lunes, 24 de agosto de 2015

EL PAÑUELO AMARILLO DE LAS FIESTAS PORTUGALUJAS



En las pasadas fiestas, mientras el pañuelo amarillo inundaba nuestras calles, nos encontramos con Begoña Lezama que lucía orgullosa un pañuelo de color rojo, ya muy descolorido y apagado, recuerdo de uno de los últimos pañuelos rojos confeccionados artísticamente que se vendieron en la calle del Medio y que lució su padre y del que nos reconocía que sólo se conservarían una docena como verdaderas reliquias.
Txerra y José Luis, nos envían la foto de uno de ellos, propiedad de Angel Mari Acillona, "Arrieta", y que nos dicen que también lo poseen Javi Valdivia y Tito Iturbe.
La historia de la incorporación del pañuelo amarillo al atuendo festivo portugalujo está todavía por escribir. Sobre su historia en el País Vasco, Amaia Mujika nos dice: «El pañuelo más antiguo es el de seda. Y antaño, a la feria y a las fiestas se intentaba llevar el mejor de la casa, que era el de seda. A las romerías se llevaba pañuelo, en buena parte, porque la Iglesia prohibía a chicos y chicas darse la mano en los bailes. Se intercalaba el pañuelo para así evitar las iras de los curas. El pañuelo de cuadros blancos y azules está ligado a la industrialización, a las firmas textiles (algodoneras) francesas que aterrizaron aquí a fines del XIX. Las fotos antiguas son en blanco y negro, y seguramente habría pañuelos de colores con más tonos que el blanquiazul que ha llegado hasta nuestros días».
Las fotos portugalujas de cuadrillas en fiestas de principios de siglo nos las presentan luciendo blusa y pañuelos de cuadros, y es ya en los años de la posguerra cuando al igual que en Pamplona se empieza a usar el rojo. Los primeros pañuelos amarillos datan de la Diana de 1967, y los lució el Elai Alai y fue el día de San Roque de ese año cuando ya aparecieron en el cuello de los miembros de algunas sociedades.
Como en otros aspectos de nuestras fiestas, este aspecto fue también polémico y una muestra es la foto inferior, ya con la primera corporación democrática presidida por Doroteo Pinedo, en la que tras los txistularis todos los concejales llevaban el pañuelo rojo.
Como hemos comentado más arriba toda esta historia está aún por escribir, y consultando otras poblaciones vemos que el tema es similar. Así en Vitoria encontramos: Nadie sabe cuándo ocurrió ni por qué pasó. La incorporación del pañuelo azul de cuadros al atuendo de los vitorianos en las fiestas de La Blanca sigue siendo hoy un misterio. Su irrupción fue tan radical que con el paso de los años ha desbancado al pañuelo rojo que, según los estudiosos de la fiesta, es el auténtico. Sin embargo, las cuadrillas de blusas y los jóvenes lo desechan. El pañuelo azul se ha introducido en las fiestas en la etapa democrática. Tal vez algunos identificaron el pañuelo rojo con algunas actitudes políticas predemocráticas y optaron por el de cuadros azules".

Encontramos, como muestra, la foto de la derecha, en que Landa, el Celedón, se negó a cambiar el pañuelo rojo que siempre había llevado y coloca al portugalujo José Navas el de cuadros adoptado por los blusas.



5 comentarios:

  1. Tengo 45 años, y recuerdo algún pañuelo rojo en el cuello hace muchísimos años. Más tarde, en los 80 (creo) se instauró un año de nuevo ese color rojo (tal vez el año de la foto final), pero no "cuajó", y al año siguiente volvió al amarillo.

    Desconozco cual fué el cambio de uno al otro color, pero está claro, que hoy en día, quien vé un "zapitxu" amarillo al cuello de alguien lo relaciona con Portugalete (Cub Portugalete, Jarrillera, San Rokes...)

    ResponderEliminar
  2. Fue en el año 1991. La comisión de fiesta decidió recuperar el antiguo pañuelo rojo. La idea no fue bien recibida por los portugalujos y al año siguiente se volvió al amarillo. Tengo uno guardado, aquí podéis ver una foto del mismo que acabo de subir ->
    http://www.lorabarri.com/rcq/IMAG0297.jpg

    ResponderEliminar
  3. Tengo 58 años y a nosotros nos ponían de blanco como en Pamplona, con pañuelo y garrido rojos.

    ResponderEliminar
  4. Hemos procedido a incluir el pañuelo rojo que nos indica Roberto Cuesta

    ResponderEliminar
  5. En 1967, por San Roque, estoy a punto de cumplir los trece.
    Fue tiempo de ebullición adolescente y, hasta donde recuerdo, de alcaldía ostentada por Esparza.
    Según mi memoria, dada la "fatal" combinación que hacía junto con el inseparable garriko verde, fué prohibida, pero, para mayor simpleza, se decidió favorecer el cambio de color del pañuelo.
    En "la zona popular", lo tomamos como una imposición por parte del poder.
    Ese año, y los siguientes, yo usé mi pañuelo rojo.
    No recuerdo cuando me cambié al otro color de la enseña estatal.

    ResponderEliminar