miércoles, 9 de octubre de 2019

CUANDO LA ESCUELA DE NAUTICA DE BILBAO SURCÓ LA RIA Y FONDEÓ EN PORTUGALETE



Esta semana hemos sido testigos de cómo en el edificio de nuestra Escuela de Náutica se colocaba una placa que dice:

Escuela de Ingeniería de Bilbao
Edificio de Portugalete
1964-1968
Luis Laorga Gutiérrez y José López Zanón
Edificio incluido en el Registro DOCOMOMO Ibérico

Todo un reconocimiento de la citada fundación y del Colegio de Arquitectos vasco-navarros a los autores de esta obra realizada como se señala entre 1964 y 1968.

En la foto superior vemos, en una vista aérea de esos años, los comienzos de la obra sobre el relleno efectuado en la antigua playa y que tuvo lugar a la vez que la edificación del último edificio del muelle que sustituía al palacio de Gandarias y que entonces se empezó a conocer como “la casa del millón” por el valor de sus pisos.

La nueva Escuela de Náutica, a la que se la incluye entre los edificios con forma de barco, aunque no fuera esa realmente la idea de los autores, empezó a funcionar en el mes de octubre de 1968.

Estábamos en los años de oro de la Marina Mercante y había cerca de 800 alumnos de toda España que tenían asegurada su colocación en cuestión de días. Empezó el curso con 260 alumnos en puente, 160 en maquinaria, y 100 en radiotelegrafía. Oficiales superiores: 50 jefes y 30 aspitantes. A estos alumnos correspondían 21 profesores numerarios, 20 adjuntos, 11 maestros de taller, tres profesores especiales –de Religión, Formación y Política- y un profesor de instrucción prenaval superior.

El edificio estaba dotado de modernas instalaciones, siendo lo más llamativo y espectacular el planetario de ocho metros que contaba con 35 proyectores para reproducir en la bóveda el complicado sistema de estrellas y satélites que rodea a la tierra, que según la prensa era “un espectáculo alucinante”. Estábamos ante la mejor Escuela de Náutica de España y una de las mejores del mundo.

El primer director fue un santurtziarra, hijo de arrantzale como el se definía, el capitán de la Marina Mercante Gaspar Azpiazu.

El traslado de la vieja escuela de Bilbao, que miraba a la ría, a Portugalete donde ya miraba al mar, obligó a buscar alojamiento para los alumnos, empezando por el Colegio Menor San Francisco de Santurce, y el alcalde de la Villa editó un bando exhortando a la población a colaborar con los estudiantes en el sentido de ofrecerles alojamiento y puso a disposición un servicio en las oficinas municipales para atender a los interesados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario