domingo, 25 de febrero de 2018

FOTOGRAFIAS: COLEGIO NACIONAL TELLAECHE Y EL ALTO DE CAMPANZAR




Antes de empezar con esta última semana de febrero vamos a incluir en este blog dos de las fotografías que hemos compartido los últimos días en facebook correspondientes a Omar Portu y que consideramos de interés.

La foto superior corresponde al Colegio Nacional Juan José Tellaeche, que como él dice “para algunos siempre seguirá siendo Tellaetxe”.

Este centro escolar se construyó en 1972 y en febrero de 1973 el Ayuntamiento le dio dicho nombre que según dice José Manuel López Díez, era el del constructor y promotor de las construcciones que se realizaban en la zona de Mugakoa. El Ayuntamiento entendía que había contraído “méritos suficientes con la cesión gratuita de los terrenos donde se eleva dicha escuela” y además, “el aludido industrial tiene en perspectiva llevar a cabo otras cooperaciones sociales a favor del municipio”.

Tellaeche había manifestado “que no tendría inconveniente en ceder gratuitamente el terreno de su propiedad, siempre y cuando se le permitiese edificar en una parte del mismo un bloque de viviendas”. Igualmente, “sufragaría los gastos de urbanización y dotación de servicios del terreno cedido, por su cuenta y cargo exclusivo”.

El bloque no se construyó, aunque él edificó toda la calle Mugakoa. La escuela fue derribada en 1992 y sustituida por el actual Colegio Público Gabriel Celaya. 

En cuanto a la foto inferior del alto de Campanzar, corresponde a los años 70 cuando se empezaba a construir la actual residencia de personas mayores Aspaldiko, que iniciaría su actividad en 1977.




1 comentario:

  1. Hola. Creo que ya escribí en su día cuando me enteré de la noticia. Vuelvo a escribiros porque veo que el artículo sigue sin modificarse. En el artículo se atribuye la fotografía del colegio Juan José Tellaetxe a un tal Omar Portu que simplemente cogió la foto que publiqué yo en un grupo de Facebook y la publicó él de nuevo en lugar de compartirla. No estaría de más que simplemente no atribuyérais las autorías sin confirmarlas. Como ya os dije en su día, no necesito que mencionéis mi nombre pero sí al menos que no incurráis en algo incierto.
    Un saludo,
    Edu

    ResponderEliminar