viernes, 29 de mayo de 2009

A PROPÓSITO DE LA HISTORIA DE LA ERMITA DE SAN ROQUE

José Luis Garaizabal, que considera que la ermita y el fuerte de San Roque, forman parte de la historia y del recuerdo de los habitantes de su “barrio de Zubeldia” para el que reivindica una personalidad propia dentro de Portugalete, nos recuerda el presente proyecto municipal del año 1955 para recuperar el monte y campa de San Roque.
No fue el primer intento de recuperación ya que un acta municipal de 1892 dice lo siguiente:
El Ayuntamiento de esta Villa ha observado que sus vecinos tienen deseos de que se edificase la Ermita de San Roque, y que en el ínterin se realice esto, a menos que se allane el campo en donde se halla el fuerte y queriendo complacer a los vecinos, ábrase una suscripción para este segundo objeto, firmando a continuación los que suscriban y por cuánta cantidad, previniendo que no precisamente ha de ser en dinero, pues podrán hacerlo acudiendo personalmente a trabajar o con sus caballerías o de cualquier otro modo que sea útil al objeto.

Igualmente en 1954 se solicita recuperar la ermita en ese lugar, precisamente cuando se estaba excavando el alto para hacer un depósito de aguas, según encontramos en otra acta que dice:
Considerando que en la actualidad el disponer de la piedra excavada constituye una economía para la obra de fábrica de la ermita, como así mismo que su emplazamiento es el más adecuado… proyectando bendiciones a las aguas… A este efecto, trasladaríamos con la mayor solemnidad a San Roque al nuevo templo, quedando el Santo Cristo del Portal de la Villa en la ermita donde hoy se venera a San Roque.

La corporación acordó tomar en consideración la propuesta y solicitar un proyecto y presupuesto de la citada ermita de San Roque.
Hasta hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario