viernes, 7 de agosto de 2015

MEMORIAS DE UNA PORTUGALUJA: ORIGENES DE LA CALLE MAESTRO ZUBELDIA



Hoy traemos uno de los recuerdos que recogió Begoña Barredo Arrugaeta, hace diez años, en las Memorias de una portugaluja: María Arrugaeta.

Enclavado donde ahora esta la casa de la ferretería de Molinuevo en las actuales calles de San Roque y Maestro Zubeldia estaba afincado el caserío de los Bilbao cuya primogénita Paz Bilbao, fue la ultima que nació en dicho caserío cuya propietaria era Maria Uriarte.
Juan Arrugaeta Aboitiz, era oriundo del barrio de Ibarra en Orozko, cuyo nombre, Arrugaeta llevan un monte y otro barrio, además de un complejo de caseríos, conocidos como los caseríos de Arrugaeta. Fijó residencia en la calle del Ojillo y compró los terrenos que empezaban tras el caserío de los Bilbao, hasta parte de donde estaba enclavada la casa de Suárez, justo enfrente del frontón, colindante al antiguo lavadero ambos ya desaparecidos. Esos terrenos que incluían los actualmente conocidos como la calle de La Cruz, fueron comprados a la Sra. María Uriarte.
Juan Arrugaeta, edificó un pequeño chalet, primer edificio de la zona que después se conocería como Maestro Zubeldia, popularmente conocido por LA BARRERA debido a que tenia una gran entrada o patio donde los niños de la zona pasaban grandes ratos. También era conocida como la Casa Arrugaeta.
Después Eduardo Miguel edificó dos casas, y posteriormente Juan Arrugaeta edificó lo que llegó a ser la Casa de los Guardias, la cual vendió al Municipio de la Villa, que la utilizó como cuartel para la Guardia Civil.
EI Sr. Arrugaeta, fue vendiendo sus terrenos a Araco, que edificó dos casas, y a Aroma, que edificó otras dos a continuación. La empresa BABCOK & WILCOK le compró los terrenos adyacentes y edificó dos edificios para sus empleados.
Se fueron cubriendo los espacios. El último lote se vendió a la familia Suárez los cuales tenían una parcela adyacente a la última del Sr. Arrugaeta, y se edificó la conocida como la casa de Suárez.
La Casa Arrugaeta, la del cuartel, y la casa de Suárez no existen, las demás aun continúan en situ.
Debido a que Juan Arrugaeta había abierto la calle, siendo el primero que edificó en ella, el Municipio le preguntó si deseaba que se pusiese su nombre a la calle o el de otra persona, sugiriéndole el del Maestro Zubeldia. El Sr. Arrugaeta como filantropista que era, lo cual demostró en numerosas ocasiones, consideró que el nombre de Maestro Zubeldia sería más adecuado que el suyo propio, para la nueva calle.

La primera persona nacida en Maestro Zubeldia, fue Martín Aroma, seguido por Jesús Maria Arrugaeta Jubero.


----------------oooo--------------------
Este tema lo desarrolló José Luis Garaizabal en el número 17 de Cuadernos Portugalujos, dentro del tema La calle Maestro Zubeldia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada