lunes, 10 de octubre de 2016

HISTORIA DE GURE KABIJA, S. A.



En la historia de los partidos políticos portugalujos hay una experiencia singular, nacida en unos momentos difíciles como fue tras la revolución de octubre de 1934 y en época de crisis económica, en la que la Junta Municipal del PNV construye un gran edificio para su sede utilizando una fórmula legal, quizás inédita, como fue la creación de una sociedad anónima que figurara como propietaria del inmueble.
Tasio Munarriz, que ya ha tratado en otras ocasiones aquí este tema, rememora hoy su historia completándola hasta su desaparición en nuestros días:

1.- Antes de la guerra
Esta Sociedad mercantil se constituyó el 11 de julio de 1934 como un instrumento de mera interposición personal, fiduciario o testaferro. El verdadero titular dominical del inmueble (el batzoki) era el Partido Nacionalista Vasco y no Gure Kabija, que aparecía como titular registral. De hecho el PNV ocupó el local sin pagar ninguna renta. La sociedad se constituyó para poner a salvo los bienes del partido de las vicisitudes que pudieran darse.
Su capital social fue de 125.000 pesetas dividido en 500 acciones de 250 pesetas nominales cada una. El consejo de administración se renovaría cada dos años. La Sociedad se disolvería en los casos previstos por el código de comercio y cuando lo acordase la Junta General de accionistas.
Los miembros del primer Consejo de Administración fueron:
Presidente: Luis Eceiza Zapirain, empleado, vecino de Amorebieta (10 acciones)
Vicepresidente: Eusebio Madariaga Anasagasti, marino (4 acciones)
Tesorero: Benedicto Egusquiaguirre Babío, empleado (10 acciones)
Secretario: Cecilio Alday Larrosa, marino (10 acciones)
Vicesecretario: Eliseo Ijalba Iturralde, marino (8 acciones)
En el libro “República y guerra en Portugalete” aparece una lista con 29 nombres de accionistas con su correspondiente cantidad de participaciones.
El 1 de enero de 1935 las propietarias de la finca, María Paz y Antonia Berriozabal Montealegre acordaron su precio en 31.400 pesetas. La Sociedad pagó 10.000 y se comprometió a pagar 21.461 en cuatro plazos y cuatro años a razón de 5.366, sin abono de interés alguno.

2.- En la posguerra
Los accionistas de esta Sociedad sufrieron múltiples presiones para que entregasen sus títulos de propiedad, pero algunos no cedieron, como Ana Leceaga Petralanda.
En 1943 las hermanas Berriozabal reclamaron 16.099 pesetas más 7.000 de intereses y costas. El juez embargó la finca y la sacó a subasta el 16 de abril, que se celebró el 16 de mayo, quedando ganadora la delegación provincial de FET-JONS, representada por José Manuel Bayo Bellés, que era su jefe local. El juez Abelardo Sánchez, representante de la Sociedad embargada, la vendió a FET-JONS por 22.500 pesetas.
El párrafo anterior se refiere solo al solar. El 22 de febrero de 1950 la delegación provincial de FET-JONS, cuyo jefe era el gobernador Genaro Riestra, inscribió el edificio a su nombre a título de accesión. Estaba evaluado en 500.000 pesetas.
A partir de los años 1960 el partido FET-JONS empezó a ser una parte del “Movimiento”. Por eso, el 1 de febrero de 1971 el edificio fue inscrito a nombre del “Movimiento nacional”. El 4 de mayo de 1978 se inscribió a nombre del Estado por título de recepción. Así como la afectación de la finca al dominio público y para el servicio del Ministerio de Cultura.

3.- Democracia
El 23 de octubre de 1977 se amplió el capital social en la cuantía de 125.000 pesetas, llegando a las 250.000 dividido en 1000 acciones de 250 pesetas cada una.
El 22 de octubre de 1986 se trasfirió la propiedad de la finca a favor de la Comunidad Autónoma del País Vasco y su adscripción al departamento de Cultura y Turismo. El 9 de diciembre el Gobierno vasco dispuso revertir la finca a la Compañía comercial “Gure Kabija”.
El 11 de enero de 1987 el Consejo de Administración estuvo compuesto por:
Presidente: Juan Cruz Emaldi Arambarri. Vicepresidente: Gumersindo Vicuña López, industrial. Secretario: Antonio Larrauri Puente. Vicesecretario: Gabriel Madariaga Izurza. Tesorero: Concepción Cirión Taranco.
El 5 de abril de 1992:
Presidente: Antonio Larrauri Puente. Vicepresidente: Gumersindo Vicuña López (fallecido antes de 2008). Tesorero: Pedro Arteche Quevedo. Secretario: Mikel Emaldi Abásolo. Vicesecretario: Gabriel Madariaga Izurza
El capital social se elevó a 10.000.000 de pesetas, representado por 1.000 acciones nominativas de 10.000 pesetas cada una, suscritas y desembolsadas en cuanto a un 40 %. El aumento fue suscrito por los accionistas. El 60% (6.000.000 de pesetas) se ingresaría en metálico y cuando lo decidiese el órgano administrador, antes del año 2032.
El 15 de octubre de 2008 el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Baracaldo admitió a trámite la demanda del PNV contra “Gure Kabija S. A.” suplicando que se le declarase su dominio sobre la finca. La Sociedad no se presentó: Rebeldía procesal.
El 26 de febrero de 2010 la juez Mª Angeles Filloy falló, en términos populares, que el edificio del batzoki era propiedad del PNV y no de “Gure Kabija S. A.”. Los componentes del último Consejo de Administración no comparecieron en el juicio ni fue posible localizarlos. Los nombramientos del Consejo no se habían renovado y no habían depositado sus cuentas en el Registro mercantil de 2001 a 2006. Por lo tanto, su disolución legalmente resultaba obligada.

(Todos estos datos están recogidos del Registro Mercantil de Vizcaya (Avda Madariaga 24, 3º, Bilbao), del Registro de la propiedad de Portugalete y del Boletín Oficial de la Provincia de Vizcaya del 30 de agosto de 2010).

Algún usuario del blog se preguntará: si Gure Kabija y el PNV eran lo mismo ¿por qué se produjo ese conflicto? Porque no eran lo mismo. Ya desde el comienzo algunos accionistas de la Sociedad no eran afiliados al partido, número que se fue ampliando a lo largo de los años, y se consideraban propietarios de los locales del batzoki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada