jueves, 24 de abril de 2014

ANTIGUAS COSTUMBRES RELIGIOSAS: ARRODILLARSE AL PASO DE UN ACTO RELIGIOSO


En este blog ya hace tiempo que recogimos la noticia de la detención y multa a Juan José Conde-Pelayo, en Madrid, por no quitarse el sombrero en la calle al paso de un acto religioso.
Hoy traemos esta foto que nos cede Gurutz Iza, de una procesión en Portugalete, en la festividad de San Pedro en 1959, donde lo que más nos llama la atención es el público arrodillado al paso de la misma, a pesar de ser un acto que conocimos en su día como habitual.

Dentro de la familia Conde-Pelayo, tanto Don José, el médico de los pobres, como su hijo Volney, fueron activos anticlericales, y como muestra tenemos uno de sus reseñas de prensa denunciando estos hechos. 
Al igual que su padre, también Volney tuvo que comparecer ante el juzgado de Sestao por algo parecido a lo que hizo su padre en 1884: "no haberse descubierto al paso del Viático". Un periódico de la época decía que la denuncia provino del capellán del "patronato de obreros amarillos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada