lunes, 27 de junio de 2016

LOS PERSONAJES QUE SIRVIERON DE MODELOS PARA LAS ESCULTURAS DEL MONUMENTO A CHAVARRI (5)



Finalizamos hoy este trabajo que han realizado nuestros colaboradores, recogiendo su conclusión que como decía la Gaceta del Norte era la ACLARACIÓN DEFINITIVA y que la daba dicho periódico en su edición del 11 de setiembre de 1928:
“EL ENIGMA DEL GARZÓN ACLARADO. Silvano, más conocido por el asturiano, fue el que posó ante el escultor Blay con tal objeto. Respecto a Otaduy de Mondragón, parece ser que anterior a Silvano, acudió efectivamente algunos días al estudio del escultor, pero no llegó a ser el modelo apetecido y entonces se requirió al astur, que fue el que posó hasta quedar terminado el modelo de garzón. Por lo que se refiere al barrenador, según informes dignos de crédito, era natural de Marquina y conocido por el nombre de Garro. Trabajaba en la mina ‘Concha primera’ de Gallarta, de la que era propietario el señor Juaristi. Garro murió hace años en Sopuerta, víctima de la explosión de un barreno.
Queda todo aclarado y la apuesta concertada entre varios vecinos de Mondragón sin efecto, puesto que ninguno de los dos que en la estatua representan al trabajo, son hijos de Mondragón”.

Los autores de este informe suponen que la lectura de este artículo de prensa y de su trabajo, hará reflexionar al director del Blog Monografías Históricas de Portugalete, quien hace días escribía entre otras lindezas (la sintaxis es literal): “Sin embargo si quiero realizar una reflexión sobre el rigor histórico que debería de regir cualquier acto organizado o amparado por el departamento de cultura local. Si con la tradición histórica que tiene esta villa no se sustenta con un rigor a prueba de toda duda, evitaremos la chanza, bromas y risas que se han dado en ciertos círculos a raíz de actos como los que aquí se describen.”

Aprovechan también para completar su trabajo con datos sobre el busto de Víctor Chávarri, ya que Miquel Blay lo tenía que esculpir y no le conocía, ni tenía como referencia ninguna fotografía, pues D. Víctor era reacio a posar. Sí parece que contó con un retrato que sirvió a Blay para realizar sus bocetos y que recogemos arriba.
En la reseña del diario El Noticiero Bilbaíno (28.12.1903), además de alabar la obra, daba un dato curioso: “Corona la obra el busto en bronce de Chávarri, ya conocido del público bilbaíno por ser reproducción de él, aunque en menor tamaño, el que se halla colocado en la estación de la Concordia del ferrocarril de Santander”.
Según la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP) al hablar de la estación: “El remate final de los trabajos fue la inauguración, el 8 de enero de 1902, del busto al empresario Víctor Chávarri, recientemente fallecido”. Para situarnos, nuestra “estatua” fue inaugurada el 23.12.1903.

Y para terminar mencionan al cuarto personaje, la mujer que posó para Blay, no en Las Arenas como los demás, sino en Paris, donde en 1901 modeló la figura simbólica que fue alabada como: “la nota más artística y simpática de toda la obra, representa una mujer que surge del pie del tosco peñasco, bañada la extremidad de su tenue manto por la ola que lame la base del monumento, y se yergue ligera y esbelta, sustentando en su brazo izquierdo las flores con que cubre la lápida de bronce en que se perpetúan las obras de  Chávarri. 

El trabajo completo de nuestros colaboradores lo hemos se puede consultar en la Biblioteca Digital Portugaluja





7 comentarios:

  1. Un trabajo estupendo. Felicidades.
    Alfonso.

    ResponderEliminar
  2. Eskerrik asko, por esta investigación tan perfecta !!!

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado como antes, no se aclara nada y todo son conjeturas, "parece ser". Como antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que ser esdrújulo de narices para no haberse aclarado, porque es difícil dejar el tema más claramente expuesto, ya que en lo que yo he leído no hay ningún "parece ser". Ahora bien, si no te quieres enterar...

      Eliminar
    2. "Respecto a Otaduy de Mondragón, parece ser que anterior a Silvano, acudió efectivamente algunos días al estudio". Gracias agudo, pero aquí tienes un parece ser un poco importante.

      Eliminar
    3. Me refiero a las conclusiones: son claras y sin ningún "parece ser". Silvano y Garro son los representados en las esculturas y tal vez Otaduy llegó a posar en algún momento previo. Si después de leer la exposición te quedas como antes y crees que hay conjeturas háztelo mirar.

      Eliminar
  4. "Y tal vez" puede, quizas, son términos que denotan una certeza total, háztelo mirar tú, educado.

    ResponderEliminar