron en el Boletín nº 7 de ETNIKER-BIZKAIA, un trabajo etnográfico de la Villa de Portugalete, en el apartado Grupo Doméstico I, Cuestiones, 1-36. 1984-85.
    En él, hacían mención a un escudo de Araba que había pasado desapercibido para la mayoría de portugalujos y ahora al realizar estos estudios heráldicos, ha sido el momento de investigar el porqué ese escudo figura en la decoración de la fachada de la casa nº 27 de General Castaños.
El escudo se muestra en la parte superior de la decoración central de la fachada y tiene la particularidad de estar girado verticalmente, apareciendo a la derecha lo que en realidad debe estar a la izquierda y viceversa. Su descripción en Euskomedia, según E. Velasco y López Cano, es la siguiente: “Un castillo emplazado en alto, un brazo que arranca debajo de él, armado de una espada en actitud de descargar un fendiente, y un león
rampante apoyando sobre ese brazo sus manos. Sobre el fondo la divisa «Justicia» y orlando el escudo, el lema: «En aumento de la Justicia contra malhechores». Otras veces se suprime la palabra o divisa Justicia del interior del Campo. Y algunas, el lema de la orla dice solamente «Justicia contra malhechores»”.
    A nuestro escudo le falta la corona, la divisa y el lema de la orla. La espada queda oculta por la cinta de la divisa, y el león no está en posición rampante, alzando solo la garra izquierda.
    El porqué del escudo tiene su historia, que no ha sido fácil descubrir. La pista seguida ha sido el encontrar en el Archivo Histórico de Portugalete, dos expedientes que nos hablan de esta casa.
Así vemos en el expediente C096-028 de 1892, como un tal Hermenegildo Landaburu, “vecino de la villa”, solicita reconstruir una tejavana en terrenos de los herederos de Inchalde en General Castaños, para instalar en ella un taller mecánico para aserrar madera, con una caldera de 6 CV. Hay una nueva solicitud citando ahora la huerta de José Sugasti y esta fue la pista para establecer que el taller debía estar entre la Posadilla y el desaparecido palacete de los Sugasti o Zugasti, sitos en General Castaños.
    El intento de localizarle en los padrones de esos años, resultó infructuoso. En caso afirmativo, hubiésemos conocido su lugar de origen y en caso de ser alavés o vitoriano ya estaría resuelto el enigma, encontrándonos ante un alavés que quiso dejar en Portugalete el recuerdo de su patria chica.
    La siguiente pista la tuvimos al conocer que el mismo Hermenegildo había construido en 1894 una casa en el solar donde tenía el taller mecánico (AHMP C096-040), según proyecto del arquitecto tolosarra Eladio Iturria Bizcarrondo y entonces pensamos en un posible parentesco con el erandiotarra Fernando Landaburu Arana, carpintero de profesión y cuyo padre había nacido en Villarreal de Alava-Legutiano, pero nuevamente la pista no tuvo fruto.
El último intento fue consultar el Registro de la Propiedad y allí se desveló el misterio al revelarnos por la finca 682, que corresponde al citado nº 27, que el segundo apellido de Hermenegildo era Miñano, pudiendo así acceder al Sistema Nacional de Archivos de Euskadi DOKUKLIK. La solución es que había nacido en Vitoria-Gasteiz el 14-4-1861 y estaba registrado como Ermenegildo. También se pudo aclarar el porqué no aparecía en los padrones portugalujos, estaba censado en Castro Urdiales.
    Casado con Joaquina Rebollar Vía, natural de Artzentales, tuvo en Joaquín Rebollar y Pérez, tío de su mujer, al socio capitalista para realizar la obra. Era Canónigo de la Catedral de Toledo y luego Catedrático de Mondoñedo, Lugo. En el plano C092-013 de 1903, aparece como dueño de la casa nº 27 y como vecinos a M. Alcalde en el actual nº 25 y a F. Peñafiel en el 29.

JOSE LUIS GARAIZABAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada