viernes, 7 de septiembre de 2018

LOPE GARCIA DE SALAZAR Y PORTUGALETE




Tras la entrada anterior de Javier García-Borreguero sobre los restos de Lope García de Salazar, le hemos pedido que nos explique en una entrada de este blog lo referente al Panteón familiar de la familia Salazar en la iglesia de Santa María.



Lope García de Salazar y Muñatones el Cronista, es el primer Preboste desde 1430 nombrado por Juan II de Castilla, y contrariando la Carta Puebla de 1322 de la Señora de Vizcaya. Casado con Juana de Butrón y Múxica tienen 6 hijos varones y 3 hijas, todos ellos son los llamados hijos legítimos. Citaremos como bastarda a Mencía (hija de Avellaneda) nacida hacia 1468 y muerta en Portugalete en 1476, a la vez que Lope.

Los varones eran: Ochoa, el fraile (1426/1468 en Elorrio); Lope (1427/1462 en Tordesillas); Gonzalo (1429/1468 en Elorrio); Fernando (1430/1468 en Elorrio); Juan el Moro (1435/1487); y Pedro (1437/1496), todos ellos nacidos en Portugalete.

El Cronista creó mayorazgo en 1451 y nombró heredero del mismo a su segundo hijo llamado Lope, debido a que el primogénito llamado Ochoa, se incorporaba al convento de los franciscanos de Olaveaga (luego trasladados a San Francisco).

Pero al morir este segundo hijo, llamado Lope en 1462 en la defensa de Tordesillas, cambió el mayorazgo y nombró heredero a un nieto (el hijo mayor del segundogénito), llamado de nombre Ochoa, que había nacido en 1454 y que será el segundo Preboste.

Ello le costó la separación de su esposa Juana de Butrón, que le deja en Muñatones y se vuelve a vivir a Portugalete, donde fallecía en 1469. A la muerte de esta fue preso en la fortaleza de Muñatones (desde 1470) por su hijo Juan el Moro en colaboración con el hijo pequeño Pedro.

Lope muere (sin hacer cambios en su testamento) en 1476 en la casa torre de Portugalete, a donde había llegado huyendo de su encierro de Muñatones. Y ya fallecido Juan el Moro en 1487, su hijo llamado también de nombre Ochoa y conocido como el caballero de Muñatones, pleiteó contra la herencia a que aspiraba su primo Ochoa conocido como el Preboste.

Los pleitos de la Real Chancillería de Valladolid nos irán dando detalles de su historia, que se resolvió en grandes rasgos así:

Juan el Moro y luego su hijo, heredan la casa torre de Muñatones y las ferrerías de Somorrostro.

El conocido como Ochoa el segundo preboste, hereda la prebostad de Portugalete (que también estaba incluida en el Mayorazgo por su padre desde 1456), y la casa torre de la Sierra de Portugalete. Posteriormente, Ochoa el Preboste, construirá la actual Casa Torre en 1492, y al año siguiente otra más pequeña y unida a la anterior, sobre el puerto y la puerta de acceso al muelle. Esto supuso problemas con las gentes de la Villa, que aducían se apropiaba de una parte de la calle, pero nada consiguieron.

Ochoa el Preboste estaba casado con la bilbaína María Díaz de Mena, y fueron los padres del tercer preboste que fue Lope García de Salazar y Mena (1462/1536), quien había dejado un importante legado para el pago del retablo de Santa María.



Así se refuerza la teoría de que el retablo se encargaría en 1533 al taller de Beaugrant, pero que al retrasarse la disponibilidad del dinero para su pago debido a los problemas de los pleitos familiares, no se podrá reclamar este legado para el pago al taller de Beaugrant hasta el año 1555, ya que la herencia estaba sujeta a las sentencias de la Real Chancillería de Valladolid.

Será éste biznieto del cronista el que está representado con barba a sus 74 años arrodillado y orando junto a su escudo, en el zócalo izquierdo del retablo, como homenaje al mecenazgo del mismo y que se puede ver junto a estas líneas.

El primo Ochoa el Mozo de Muñatones (el Caballero), heredó entre otros pertenecidos del mayorazgo, la casa torre de San Martín de Muñatones, y también las ferrerías de Somorrostro.



Pero tenemos otro primo de estos dos Ochoa, que es Pedro González de Salazar, nieto también de nuestro Lope el cronista, al ser el hijo de Pedro que era el pequeño de los hijos varones de Lope García de Salazar y Muñatones. Este otro nieto del Cronista, se había casado con Elvira Diez de Ulíbarri, y es quien construye el mausoleo renacentista de la primera capilla de los Salazar en la Basílica de Portugalete en 1532 y quien inaugura los enterramientos de esta capilla, trasladando los restos de su padre enterrado inicialmente en Burceña. La figura de su padre, se
corresponde con la estatua que está arrodillada y orando en la izquierda de la referida capilla, y es Pedro Salazar y Butrón, el hijo pequeño de nuestro Cronista. (Foto adjunta)

También es éste Pedro, la persona que figura también arrodillado y efectuando el “besamano” de pleitesía al rey Fernando II el Católico en el cuadro pintado por Mendieta en 1609, al retratarlos personajes que acuden a la jura de los Fueros por el Rey de Castilla y Señor de Vizcaya, con motivo de la visita al efecto realizada a la Casa de Juntas de Guernica el 30 de julio de 1476. De este famoso cuadro se conserva el original en el museo de la Casa de Juntas, si bien existen varias copias del mismo repartidas por edificios públicos de Vizcaya.

En el año 2000, el Ayuntamiento de Portugalete se reunió con los herederos de Lope García de Salazar, acordando la compra-venta de los terrenos y de la Casa Torre de Salazar de ésa Villa, compareciendo en notaría D. Antonio Cruzat y Salazar como el legítimo propietario, por herencia de su Sra. madre Dª Clotilde de Salazar y Chávarri. Y desde el año 2009, es el heredero de D. Antonio Cruzat y Salazar, su hijo D. Bertrán Cruzat y Quijano.








No hay comentarios:

Publicar un comentario