martes, 29 de marzo de 2011

EL MATRIMONIO MATEA PASCUAL Y AQUILINO ALONSO


Con las fotos que Ana Mª Inza ha puesto a nuestra disposición hemos completado en el próximo Cuaderno Portugalujo el perfil de la popular Matea, del Muelle Viejo. Mañana reproduciremos otra de ellas con la “costura” de la modista Rosario Fernández, un verdadero fresco de época.

Matea Pascual Tudanca nacida en Logroño en 1867, llegó a Portugalete en compañía de su esposo y un hijo de corta edad, el año 1888. Su marido Aquilino Alonso, también riojano, formó parte del cuerpo de bomberos de la Villa en 1893 siendo jefe de la sección de zapadores. Trabajando en la compañía del ferrocarril falleció de accidente de trabajo en 1913 y la capilla ardiente se colocó en la estación de Portugalete.
Matea tuvo que dedicarse de lleno al bar que tenía en el Muelle Viejo ayudada por sus hijas. Su establecimiento cerca de la dársena donde fondeaban los barcos era muy frecuentado por marinos con los que realizaba trueques. Con poca moneda local, aquellos le cambiaban diversos productos, muchos enlatados, mermelada por ejemplo, por las bebidas de su bar. Luego lo vendía a sus clientes, entre los que recuerdan a la familia de Areilza.
Tras la guerra civil el establecimiento que compaginaba la función de tasca y tienda, continuó atendido por las hijas. Bajo las fotos de Matea y Aquilino hemos seleccionado dos de su hija Anita, dentro y fuera del bar.
Matea falleció en 1951.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada