miércoles, 20 de febrero de 2013

FINALIZADO EL ESTUDIO SOBRE LA HISTORICA FUENTE DE LA CANILLA



 

Jose Luis Garaizabal nos envía el trabajo que ha finalizado recogiendo todas sus investigaciones sobre la situación exacta de la cantada fuente de La Canilla de nuestros mayores.
Sobre estas líneas hemos colocado el cuadro de Rochelt de 1877, con una mujer portando la jarra de agua que suponemos de la fuente de La Canilla, que quedaba a su espalda. Y junto a él una fotografía ya del siglo XX con motivo de las obras de construcción del túnel del ferrocarril a Santurtzi.
Comparando ambos paisajes, vemos que los edificios solo han cambiado en la altura de la casa del centro de la foto, que perteneció a Marcos Escorihuela y que en 1879 encargó al maestro de obras Francisco Berriozabal que la elevara dos pisos.
El estrecho tramo del muelle por donde va la mujer, con el agua a su derecha, sufrió un cambio al rellenarse para construir los terrenos para el ferrocarril, que a su vez se cerraron con un muro de piedra, que como vemos encajonaba el paso hacia la fuente. En esta foto dicho muro desaparecería dando paso a la parte más ancha del muelle Viejo, antesala del apeadero de la estación.  
Jose Luis nos sitúa la citada fuente de La Canilla, ante el edificio de RIALIA junto a la explanada que se está ampliando, y nos adjunta la foto inferior señalándola. La hemos juntado, recordando una vieja reclamación del querido José Benito López Okariz, en la que además recurría a los poetas portugalujos. 
Si cuando los terrenos de la estación se rellenaron para convertirlos en zona de esparcimiento y se quiso recordar a la famosa fuente (la mejor agua de todas las fuentes que hubo en la Villa según el citado Doctor Escorihuela) y se le dio el nombre de Paseo de la Canilla, porque llevaba desde la Plaza hasta el lugar donde estuvo la citada fuente, hoy el ayuntamiento tiene la oportunidad de recuperar su recuerdo dignificando la fuente que allí existe. Como no es un proyecto que resulte costoso, estamos seguros que no se perderá la oportunidad de llevarlo a cabo.
Sugerimos desde aquí que la fuente metálica existente se cambie por una de piedra como eran las que existían en la Villa hace un siglo, y hasta sería mejor trasladar la que se colocó en la pared de Zubi-Alde, a la salida del Puente Colgante, fechada en 1851, aunque no fuera la original. Una placa podría indicar que la original existente allí sería de ese tipo.

El trabajo de Garaizabal, hasta que lo subamos a la Biblioteca Digital Portugaluja, se puede consultar en

https://www.dropbox.com/s/2sx9k4f59bw0nsi/LA%20CANILLA-2.pdf



1 comentario:

  1. felicidades por tan exquisito y concienzudo trabajo. Aurelio

    ResponderEliminar