viernes, 14 de octubre de 2016

HOMENAJE AL COMPOSITOR PORTUGALUJO GERARDO BUTRÓN (1867-1927)



La  asociación PORTUGALETEKO TXISTU ZALEAK ha tenido el acierto de recuperar para la memoria de los portugalujos a una figura olvidada de su historia musical, con un concierto el próximo jueves día 20, a las 19,30 en la Casa de Cultura de Santa Clara.

Según se recoge en el libro de la Colección El mareómetro, La Villa en los últimos años del siglo XIX. Publicación Patria, Gerardo Butrón fue uno de los notables portugalujos que organizó el Concierto Tómbola del 12 de febrero de 1897, a favor de los heridos y enfermos de la guerra de Cuba y Filipinas.
Formaba parte del Orfeón “Unión Musical de Portugalete” que dirigía Pedro Lizarraga, (foto superior), que participó en dicho concierto. En el mismo actuó junto con Serapio Barturen, interpretando las piezas “Le repos de la Saint Famille” y “Danse des Songes”, para piano y harmonium, de Guilmant.

Joseba Gotzon en su Historia de la Música de Portugalete, nos apunta algunos datos más:
Fue un pianista, txistulari, compositor y profesor de música que desde 1893 ejerció de organista en Ortuella y desde 1903 como profesor de música municipal.
Fue director de la Banda Municipal de Ortuella, desde 1903 a 1913.
Como compositor destacan sus obras “Aires vascos” (rapsodia), “Beti Aurrera” (rapsodia), “Pello Josepe” (rapsodia) y “Txistu soñua” (alborada al txistu).
Compuso el zortziko “Beti Aurrera” dedicado para ser interpretado por la Banda portugaluja en un concurso celebrado en Vergara.


Recurriendo a nuestro colaborador y riguroso investigador José Manuel López Diez nos aporta los siguientes datos:
Patricio Butrón y Satarain, un guipuzcoano de Pasajes, pintor de profesión, llegó a la Villa en 1864 casándose con la portugaluja Casiana de Ortiz y Revilla, con la que tuvo a nuestro personaje Gerardo Butrón y Ortiz que nació el 25 de abril de 1867.
Tenía 26 años cuando se casó con Enma Terrancle y según la esquela que nos aporta falleció en Las Arenas en 1927, reposando sus restos en el panteón familiar Butrón-Terrancle del cementerio de Pando.
Debió viajar a Chile con la familia pues en la celebración del centenario de la fundación del Centro Español de Rancagua, en 1916, figura como primer presidente Gerardo Butrón (padre), lo que nos hace suponer que su hijo, entonces con 22 años, también estaría con él. 

El concierto que recogemos bajo estas líneas, es una buena ocasión para reivindicar su figura y que alguien se anime a investigar un poco más la vida y obra de este personaje relacionado con nuestra historia musical.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada