martes, 13 de junio de 2017

EL BARRIO RURAL DE LOS LLANOS (1)




Entre la fotos recibidas de la familia Garitaonandia-Adán está ésta que presentamos y que en su día obtuvo desde su casa uno de los hijos de la saga, Juan Luis.

Como nos resultaba totalmente desconocida, pedimos la colaboración de José Luis Garaizabal que como siempre aplica su agudeza visual y nunca nos defrauda.

Empezamos hoy con el trabajo que nos ha realizado, en el que agradece la colaboración de Juan Luis Garitaonandia, José Ramón Tejada y Mariví Gutierrez, y nos indica lo siguiente:

Hemos realizado una labor de investigación basándonos en que se ve la Galea y la playa de Ereaga, y que el centro de la fotografía (a la derecha del caserío) se ve un edificio sin apenas ventanas que después de un paseo por la zona nos ha llevado a fijarlo como el edificio de Telefónica que está junto al Hospital-Asilo en la esquina de la calle Miguel de Cervantes y Almirante Díaz de la Pimienta. La alineación de ambos edificios nos ha servido de referencia para fijar la situación del caserío en la zona de Los Llanos. El Hospital quedaría tapado por el caserío. A la derecha de Telefónica, la casa nº 19 de Libertador Bolibar y en el borde izquierdo la casa nº 2 de la calle Carmen Gandarias.

Para situar a los despistados, diremos que Los Llanos es la zona comprendida entre la trasera de la portería NE del campo de futbol de La Florida (75 m), el antiguo fuerte de Kanpanzar (106 m), el alto de La Pastora (80-85 m), la barriada de La Florida y la estrada de Zomillo (60 m).

Hoy toda aquella zona rural ha desaparecido dando paso a nuevas viviendas y al parque de Los Llanos con su zona deportiva. Solo siguen en pie (¿por cuánto tiempo?) una línea de casitas junto a la nueva vía que sube desde el Hospital, bautizada como Almirante Díaz de la Pimienta, que se llevó por delante el depósito de aguas de Kanpanzar (1907-09).

El caserío de la foto fue construido en 1948 por Andrés Gutiérrez Saiz de la Maza y su cuñado José Jiménez Carazo, cuando se desplazaron desde la vecina Gallarta. En el bajo vivió la familia Gutiérrez y en la superior los Jiménez. Años después vivió en el piso alto un señor apodado ”el peleas”. Se pueden apreciar los muros construidos apilando piedras, que delimitaban las bien cuidadas huertas preparadas para sembrar y plantar, los semilleros y árboles en flor que anunciaban la primavera, así como los gallineros en un rincón.

Gracias a la amabilidad de Abilio Martínez y Aurora Arnaiz y el fiarse, hoy en día, de alguien que llama a su portero automático porque desea hacer una foto desde su vivienda, hemos podido obtener la foto inferior bajo estas líneas en la que hemos recreado la posición que hoy ocuparía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario