lunes, 29 de agosto de 2016

EL COLEGIO DE SAN PEDRO DURANTE LA REPÚBLICA



En la historia escolar portugaluja han destacado dos centros privados como fueron la Academia San Antonio y el Colegio de San Pedro.
Al margen de que algún día recojamos la historia del primero, vamos a recordar hoy al segundo de ellos ya que corresponde a los años 30 del siglo pasado en que estamos trabajando actualmente.
Lo estableció en 1930 Pedro Valmaseda y García Ollauri, pensando en cubrir una necesidad de los que querían para sus hijos estudios de bachillerato o especiales como Comercio, “con la amplitud que la vida moderna requiere”.
Lo ubicó en la planta baja de la casa de Araco, en Abaro, y el primer curso tuvo una media de 35 alumnos, que en julio de 1931 ascendía a 70, con cuatro profesores.
En el anuncio del año de su implantación ofrecía además idiomas, preparación para oficinas y empleos del Estado, como Magisterio, y hasta lecciones particulares con profesores de ambos sexos.
En 1932 se trasladó a General Castaños nº 36, al conocido como chalet de Garaigordobil, donde prepararía por libre para los Institutos de Bilbao y Portugalete y donde tenía además de alumnos externos, mediopensionistas.
Según Tasio, en su libro República y guerra en Portugalete, se consideraba que era “para los hijos de los riquillos”, por lo que no es de extrañar que su petición de ayuda al ayuntamiento republicano fuera rechazada bajo la excusa de tener otras necesidades más perentorias.
Con el estallido de la guerra civil, el colegio desapareció.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada