martes, 26 de diciembre de 2017

FIESTA DE LA VIRGEN DE LA GUIA: NOTICIAS SOBRE EL CANTO BAJO LA IMAGEN Y LA BAJADILLA (1)


En el libro de la Colección El Mareómetro “Portugalete en la fotografía – La sociedad portugaluja del siglo XX” se recoge la foto que encabeza esta entrada y se dice: “En 1986 comenzaron los grandes cambios en la fiesta de La Guía. A iniciativa de César Saavedra se canta por primera vez a la Virgen” y se nos señala como participantes, junto a César Saavedra, acompañado de Celes López de Vergara con el txistu, a Javier Elordi, Amaya Sopeña, Antón Sopeña, Elena Eguino, Alfre Palacios, Jon Elordi, Juanjo Zabala, José Ángel Arrillaga, Juanjo Peñarredonda, Alberto Prado, José Ramón Eguia, Demetrio Eguia, …
Pues bien, tras celebrarse este mes (6 de diciembre) la festividad de San Nicolás de Bari copatrón junto a San Telmo de la “Cofradía de Mareantes y Navegantes de San Nicolás y San Telmo de la Noble Villa y Puerto de Portugalete”, ha surgido la típica polémica respecto a si fueron los cofrades los que instauraron la bajadilla del mediodía del 1 de Julio, así como el canto dedicado a la Virgen de la Guía. 
José Luis Garaizabal se ha involucrado en el tema y nos intenta aclarar la polémica con la ayuda de varios cofrades y amigos.
La Cofradía que existe desde 1651, en su última época tuvo un parón de actividad desde mediados de los años 50 del siglo XX, hasta que la gente de mar, capitaneada por César Saavedra, decidió relanzar y actualizar los fines de la misma en 1978. Mientras se redactaba el nuevo Reglamento, que sería aprobado el 6 de Octubre de ese mismo año, los cofrades decidieron nombrar a la Virgen de la Guía como patrona, comprometiéndose a festejar el 1 de Julio con una comida en el Bar Paco (hoy Casa Vicente) así como celebrar la tradicional asamblea en la sala capitular del Ayuntamiento cada 6 de Diciembre y posterior visita a la Basílica de Santa María, donde Román Landera, que había sido nombrado capellán de la Cofradía, recibía a la comitiva que había desfilado tras la bandera que se confeccionó en 1951y oficiaba una misa cortita. Desgraciadamente, el párroco actual no está por la labor de mantener esta tradición. Una pena.
Según testimonios de varios cofrades, el 1 de Julio de 1978, se concentraron en la parte alta de la calle y tras una buena riada de blancos y canturriadas decidieron realizar una bajadilla desde Mari la Churrera hasta los pies de la Virgen donde entonaron “Aquel vapor que monta la Esquina”, dado que en una de sus estrofas se nombra a la Virgen de la Guía. Tal y como se puede ver en la foto inferior de 1978, para acompañar la bajadilla se pertrecharon de turutas (llamados mirlitones o kazoos). 
Lo que en un principio reunió solo a los cofrades antes de pasar al comedor del Bar Paco, y a algún “arrimao”, se ha convertido años después en una multitudinaria concentración antes de ir a comer.
Tras la foto de ese año 1978, seguiremos en próximos días con las averiguaciones de José Luis Garaizabal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario