lunes, 14 de marzo de 2016

HERÁLDICA PORTUGALUJA (22): EL ESCUDETE DE UGARTE EN LA REJA



Veíamos en la última entrada dedicada a los escudos del coro, como Dª Sotera había abordado por su cuenta la reparación del coro y le toca ahora el turno al escudete que se encuentra en el centro de la magnífica reja que cierra la capilla de Santiago, y que como reza bajo él, data de 1569.
Dado que fueron Juan de Ugarte y su esposa Teresa Gómez de Martiartu, quienes construyeran la capilla y la reja en la fecha citada, equipándola con vestimentas, cálices, patena, vinagreras de plata y doradas, y que en su testamento se decía: “me costó a mí artos dineros y trabajos y he pagado hasta hoy por la capilla, reja, retablo y ornamentos e lo que hoy tiene, 3.000 ducados sin la dotación….”, no es descabellado pensar, que al igual que en otras rejas de la época, Ugarte colocara sus armas pintadas o grabadas en el escudete de la reja y que al cambiar de mano la capilla, primero a Alfonso de Salcedo en el siglo XVIII y luego al matrimonio, José Gorostiza y Sotera de la Mier en el XIX, estas fueran eliminadas.
En 1895, Dª Sotera acometió la restauración de la capilla y pintado de la reja, labor que perseguía desde 1877 y que por desencuentros con el ayuntamiento no había podido llevar a cabo. Pretendía trasladar los restos de su finado esposo (1876) junto a la pared exterior de la capilla que daba al antiguo cementerio y el ayuntamiento no permitía la exhumación al no cumplirse los plazos legales.
Dado que no quedan restos de grabado, es lógico pensar que, de existir, el escudo fuese pintado directamente sobre el escudete.
Las armas de los Ugarte presentan variantes. Si nos centramos en las que presentan animal y árbol, unas veces, éste es un roble y otras un espino, pero siempre en sinople (verde), lo mismo que el animal pasante, unas veces, es un jabalí y otras un lobo, siempre en sable (negro). Todo ello sobre campo de oro o plata.
El portugalujo Francisco Sesmero habló de: “En campo de plata, un espino de sinople y un lobo de sable pasante al pie”, coincidente con el asignado a los Ugarte de San Salvador del Valle, de donde era originario nuestro Juan de Ugarte: “De plata, con un espino de sinople y un lobo andante al pie”.

JOSE LUIS GARAIZABAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada