miércoles, 26 de julio de 2017

LA PRIMERA COMADRONA PORTUGALUJA EN EL SIGLO XIX






La medicina como la gran mayoría de las ciencias, estuvo vetada a las mujeres hasta siglos recientes, aunque se permitió que se encargaran de traer a los niños al mundo, al igual que en el ámbito familiar cuidaron de ancianos y enfermos llegándose a convertir en verdaderas “sanadoras”.

Sin embargo en el siglo XVIII los médicos cirujanos se empezaron a inmiscuir en su campo intentando vetar a las comadonas o parteras.

En Portugalete Jaime Villaluenga, en su trabajo “La sanidad y la beneficencia de Portugalete a mediados del siglo XIX”, nos da la noticia de que la primera profesional sanitaria de la que se tienen noticias es de la partera Inés Salutregui a quien en 1841, con motivo de su contratación, se le hizo presentar su diploma conseguido el 27 de octubre de 1817 en Madrid, que le facultaba para “libremente y sin pena alguna ejercer y usar el arte de partear, los usos y cosas a él tocantes y concernientes en todas las ciudades, villas y lugares de los reinos y señoríos de S.M”.

La contratación de los profesionales de la medicina quedaba, al igual que los de otros empleados, a expensas de cada nueva corporación portugaluja y este puede ser el motivo de que durante los primeros años no se citen los nombres de sus facultativos y de que sí se conozca el nombre de esta mujer que para empezar a ejercer el 5 de marzo de 1941 se le hizo presentar su diploma.


Un siglo después encontramos que en el programa de fiestas de 1935 se anunciaba Josefa Aróstegui que a buen seguro ayudaría a venir al mundo a alguna de nuestros mayores actuales.


Ilustramos esta entrada son detalles femeninos de fotos del archivo de Juan Antonio Cortés, perteneciente al Ayuntamiento Municipal de Burgos.

1 comentario:

  1. Ya en 1824 en una relación de las actividades más notables De la Villa, aparece Inesa Salutregui, comadrona, natural de PORTUGALETE.

    ResponderEliminar