lunes, 18 de febrero de 2013

NECROLOGICA DE MANUEL CALVO TRAS SU MUERTE EN 1904



Entre los periódicos con noticias relacionadas con Portugalete facilitados por Dani Docampo, traemos hoy La Epoca, del 17 de marzo de 1904, donde se nos indica que nuestro paisano D. Manuel Calvo había llegado á Cádiz, procedente de Barcelona el 14 de Diciembre último, en el vapor de su nombre, (que recogemos en la fotografía superior) para ver si con la clemencia de su clima encontraba alivio su enfermedad cardíaca  pero lo crudo del invierno agravó su dolencia en términos de que ya llevaba un mes sin salir de casa, hasta producirse su muerte.
Como nos resulta curiosa , trascribimos parte de la misma:

El telégrafo nos sorprende con una noticia en extremo dolorosa: la del fallecimiento del ilustre patriota D. Manuel Calvo, ocurrido anoche en Cádiz, a la avanzada edad de noventa años. (…)
D. Manuel Calvo fue el compañero, el amigo inseparable de otro patriota inolvidable, D Antonio López, el padre del actual marqués da Comillas. Juntos colaboraron en la obra de defender la bandera de España en Cuba, juntos conquistaron la fortuna en noble y porfiada lucha, y juntos también la pusieron muchas veces al servicio de la tierra en que hace muchos años salía un día de Portugalete, el pueblo donde naciera, pobre y solo, un luchador oscuro, lleno de voluntad y de amor al trabajo, á conquistar la fortuna, luchando á brazo partido con la suerte. (…)
En los días turbulentos de la Revolución de Septiembre dio pruebas elocuentísimas de su patriotismo. Cuando hondas preocupaciones distraían al Gobierno, estalló en Cuba la insurrección, que amenazó despojar á España de aquel pedazo de su suelo. Calvo abandonó su casa y sus negocios, y vino á Madrid para realizar una campaña provechosa al interés de España, contraria a la insurrección. El alentó á los gobernantes, conferenció con los políticos, realizó una incesante campaña de Prensa, puso al servicio de la Nación su fortuna, hizo levantar el espíritu nacional y realizó cuanto en aquellos momentos podía hacer un gran patriota. Tres hombres le auxiliaron eficazmente en aquella campaña: el .primero, D, Francisco Romero Robledo; al segundo, D Eduardo Gasset y Artime, el fundador y director entonces de El Imparcial, y el tercero D. Ignacio José Escobar, director de LA ÉPOCA. (…)
Cuando estalló la última guerra. Calvo encontrábase muy anciano y muy enfermo y achacoso; (…) Entonces vendió sus fincas y volvió á España, dolorido y triste, para pasar los últimos días de su vida en Portugalete, el pueblecillo que le viera partir pobre y solo, tantos años atrás. Sólo y obscurecido ha vivido allí algún tiempo, tomando por una de sus principales distracciones la contemplación de aquel bravío mar tras el cual se ocultaba la perla antillana perdida por la desdichada España.
Dos personas le visitaban todos los años en la casita solitaria de Portugalete: el marqués de Comillas, el hijo de su amigo y compañero Antonio López, á quien D. Manuel Calvo quería como a hijo suyo, y D. Francisco Romero Robledo, su auxiliar en aquella noble campaña. El ilustre presidente del Congreso no faltaba nunca en aquella visita anual, cuando pasaba él verano en San Sebastián, y hablando con D. Manuel Calvo de las desgracias, presentes, recordaba los días de los éxitos pasados.
En el momento de entregar su alma a Dios estaban con el enfermo el delegado de la Compañía, el capellán, el secretario da la Delegación, y los criados negros que á su servicio tuvo Calvo muchos años en la Habana y que con él vinieron á la Península, y el mayordomo, D. Fidel Galtier.

D. Manuel Calvo otorgó testamento en Barcelona al 21 de Mayo da l90l, entregando una copia al marqués de Comillas y otra á D. Fernando Carranza, á la sazón presidente de la Diputación Provincial de Vizcaya.
Calculase que deja una fortuna de 15 millones de duros. El Sr. Calvo carecía de familia, teniendo solamente dos sobrinas, casadas, que residen en Portugalete. Dicese que el Sr. Calvo deja donativos a los pobres de Portugalete, a su mayordomo Fidel Galtier y a la negra Casilda, hija de unos esclavos que tuvo en su ingenio de Cuba.
Velan el cadáver el delegado, jefes y oficiales da la Trasatlántica y Hermanas de la Caridad.
El entierro se celebrará el viernes, á las cuatro. Asistirá todo Cádiz. Vendrán 2 000 obreros de los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada