lunes, 4 de abril de 2016

COMERCIOS ANTIGUOS PORTUGALUJOS: FLORISTERÍA BASAÑEZ



Hoy llega el turno de hablar de una empresa familiar nonagenaria dedicada a esas flores que nos acompañan toda la vida, desde que nacemos, al cortejar a una novia, al casarnos, cuando queremos hacer la pelota, para adornar nuestras casas, al recordar a los muertos o hasta que llega el día en que los allegados nos despiden con coronas.
Juan José Basañez Aberasturi (1893-1958), hijo de Juan José Basañez Legina, que fuera jardinero de Martínez Rivas, nació en Sestao, en la zona del Carmen, pasó a vivir a Barakaldo y por su profesión de jardinero hizo varios viajes a Francia para formarse y adquirir experiencia en jardinería.
A su vuelta, trabajó en varios chalets y casonas de Portugalete y Getxo, como la de Gandarias, donde conoció a Modesta Otaola Valle, (Llodio 1893-1968), que ejercía como “señorita de compañía”, con la que contraería matrimonio en 1925.
Ese año, compran un terreno frente al cementerio, presentando en septiembre al Ayuntamiento de Portugalete, el proyecto y la solicitud de construcción de una casa en Pando firmado por Santos Zunzunegui, a imagen de las que había visto en Francia.
En diciembre de 1926, solicitaron permiso para la instalación de un invernadero, de ladrillo y cristal, en un rincón de la huerta donde cultivarían sus propias flores, que se dedicaban fundamentalmente a coronas y ramos para el cementerio que tenían enfrente y los vendían directamente en la casa.
En una factura de 1929 que se conserva en el archivo del Santo Hospital Asilo, vemos como Juan José se definía con “Horticultor” dedicado a la “Construcción, conservación y reparación de jardines. Planos y presupuestos. Venta de Plantas y semillas”. Por día y medio de trabajos de poda cobró 18 ptas.
En 1926 nació su única hija, Asun Basañez Otaola.
Asun se casó con José Luis Alonso Ziarsolo, nacido en Las Arenas (1926-1989) y sastre de profesión. Tuvieron cuatro hijos: Asun, Begoña, José Luis y Gontzal, que hoy en día siguen el negocio familiar. Junto a ellos, los biznietos constituyen la cuarta generación.
En 1966, se derribó la casita familiar que daría paso al edificio donde se encuentra actualmente la floristería, frente al cementerio.
En 1971, obtuvieron la licencia para realizar las obras necesarias para instalar una floristería en una de las lonjas del edificio, donde contaría con la colaboración de su esposo hasta su fallecimiento en 1989.
En 1976, cogieron en traspaso una lonja en Carlos VII, abriendo al público otra floristería el 3 de Marzo de 1976, por lo que este año se cumplen 90 años del establecimiento del negocio en Portugalete y 40 y 45 respectivamente, de servicio a los portugalujos bajo la marca A. BASAÑEZ FLORISTAS.


JOSÉ LUIS GARAIZABAL


3 comentarios:

  1. ¿Quienes son los de la foto de abajo?, sus nombres por favor. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Foto blanco y negro, en la huerta nevada: Jose Luis Alonso y Asun Basañez con sus tres primeros hijos, Jose Luis, Bego y Asun.
    Foto de 2016: Asun Basañez (centro) y sus hijos Gontzal, Jose Luis, Asun y Begoña.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría saber Jose, el parentesco entre esta familia y otra que tenía un chalet en Retuerto y que creo que también trabajaban en la floricultura en otra finca cerca de Landaburu en Barakaldo. Y si hay forma de comunicarse con ellos.

    ResponderEliminar