jueves, 10 de marzo de 2016

ENIGMAS SOBRE LA MUERTE DE GUILLERMO CURIEL EN 1937




Tasio Munárriz, ya en noviembre de 2012, publicó aquí un artículo sobre Guillermo Curiel, jefe de la Guardia Municipal durante la república, (Pinchar para ver), que tras ser sometido a escarnio público fue ejecutado en el cementerio.
Como todas las personas que le han contado su versión no fueron testigos directos aunque a su vez dicen que se lo contaron testigos oculares, intenta desde este foro recoger alguna otra versión que le aclare más el suceso, por lo que agradece anticipadamente cualquier colaboración.

Recordemos que Guillermo Curiel fue jefe de la Guardia Municipal en la época republicana. Unos días antes de la entrada del Ejército de ocupación en la Villa, evacuó con el Ayuntamiento a Santander y cuando fue ocupada Cantabria, el 28 de agosto de 1937, se embarcó para Francia pero fue apresado.

1.- Datos documentados:
- El 4 de septiembre recibió sepultura en el cementerio de Portugalete en la fila 9, número 5 de la derecha. Causa del fallecimiento: Lesiones. (Todos los que morían en el frente o ejecutados era “por lesiones”).
- En los libros de defunciones del Registro Civil de la Villa no figura Curiel. Tampoco en el Registro de Bilbao. Se ignora si se les olvidó dar el parte de su muerte o apuntarlo.
- En “La Gaceta” del día 4 apareció la nota oficial “Sentencia cumplida” que comienza diciendo “En las primeras horas del día de ayer, fue cumplida la sentencia…”. En cambio, en la nota oficial de “El Correo” del mismo día 4 se lee: “En las primeras horas del día de hoy, fue cumplida la sentencia…” No hay duda de que los de la Gaceta se dieron cuenta de que el gobernador les obligaba a publicar la ejecución de Curiel horas antes de producirse ésta y quisieron arreglarlo sustituyendo el “hoy” original (día 4) por el “ayer” (día 3). En vez de arreglarlo, lo falsificaron más.

2.- Versiones diferentes sobre los momentos anteriores a su muerte:
- Le trajeron de la cárcel de Larrinaga el día 4 en un coche. Después de arrastrarle por toda la Villa teniendo sujetas las manos con una cuerda al parachoques trasero, lo fusilaron en una tapia del cementerio. Esta es la versión que recogí en el citado artículo de 2012.
- Le ataron con los brazos en cruz en una pared de la Travesía Santa Clara y los que pasaban le escupían. Después de ataron a un burro y le subieron por la Calle Nueva y General Castaños hasta el cementerio para fusilarlo.
- Le trajeron a la Plaza y atado con una cuerda lo subieron por las calles del Medio y del Ojillo hasta el cementerio.
- Le trajeron al Cristo y uno le pegó un botellazo en la cabeza. Luego lo llevaron al cementerio.


Como hemos dicho, cualquier otra aportación al tema será bienvenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada